Qué ver en Amsterdam I

Hoy vamos  a  hablar  de  la  capital  más “cool”  de  Europa,  Amsterdam. Una  ciudad caracterizada por su tolerancia y multiculturalidad que recibe millones de visitantes cada año. Como todos sábeis el mayor reclamo es el Barrio Rojo (Red Light District) donde se mezclan sexo y drogas (ambos de forma legal) aunque veremos que Amsterdam es mucho más que vicio. En esta serie de artículos vamos a tratar de visitar todos esos lugares que salen en las guías de turismo si bien el objetivo final es que os animéis a descubrirla por vosotros mismos.  

Si vais en coche lo primero que débeis saber es que aparcar en la ciudad es extremadamente caro, casi como si lo hicierais delante de la terminal de un aeropuerto. El ticket de día cuesta unos 27 euros a lo que hay que añadir de 5  a  18 euros  si  seguís en el sitio más allá  de  las  siete  de  la  tarde. Si quéreis ahorrar, el permiso de 24 horas son “tan sólo” 40 euros y el de la semana 160. Los parkings privados andan por encima de  los  3  euros  por hora. Si no sóis tan espléndidos lo mejor es dejar el coche en los Park and Ride (P+R) de las afueras. Personalmente me gusta el Transferium P+R que se encuentra bajo el Amsterdam Arena, el campo donde juega el Ajax de Amsterdam. Por 6 euros obtenemos 24 h. de parking y tickets de ida y vuelta para el tren de cercanías que nos lleva al centro en menos de 10 minutos.  

Amsterdam Arena
Amsterdam Arena

Para los muy futboleros tenemos  el  Museo del Ajax en  los  bajos del estadio. Esta exhibición incluye un recorrido por la historia de este club centenario y una visita guiada al Amsterdam Arena. Para los que no les guste el fútbol y  se  hayan  quedado  fuera  pueden hacer tiempo en  los  centros comerciales de la zona. Una vez terminada la visita sólo queda caminar los doscientos metros que separan la estación de tren del estadio y dirigirnos a la ciudad.

Amsterdam Arena
Amsterdam Arena

Si  elegimos  el  avión  como  medio  de  transporte  aterrizaremos  en Schiphol, uno de los  aeropuertos  internacionales  con  más  tráfico  de Europa. A la salida de  la  terminal nos saluda un inmenso cartel que nos confirma que estamos en el lugar correcto.

Aeropuerto de Schiphol
Aeropuerto de Schiphol

Las  conexiones  con  la  ciudad  de  Amsterdam son numerosas  aunque  si aceptáis un consejo, tomad el tren. Por 4 euros llegáis  a  la  Centraal Station en tan sólo 20 minutos y para los que quieran visitar el estadio de fútbol sólo téneis  que  esperar 14 minutos  y  bajar  en  la  parada  Amsterdam  Bijlmer Arena.

La Estación de Amsterdam Centraal  fue  abierta  en  1889  y  en  su momento levantó una gran polémica porque su construcción cerró parte de un antiguo embarcadero. Para soportar la estructura fue necesario rellenar  tres  islas y colocar 8700 pilotes de madera, algo  en  lo  que  los  holandeses  son  unos maestros.  Justo  enfrente  tenemos  la  VVV,  la  oficina  de  turismo  de Amsterdam donde comprar un mapa para nuestra colección.

Estación Central de Amsterdam
Estación Central de Amsterdam

Caminamos unos cinco minutos en dirección Oeste para llegar al corazón de la ciudad, la Plaza Dam es la zona cero de Amsterdam. Aquí es donde se reúne todo el mundo. La parte Oeste está presidida por el Palacio Real que fue su Ayuntamiento desde 1655 hasta su reconversión en residencia real en 1808. Su fachada es muy modesta en comparación con un interior ampuloso hecho en mármol y decorado  con  obras  de  pintores  famosos como Rembrandt. Destaca la Burgerzaal, una  larga  sala  que  se  utilizaba como lugar de reunión de los ciudadanos de Amsterdam. Actualmente el palacio sirve para recepciones oficiales y actos de estado. Si sois afortunados veréis un edificio de estilo neoclásico y si téneis mala suerte como un servidor estaréis frente a un envoltorio gigante.

Palacio Real
Palacio Real

Justo a su lado se encuentra la Nueva Iglesia (Nieuwe Kerk) del siglo XV y detrás la antigua Oficinal Central de Correos, un edificio de finales del XIX que fue reinaugurado en 1992 como el Centro Comercial Magna Plaza tras una profunda reforma. A su entrada  nos  espera  un  piano  que ameniza nuestras compras. No es ni mucho menos un lugar barato pero aunque no vayamos a comprar nada merece la pena echar un vistazo. 

Centro Comercial Magna Plaza
Centro Comercial Magna Plaza
Interior del Magna Plaza
Interior del Magna Plaza

Volvemos a la Plaza Dam, un lugar bullicioso en el que se forman corros en torno a los artistas callejeros. Nos paramos un momento pero enseguida algo llama nuestra atención, al  fondo  hay  un  gran  monolito  de  piedra. Se  trata  del “Monumento Nacional” (1956)  erigido  en  memoria  de  las  víctimas  de  la Segunda Guerra Mundial.

National Monument
National Monument

Continuará…
sidebar:ciudad:amsterdam

Continúa leyendo la serie 'Qué ver en Amsterdam'Barrio rojo de Amsterdam  

#Amsterdam#holanda#Plaza Dam

Publicado por Txemi

Por el momento ha viajado a 32 países y vivido como expatriado 18 meses en Inglaterra y casi tres años en Holanda. No es extraño toparse con él en cualquier aeropuerto y es un gran "fan" de las aerolíneas a las que adora con devoción. También puedes seguir a Txemi en "las afueras de Bilbao" // txemivirtual.com
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *