Viaje por Croacia

En este artículo María nos cuenta sus experiencias sobre un reciente viaje a Croacia con su familia. Yo mismo hice una ruta por Croacia un mes antes que María –también con niño pequeño–, y he de decir que aunque nuestros caminos fueron bastante diferentes, la experiencia resultó extremadamente positivas en ambos casos. Así que está claro que tendremos que volver a visitar la Croacia que nos dejamos por ver… Pero leámos antes la fantástica ruta por Croacia de María.

Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de viajar a Croacia. Siempre nos había atraído esa zona, pero tenemos una niña pequeña y había que esperar a que creciera un poquito. Este año parecía posible, y aunque teníamos ciertas dudas los comentarios de otros viajeros con niños de esa edad que habían hecho un viaje similar al que teníamos en mi mente, nos animaron a llevarlo a cabo.

El puerto de Dubrovnik

En principio nuestro vuelo era a Dubrovnik ida y vuelta desde Bilbao, (en verano Iberia pone en marcha esta ruta), con la intención de pasar una semana en esa ciudad y visitar los alrededores, pero enseguida nos animamos a alquilar un coche y hacer un pequeño recorrido, lo cual resultó un éxito.

Hicimos nuestra ruta coincidiendo con las fechas finales de agosto y principios de septiembre, resultando que el tiempo en esa época es fabuloso. A continuación os detallo nuestra itinerario con algunas fotos.

Dubrovnik

Llegamos al aeropuerto de Dubrovnik por la noche. Si estás alojado en el centro, como era nuestro caso, resulta muy fácil hacer el trayecto en autobús. Por supuesto es más barato que el taxi y te deja en la misma puerta de acceso a la ciudad vieja. De ahí a nuestro hotel había 5 minutos andando.

Nos alojamos en la Pensión Ragusa. La realidad en este caso no tiene mucho que ver con las fotos que aparecen en internet. Hacía mucho calor a pesar del aire acondicionado, y el acceso con la silla de mi hija era un poco difícil con muchas escaleras, pero estábamos a diez metros de la calle principal y eso compensaba lo demás.

Después de pasar dos días fabulosos en la ciudad, recorriendo sus callejuejas, terrazas, etc. alquilamos un coche e iniciamos nuestra ruta hacia el norte. El alquiler lo hicimos con Europcar. En general los coches que tienen para alquilar tienen unos añitos y pocos extras, o sea básicos total.

Por cierto, uno de los días de estancia en Dubrovnik hicimos una excursión a las Islas Elafites, concretamente a Lopud. Nos acercamos al Puerto de Gruz y desde allí cogimos un barco, dado que salen varios a diario.

Islas Elafiates

Un día tranquilo de playa muy agradable, en un entorno inmejorable. Tiene una playa de arena al otro lado de la isla a la que se llega andando durante media hora. También se pueden alquilar cochecitos tipo golf. La playa tiene dos “txiringitos” donde se puede comer.

Split

A la mañana siguiente salimos muy temprano para aprovechar lo más posible las horitas de sueño de mi hija, de modo que cuando ella se despertó habíamos recorrido el 80 % de los kilómetros de ese día. Hicimos una paradita en Makarska y después de pasar por nuestro alojamiento y dejar las maletas, etc. fuimos a visitar Split. Una ciudad preciosa con el Palacio de Diocleciano y sus calles peatonales.

Se puede aparcar sin demasiados problemas, a diferencia de Dubrovnik que tiene OTA las 24 horas del día y por cierto carísima. Por la noche la gente se arriesga y no pone ticket. En Split no hay ese problema, hay zonas de aparcamiento libre.

Split

Sibenik y Parque de Krka

De Split fuimos hacia Sibenik para visitar en primer ligar el Parque Krka. Es el hermano pequeño de Plitvice, para aquellos que no quieran hacer tantos kilómetros, como era nuestro caso. Es precioso, tiene unas cascadas impresionante y un paseo a pie encantador. También puedes hacer una excursión en barco muy chula. Lo recomiendo sin duda ya que además al ser pequeño se visita fácilmente en un día. Además te puedes bañar junto a las cascadas.

Parque de Krka

Esa misma noche visitamos Sibenik y cenamos en la terraza de una tabernita muy agradable, un arroz negro fabuloso. La ciudad es muy bonita.

Sibenik

Trogir

A la mañana siguiente salimos hacia Trogir, y aprovechamos allí la mañana, una ciudad muy coqueta y agradable, con muchas callejuelas, terrazas, y agua alrededor. En muchas cosas recuerda a Venecia. PRECIOSA.

Trogir

Korkula

Regresamos a Split y tomamos un ferry a la Isla de Korkula (unas tres horas de viaje), si vas sin coche se puede tomar algún catamarán y es más rápido. Desde el ferry pudimos ver delfines.

Llegamos a Korkula de noche. Nuestro alojamiento estaba en el pueblo de Lumbarda, al sur de Korkula, una zona muy bonita, y la dueña de la casa encantadora (Casa Luka).

Al día siguiente visitamos la ciudad. Su estilo es medieval con todas las calles empedradas y muy estrechas. Tiene muchas terrazas, restaurantes, etc.. y en general había mucho ambiente. Nos sorprendió la presencia de muchas avispas, de hecho comimos en una terraza, y al final tuvimos que levantarnos precipitadamente debido a que no te dejaban tranquilo.

Korkula

Por la tarde tomamos un ferry a Orebic, cruzamos la Península de Peljesac, y desde Trpanj tomamos otro ferry a Ploce. Los trayectos son muy cortos así que te presentas en Ploce en poco tiempo.

Mostar

Esa noche dormíamos en Mostar (Bosnia Herzegovina), así que carretera hacia el interior y a por nuestro siguiente destino. Mostar nos encantó desde el primer momento, creo que es el lugar que más nos ha sorprendido, quizá porque había más diferencias con Europa, y los signos de la guerra son todavía palpables.

El puente de Mostar es precioso, con mucha historia, y los aledaños son encantadores con muchos restaurantes a los lados del rio Neretva. Además es mucho más barato que Croacia, así que cenamos de fábula por muy poco dinero.

La gente es encantadora, muy amable y cariñosa, creo que en general bastante más que los croatas que aunque también lo son me parecieron menos auténticos.

Estuvimos en el hotel Pellegrino, se lo recomiendo a cualquiera que quiera visitar Mostar, está en la zona peatonal, cerca del puente. Esta muy bien señalizado desde cualquier punto de la ciudad. Las habitaciones son geniales y el desayuno fabuloso.

Mostar

Aprovechamos esa tarde noche, y la mañana siguiente para visitar la ciudad y dar vueltas por sus tiendas de baratijas y sus callejuelas, y a mediodía salimos hacia Dubrovnik, con la intención de visitar a la tarde las Bocas de Kotor en Montenegro, declarado Patrimonio de la Unesco por su belleza, pero los controles interminables en la frontera nos hicieron desistir. Al parecer es normal esperar horas para pasar de un lado a otro de la frontera, absurdo pero realidad.

Kotor

Esa noche dormimos en Catvat, un puerto muy coqueto con restaurantes, terrazas, heladerías y mucho ambiente.

Al día siguiente a casa después de un viaje maravilloso.

Realizamos este viaje en 8 días, una ruta muy relajada para que nuestra peque no se enfadara con nosotros, y pudiera disfrutar de momentos en la playa, en los columpios, y jugando con otros niños.

Septiembre de 2010.

Victor, Maider, y Maria.

Agradecemos a María la elaboración de este artículo con su experiencia de viaje para publicar en 3viajesaldia. ¿Tú también quieres escribir sobre algún destino o viaje? ¡En 3viajesaldia estaremos encantados de publicarlo!

sidebar:ciudad:dubrovnik

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Croacia'El paseo de la fama en CroaciaHistoria de un hotel de OpatijaCroacia: la tierra de las mil islas  

#ruta por croacia

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
7 comentarios
  • Fantástica ruta Maria!! 😀 Me recuerda que debo volver a Croacia, me dejé muchas cosas por ver.

    Algunos apuntes de mi experiencia de viaje, un mes anterior al tuyo:

    – Yo no arriesgaría no pagando el aparcamiento en Split: nosotros estuvimos dos noches y vimos grúa llevándose un coche justo al lado de los muros del Palacio… Hay un aparcamiento público descubierto bastante grande fuera del Palacio de Diocleciano, a unos pocos cientos de metros al norte (una vez pasado el mercadillo), y es bastante barato (si no recuerdo mal, 1€/h).

    – Mostar también fue un descarte que tenemos que solucionar en el futuro… Nosotros nos decantamos en nuestro viaje por visitar Zagreb (gran acierto, preciosa capital europea) y Ljubljana (Eslovenia, muy bonita y coqueta también). Pero por lo que dices y también he leído, Mostar es de obligada visita…

    – Vista tu foto de Sibenik hice mal de no visitarla, aún así confirmo que Trogir es preciosa y de obligada visita.

    Gracias por el artículo, lo usaré de referencia en el futuro para volver a Croacia 🙂

  • Bravo ma petite Marie 😉 me has puesto los dientes largos. Habrá que plantearse estirar un poquito más la goma e ir recorriendo otros sitios con la peque.
    Un saludo también para Manuel.

  • ¡Anímate Arantza!, Croacia es un destino muy muy apto para peques. Tanto por clima como por gastronomía, infraestructura y amabilidad de la gente… Lo peor que te puede pasar es que no encuentres Cola-Cao en los súpers 🙂

    Es más, en nuestro caso a nuestro peque de 2 años se le manifestó la varicela nada más llegar a Dubrovnik, y a pesar de todos pudimos trampear bastante bien la situación gracias a las facilidades del destino y algo de aplomo paterno :-p

  • KE BUEN ARTICULO !!! a nosotros que llevamos años queriendo hacer ese viaje, no nos has puesto los dientes largos… es que si vamos a Croacia os llevamos en la maleta… y a Maider la primera, que es una campeona.
    Vaya fotgrafia y narrativa, esta chica es una joya y Victor mas…
    Un beso y gracias por compartirlo…

  • Interesante ruta. La verdad es que de todas las ciudades que visitó María, yo personalmente me quedo con Split, porque me maravillo desde el momento en que pise sus tierras…

    Un saludo y enhorabuena por el blog 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *