Puente de diciembre: 3 viajes y rutas a Marruecos

Para los viajeros que ya están planificando el Puente de Diciembre (6 y 8 de diciembre) os proponemos tres rutas de cuatro días por Marruecos, dónde podrán disfrutar de tres alternativas distintas para conocer alguna parte del país.

Desde Tánger
Desde Tánger

Marruecos es un país mágico, que despierta los sentidos del visitante. Tánger, Casablanca o Marrakech, bastan los nombres de estas tres ciudades para evocar el aroma de especias en el olfato de los viajeros. Marruecos es el punto de partida perfecto para quien viaja a África. Está a un salto de Europa y puede resultar un lugar acogedor, bullicioso y estimulante. En los mercados al aire libre de todo el país, en sus cafés, en las terrazas sobre el Atlántico…

En este artículo ofrecemos 3 interesantes rutas, ¿cuál elegirías?

  • Un trecking por el Rif (Tánger y Chef Chaouen)
  • Visita las ciudades más auténticas de Marruecos (Fez y Marrakech)
  • Escapada al desierto (gargantas del Todra y Merzouga)

Trecking por el norte de Marruecos (Rif)

Si lo que quieres es conocer las montañas del Rif y la naturaleza del norte de Marruecos, el trekking por la zona es la mejor opción. Chef Chaouen está a unos 80 km de Tánger y situado a 600 metros de altura. Con su medina pintada de color azul y blanco es el lugar idóneo para descansar antes de iniciar la ruta.

Durante el trecking podrá caminar por hermosos valles, verás cascadas, ríos, y hasta podrás ver el mar Mediterraneo si el día es despejado. Es normal encontrar animales como monos o cabras salvajes. Durante la ruta podrás descansar en campings de las poblaciones cercanas o en casas de sus habitantes.

En el Rif puedes disfrutar de varios recorridos posibles, de dos a cinco jornadas, entre Chauen, el pantano de Akchor y Talambot. El punto más interesante es el arco natural de roca conocido como Puente de Dios, la cascada de Oued Kelaa, y las numerosas piscinas naturales que hallamos en el río Farda. Durante el trayecto se pueden encontrar alojamientos en casas particulares o en cámpings. Y si lo prefiere puede contactar con guías en Chauen.

Todos estos trekkings son rutas practicables todo el año y de dificultad baja. Personalmente hice un trekking en verano y fue una gozada andar seguir el río hacia el norte y bañarse en sus pozas aunque el agua estaba congelada.

Para llegar a Tánger desde España, os recomendamos salir desde Algeciras o Tarifa y cruzar el estrecho paso de Mediterráneo que divide ambos continentes en ferry. Si vas a Tánger, pásate por el Café Haffa.

Las ciudades más auténticas del centro de Marruecos

Las ciudades más auténticas de Marruecos son Fez y Marrakech, con colores y aromas que cautivan el viajero. Visitando estas poblaciones, el visitante se da cuenta que son tal y como se las había imaginado escuchando los cuentos de Las mil y una noches.

Fez es la tercera ciudad de Marruecos y la ciudad con el zoco más grande del pais. Os recomendamos un par de días para visitar la ciudad, aunque su gran zoco con sus empinadas y estrechas calles hará que quizás esté perdido medio día por ellas. Os sugiremos que inicieis el recorrido de la ciudad dando una vuelta por las murallas y continuando por el Fez el-Bali. El Fez el-Bali es la medina de Fez, el núcleo más interesante de la ciudad vieja, ya que conserva la estructura del siglo XII. Para no perderse por el laberíntico zoco de Fez el-Bali es oportuno recordar que el eje de las comunicaciones está constituido por la Tala el-Kbira (la gran cuesta) de la que parten la mayoría de las callejuelas. También es obligada una parada en el barrio de los curtidores de Fez.

La plaza Djema el-Fna de noche en Marrakech
La plaza Djema el-Fna de noche en Marrakech

Marrakech, a diferencia de Fez, se despliega abiertamente, cosa que permite que el alminar de la Kotubiya se pueda observar desde múltiples puntos de la ciudad. En Marrakech las zonas verdes se mezclan con el amplio zoco, y en medio de la densa medina se encuentra la mágina plaza Jemaa el-Fna. Esta plaza es el centro vital de Marrakesh, en ella no podéis perderos los espectáculos de los malabaristas, aguadores, los encantadores de serpientes y contadores de cuentos. Después de recorrer la plaza se puede subir a alguno de los cafés que se encuentran en las azoteas de la plaza para observar la espectacular vista. Por la noche, Jemaa el-Fna sufre un repentino cambio y se llena de bulliciosos restaurantes al aire libre. Prueba la gastronomía en cualquiera de ellos. Si aun tienes días libres, puedes visitar al sur de Marrakech, Essaouira o también alguna de las kasbah más famosas, como la de Ait Behnaddou.

Los hoteles en Marrakech son de ensueño. Con sus patios de celosías que dejan entrar la blanca luz del Mediterráneo y ese cálido y acogedor conjunto de sedas, colores y esencias harán de tu viaje una experiencia única. Marrakech es una ciudad turística y cuenta con una amplia oferta, si estás buscando alojamiento consulta las opiniones de otros viajeros para así evitar sorpresas.

Kasbah de Aït Benhaddou durante la puesta de sol
Kasbah de Aït Benhaddou durante la puesta de sol

Escapada al desierto de Erg-Chebi

Si lo que quieres es aventura, no te puedes perder una ruta por el desierto durmiendo en una jaima bajo las estrellas del Sáhara en las dunas de Merzouga y Erg Chebbi, visita las gargantas del Todra, la garganta del Dades, la valle del Draa, etc.

Carretera a las gargantas del Todra en Marruecos
Carretera a las gargantas del Todra en Marruecos

Merzouga es la puerta del desierto más espectacular del Sáhara marroquí. Para llegar a Merzouga por carretera llegaréis a Erfoud, donde es recomendable repostar y comprar. Desde su calle principal sale una carretera en dirección sur-este hacia Merzouga, aunque llegados a ese punto veréis una extensión de casi cien kilómetros a la redonda donde destaca la arena dorada de Erg Chebbi (dunas de Merzouga) al fondo. Dirigiros a la zona más al norte de las dunas y llegaréis a una zona de albergues, y bordeando la arena por el oeste se encuentra el poblado de Merzouga. Desde cualquier de los hostales de la zona podréis reservar una noche en una jaima de Erg Chebbi paseando en camello.

En camello por el desierto de Erg Chebbi en Marruecos
En camello por el desierto de Erg Chebbi en Marruecos

En Erfoud, los locales te dirán que ir solo por allí es peligroso, sobre todo si es un guía. En un turismo o de noche, puedes atascarte en la arena con suma facilidad, pero en 4×4 y de día, lo peor que os puede pasar es que os perdáis y deis unas cuantas pocas vueltas. La particularidad que tienen las dunas es la arena naranjada que crea un espectacular colorido durante el día.

Consejos al viajar por Marruecos

  • Si llegas a Marruecos en ferry, no desesperes en las interminables colas que ser forman para mostrar el pasaporte, ni tampoco si el ferry se demora. Te recomendamos que si debes usar otro transporte después del ferry, viajes con mucha antelación.
  • Debes recordar que en esta zona del Rif, el 90% de su tierra cultivable se usa para la producción del hachís. Aunque pueda parecer un sitio peligroso, no lo es. Hay que recordar que la posesión de hachís está penada con condenas de tres meses a cinco años.
  • No te dejes guiar por guías no oficiales. Simplemente respóndeles que no educadamente, y si insisten ignóralos. Los guías tienden a ser incordiantes muchas veces, sobre todo en las medinas y zocos de las grandes ciudades como Fez y Marrakech.
  • En invierno puede hacer frío en el Rif y en el Atlas, e incluso nevar ocasionalmente. En las ciudades de Fez y Marrakech las temperaturas mínimas se mueven entre los 5 y 10 grados, y las máximas sobre los 20 grados.
  • En Marruecos abundan los pequeños y “grand” taxi, estos últimos son coches Mercedes grandes y antiguos que pueden llevar hasta seis pasajeros que compartan el mismo destino. Normalmente los taxis se comparten aunque sean pequeños, preguntando al conductor si se dirije al mismo sitio donde nosotros vamos.
  • Recomendamos no beber agua corriente. Es mucho más seguro consumirla embotellada.

Mapa de Marruecos

sidebar:ciudad:marrakech

Continúa leyendo la serie 'Descubrir Marruecos'Tánger la ciudad míticaJardines de Marrakech  

#fez#marrakech#marruecos#merzouga#puente-de-la-constitucion#tanger#trekking#visitas-guiadas#vuelos-baratos

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
6 comentarios
  • Hola amigos.
    acabamos de regresar desde Marruecos, hemos echo un viaje inolvidable, nuestro guia nos enceña muchas cosas interesante, cultura, costumbre, tradicion de los bereberès, hemos dormidos una noche en una tienda en pleno desierto!

  • Hola somos Laura y Noemi, de La Rioja, solo deciros que durante el mes de octubre realizamos un viaje a Marruecos con nuestros maridos. Ellos lo hicieron en motos de trial, vamos aventura y nosotras de forma más relajada. Os podemos decir que alucinante. Saludos y vamos a repetir en breve.

  • UN VIATGE GENIAL !!!!!!!!
    Hola, somos tres chicas de Barcelona, acabamos de llegar de Marruecos bufff!!!

    Os cuento, el primer día que llegamos a Marrakech pensábamos que no nos iva atender nadie pero tuvimos la suerte de reservar un guía, moha nos estaba esperando fuera del aeropuerto con un cartelito donde ponia nuestros nombres y después de las presentaciones nos llevo al hotel.

    Al dia siguiente nos vino a buscar con su compañero ali en un coche para empezar el viaje hacia el sur. Nos dirigimos hacia Ouarzazate la primera cosa que hicimos en Ouarzazate fue ir al museo de las películas que se hacen alli y luego a unas Kasbahs.Después de ver esto fuimos a las Gargantas del Todra vaya paisajes allí, cerca de las gargantas esta Tinghir y tambien teníamos reservado el hotel.

    El tercer dia en Marruecos fue el mejor nuestro guia nos llevo al desierto…… Merzouga. Llegamos al atardecer y parecia una postal , las dunas rojizas ……….en la radio musica de tambores berebers y moha y ali contentos por estar cada vez más cerca de sus tierras donde están sus gentes y donde luego entenderíamos están a sus anchas.

    Todo en Maruecos es muy autentico la gente ,sus costumbres el paisaje etc,etc, pero el desierto es otra cosa, la fuerza del ambiente te atrapa, es difícil darle forma con las palabras a lo que tu cuerpo siente cuando llegas a un sitio, hay que verlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *