Las gargantas del Todra en Marruecos

Hace unas semanas hablábamos brevemente de las gargantas del Dades como un lugar donde poder disfrutar de bellos parajes y iniciar rutas de trecking, y hasta poder vivir con auténticos bereberes, habitantes de las montañas de Marruecos.

La garganta del Todra

Muy cerca de las gargantas del Dades, unos kilómetros después de Tinehir se encuentra el desvío hacia las gargantas del Todra, unas gargantas mucho más espectaculares, y quizás por esta razón mucho más explotadas con hoteles y vendedores por doquier. Aunque esto no lo saca la belleza de esos espectaculares muros por los cuales es bonito pasear y adentrarse en el corazón de Marruecos.

A partir del desvío después de Tinehir hacia las gargantas del Todra, estaremos conduciendo en paralelo por un valle lleno de palmeras y espectaculares kasbah o pueblos de arcilla, tan típicos del Atlas marroquí.

Por la carretera hacia las gargantas del Todra

Una vez llegados a Todra, deberemos pagar un “peaje” simbólico para acceder al valle, y a partir de ese momento empezaremos a disfrutar de ese bello paraje cruzando las gargantas en coche, con un hotel incrustado en la roca, y vendedores de “souvenirs” de Marruecos y del sur. Los bereberes son gente extremadamente buena, pero posiblemente cada vez que vean un turista se dirigirán a ellos para pedir alguna limosna, en nuestro caso nos encontramos a un niño bereber al que no pudimos resistirnos y regalarle un cuaderno y lápices de colores.

Un niño bereber

Si habéis llegado a las gargantas del Todra con la intención de iniciar un trecking, os recomendamos estacionar el coche una vez pasadas las gargantas, y desde allí ya se verá dónde inicia un camino. Este camino (sugerido en la guía del Lonely planet de Marruecos 2007) tiene una dificultad media, y hasta después de 3 horas de camino hasta la cima no tiene pérdida, aunque después de la cima el camino empieza a ser difuso, y en nuestro caso tres de nosotros prosiguío el camino hasta llegar a las gargantas, y el resto volvió atrás para que la noche no nos cogiera en plena ruta.

Cima del trecking en Marruecos

En total el trecking (en ambas direcciones) tiene una duración de 5 horas, y en ambos casos los paisajes son muy espectaculares. Y después del trecking no hay nada como mojarse los pies en el río que pasa por las gargantas del Todra!

Con los pies en el río del Todra

sidebar:ciudad:marrakech

Continúa leyendo la serie 'Descubrir Marruecos'Las gargantas del Dades en MarruecosLas cascadas de Ouzoud en Marruecos  

#marruecos#trekking

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *