Zocos de Casablanca

Zocos de Casablanca

Casablanca es la metrópoli más grande y cosmopolita de todo El Magreb, y también la más moderna y occidentalizada. Con más de 6 millones de habitantes en su área urbana, equiparable en dimensiones y población a ciudades como Madrid o Barcelona, existen multitud de casablancas en su interior; también una Casablanca de zocos.

En esta entrada visitaremos las dos principales zonas en donde se concentran los zocos de Casablanca: la Medina vieja y la Medina nueva.

Zocos de la Medina nueva

Comenzamos por la más reciente, la Medina nueva. Ubicada en el barrio de Habous, su aparición data de la segunda década del siglo XX y se encuentra en el sureste de Casablanca. En esta zona moderna de la ciudad se concentran varios zocos: el mercado de las aceitunas, el de las especies, el de productos derivados del cuero, y sobre todo encontraremos una gran variedad de productos de artesanía, destacando un amplísimo surtido de teteras, bandejas bañadas en plata, espejos y cuadros, cristalería, etc. Vale la pena pararse a contemplar estos objetos, y porqué no, comprar algún recuerdo. Por regla general, los vendedores marroquíes no se hacen muy pesados y dejan curiosear el género con tranquilidad.

Zoco de la medina nueva de CasablancaZoco de la medina nueva de Casablanca

Puesto del gremio de los hojalateros en el barrio de Habous, Casablanca
Puesto del gremio de los hojalateros en el barrio de Habous, Casablanca

Muy cerca del barrio de Habous tenemos el palacio real de Casablanca, con lo que es habitual ver bastante turismo por estos zocos. Se trata en cualquier caso de una zona viva y colorida, muy agradable de pasear, y solamente acercarse a curiosear por el zoco de las aceitunas –no se nos ocurra salir sin probar unas cuantas– ya vale sobradamente la visita.

Zoco de las aceitunas de Casablanca
Aceitunas para todos los gustos en el barrio de Habous de Casablanca
Zoco de las aceitunas de Casablanca
Aceitunas especiadas en el zoco de las aceitunas

La actividad en los zocos de la Medina nueva es frenética, veremos pasar continuamente coches, motos y burros cargados de mercancía por entre la gente, pero más allá del ruido y del caos, visitar los zocos del barrio de Habous es muy, pero que muy entretenido.

Barrio de Habous de Casablanca
Señora vendiendo dátiles en el barrio de Habous de Casablanca

Zocos de la Medina Vieja

La Medina vieja de Casablanca no tiene nada que ver con la que acabamos de visitar. Encerrada entre las antiguas murallas de la ciudad alauí que datan del siglo XVI, sus calles son estrechas y serpenteantes, muchas sin asfaltar, y sin aparente orden ni concierto. En realidad estas calles se corresponden con la Casablanca histórica y previa a la irrupción del protectorado francés que a principios del siglo XX decidió revolucionar la ciudad con una actividad constructora febril, y expandirla extramuros. Y con el surgimiento de la nueva megapolis marroquí, su Medina vieja acabó convirtiéndose en un barrio humilde, habitado por aquellos que no tenían más remedio que soportar sus humedades e insalubridad. Y la verdad es que hoy día no parece haber remontado mucho el vuelo.

Calles de la Medina vieja de Casablanca
Calles de la Medina vieja de Casablanca
Medina vieja de Casablanca
Puestos de los zocos de la Medina vieja de Casablanca

Pero precisamente es esta idiosincrasia la que hace su visita tan interesante. Aquí los puestos son menos llamativos y turísticos, al contrario, a veces parece que nos encontremos ante un desparrame de productos y vendedores sin mucho sentido. Podremos comprar fruta y hortalizas, gallinas de corral, vaqueros y carteras, menaje del hogar y teteras, también especias y aceite de argán, relojes y cordero… lo que se nos ocurra.

Visité los zocos de la Medina vieja un domingo a primera hora, las diez de la mañana. Apenas habían compradores a esa hora –en parte por un cielo que amenazaba tormenta, supongo– y la verdad es que la sensación de recorrer sus callejuelas fue entre intensa y fascinante.

Zoco de la Medina vieja de Casablanca
Preparando el género en un zoco de la Medina vieja de Casablanca
Gallinas de corral a la venta en los zocos de Casablanca
Gallinas de corral a la venta en los zocos de Casablanca
Verduras y hortalizas en los zocos de la Medina vieja de Casablanca
Verduras y hortalizas en los zocos de la Medina vieja de Casablanca

Regatear en Marruecos

Marc ya lo decía en una entrada dedicada en exclusiva a trucos para regatear en Marruecos: el marroquí no es un vendedor pesado y agobiante con el que pasar horas y horas negociando, ni nos perseguirá de manera persistente hasta que cierre la venta. Obviamente hay mucho margen para negociar y regatear precios, pero veremos claramente que el vendedor marroquí se planta en un momento dado, con la pose totalmente seria, y no lo moveremos de ahí –más aún si detecta que vamos con algo de prisa–.

Pero el regateo es un juego de dos, y realmente puede ser interesante y divertido si vamos con tiempo, la mente abierta y relajados… Lo único es que, en mi breve experiencia, quizás no consigamos rebajas tan espectaculares como sucede, por ejemplo, regateando en Túnez.

Comprar o no comprar... en los zocos de Casablanca

Visitar los zocos de Casablanca

El punto neurálgico desde el que visité los zocos de Casablanca fue el Hotel Barceló Casablanca, situado estratégicamente en el centro de la ciudad (Boulevard d’Anfa, 139). Desde allá, podemos acercarnos a la Medina Vieja y la mezquita de Hassan II en menos de media hora caminando, y la Medina nueva queda a unos quince minutos en coche, que en taxi pueden equivaler a unos 30 dirhams.

mapa zocos de Casablanca

Más información

Este post ha sido posible gracias a la inestimable colaboración de Air Arabia y Hoteles Barceló. Air Arabia conecta Barcelona y Casablanca con una muy buena relación calidad/precio, podéis contactar con ellos en el telf. 902053765. Para la estancia os aconsejo el Hotel Barceló Casablanca, en el céntrico Boulevard d’Anfa, 139. Es donde estuve alojado, y ofrecen un servicio y una localización espléndidos (telf.: +212 522208000 – email: casablanca@barcelo.com).

sidebar:ciudad:casablanca

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Casablanca'Impresiones de un viaje a CasablancaLas caras de Casablanca  

#Blogtrip#marruecos#mercadillos#mercado#regatear#zoco

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *