Imprescindible en Londres. Qué ver en un día (I)

Imprescindible en Londres. Qué ver en un día (I)

Si tuviérais un solo día para ir a vuestro antojo por Londres, ¿qué visitaríais? Esta es la cuestión que se me plantea en una semana, puesto que he de asistir a unas conferencias y me quedará prácticamente un día libre para visitar la capital británica.

Ya se sabe que para gustos los colores, y cada uno de nosotros tenemos diferentes inquietudes y aficiones que condicionan –y mucho– qué consideramos como interesante para visitar y qué no. Pero, en cualquier caso, siempre hay unos puntos de interés fijos e imperdibles para cualquier destino, que normalmente suelen ser los más turísticos. Londres, por supuesto, no se escapa, aunque tiene tantos imperdibles que sigue resultando muy difícil escoger qué ver en un día.

Lo mismo nos pasaría con otras grandes capitales mundiales, como Roma, París o Nueva York. Igual que en el caso de estas grandes ciudades, en Londres tenemos la dificultad de que las distancias son enormes y los puntos de interés muy dispersos, por lo que se nos hará imprescindible escoger muy bien el orden de las visitas y familiarizarnos previamente con los transportes ya que habremos de ir de un lado a otro de la ciudad. Si queremos abarcar muchos puntos, pasaremos casi tanto tiempo en el metro como en las visitas, por lo que habrá que enfocar al máximo nuestros objetivos.

Bueno, como yo tengo que hacer este ejercicio en cualquiera de los casos, voy a relacionar aquellos puntos de interés de Londres que no me quiero perder en esta visita –aunque algunos ya los haya visitado anteriormente– y que considero imprescindibles de Londres.

Imprescindible en Londres en un día

La relación de puntos de interés que viene a continuación está ordenada por orden de visita, pensando en visitarlos en un solo día, saliendo del hotel de buena mañana y no volviendo hasta la noche.

Mañana

La City, Tower of London y London Bridge

Iremos en metro hasta el distrito de la City, el área de negocios británica por excelencia. Bajaremos en la parada Monument. Desde allí tenemos cerca la catedral de St. Paul, pero nos dirigiremos en dirección opuesta, hacia el este. Caminaremos por un agradable paseo que bordea el Támesis, hasta llegar a la Torre de Londres. Este es un destino muy interesante en sí mismo, ya que hay visitas guiadas que nos mostraran el interior y la historia de una de las fortalezas-prisión más famosas del mundo. El guía (un auténtico beefeater) nos narrará por ejemplo los últimos y trágicos días de Ana Bolena, y cómo era la vida en tiempos de Enrique VIII. Si no tenemos tiempo de entrar en la Torre de Londres, seguiremos hasta el London Bridge, sin duda una de las fotos más características de Londres.

Torre de Londres @Diary of Ms N
Torre de Londres @Diary of Ms N

Parlamento de Londres, Big Ben y Abadía de Westminster

Otra de las estampas imborrables de Londres está en su magnífico Parlamento. Si no lo hemos visto antes, es momento de acercarnos al centro de la ciudad, distrito de Westminster, parada de metro del mismo nombre. Allí podremos apreciar las enormes dimensiones del edificio, y fotografiarnos al lado de una de sus torres, el Big Ben. Si disponemos de tiempo y no hay demasiadas colas, no deberíamos perdernos el interior de la Abadía de Westminster, precioso en si mismo y de gran simbolismo al haber sido testigo de las bodas de la corona británica desde hace siglos.

Parlamento de Londres. Flickr @kalmanzita

Visitar uno de los grandes museos: British Museum, National Gallery, Tate Modern

Londres tiene algunos de los museos más espectaculares de Europa, por lo que se hará difícil decidir cuál visitar. Lo de elegir va en serio, ya que no deberíamos dedicar menos de dos horas a cualquiera de ellos, sería un sacrilegio. La entrada es gratis a todos ellos, con lo cuál sólo tendremos que guiarnos por nuestros gustos.

  • British Museum. Uno de los mejores museos de historia antigua del mundo. Actualmente alberga una magnífica exposición sobre Babilonia –esta sí es de pago, 8 libras–. Sólo ver la Piedra Rosetta, que ayudó a interpretar los jeroglíficos de Egipto, o el Cilindro de Ciro, ya merece la pena. La sección de momias de Egipto es una de las más completas del mundo.
British Museum @wallyg
British Museum @wallyg
  • National Gallery. Es una de las grandes pinacotecas de Europa, y podremos ver cuadros de muchísimos de los grandes pintores de todos los tiempos. Yo particularmente estoy interesado en contemplar de nuevo, con mucho más detenimiento, el cuadro Los Embajadores, de Hans Holbein el Joven. El National Gallery está en plena Trafalgar Square, otro de los grandes puntos de interés de Londres, por lo bonito de la plaza y por la estatua que la preside: el almirante Horatio Nelson, que ganó la batalla de Trafalgar a españoles y franceses, consiguiendo el dominio total de los mares para Inglaterra por más de un siglo. Nelson murió en la batalla, pero se convirtió en uno de los héroes nacionales de la patria anglosajona.
  • Tate Modern. Es el Museo Nacional Británico de Arte Moderno, el más visitado del mundo en este ámbito. Sólo por ver el impresionante edificio que lo alberga –en lo que era antes la antigua central de energía de Bankside–, ya vale la pena acercarse.

Con estas visitas, habríamos consumido la mitad de nuestro día de visita intensa de Londres… ¿Qué visitaremos por la tarde? ¡Próximamente!

sidebar:ciudad:londres

Continúa leyendo la serie 'Qué ver en Londres'¿Flema londinense, o el pan nuestro de cada día?Mercadillos alternativos en Londres  

#arte#British Museum#Ciudades#Europa#inglaterra#London#Londres#museos#National Gallery#que-ver-en-londres#Reino Unido#turismo

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
17 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *