El tesoro Maya de Copán

Honduras cuenta con algunos de los restos arqueológicos de herencia Maya más importantes de Centroamérica. El enclave más importante e imprescindible son las ruinas de Copán, situadas en la parte más occidental de Honduras y a sólo 14 kilómetros de la frontera con Guatemala.

Para llegar hasta él, la opción más sencilla es desde San Pedro Sula, la ciudad más moderna y con mayor crecimiento de Honduras, incluso más que su capital, Tegucigalpa. Hay un servicio de autobuses que conecta la ciudad con las ruinas y opera varias veces al día.

Ruinas de Copán

Copán Ruinas está a 164 kilómetros de San Pedro de Sula, pero la carretera que une ambos puntos está en buenas condiciones y además ofrece paisajes típicos hondureños que por sí mismos ya valen la pena. En esta misma población hay infraestructura hotelera para todos los presupuestos, así que merece la pena quedarse al menos una noche para poder conocer el paraje y las ruinas con tranquilidad.

La fama de las ruinas, que se han llegado a denominar el ‘París’ del mundo Maya, se debe sobre todo a la decoración artística de estas, mucho más cuidada que la de otros emplazamientos mayas. Los jeroglíficos, los relieves y las estelas esculpidos en la piedra son realmente interesantes.

Uno de las anécdotas singulares que envuelven a Copán es la compra de todo el terreno por el aventurero John Lloyd Stephens, que llegó al lugar junto a Frederick Catherwood y se quedó prendado con los restos de la ciudad maya.

Calle de Copán

Se tarda unas tres horas en visitar el recinto, aunque siempre depende del nivel de detalle que queramos llevarnos. Merece la pena darse un respiro en nuestro viaje y pasear por la ruinas imaginando cómo fue su pasado. Además, es una oportunidad única de dedicarnos a experimentar con la fotografía y sacar el máximo partido a los detalles de los relieves y el contraste con la naturaleza que envuelve a los edificios.

El Museo de Escultura Maya es una visita obligada. Entre sus tesoros cuenta con una réplica del Templo Rosa Lila o Templo del Sol a escala natural que ayuda a imaginarse cómo fue la época de mayor esplendor en Copán. Además, se guardan numerosas esculturas encontradas en el interior de las ruinas. La entrada cuesta unos 5 dólares.

Otro museo interesante es el de Copán. Tiene una colección de herramientas halladas en la zona arqueológica y la tumba de un escribano, encontrada en Las Sepulturas. La entrada sólo cuesta 2 dólares.

Maya en Copán

¿Cómo llegar?

  • Alquilando un coche: es la forma más rápida, práctica y libre de llegar hasta el emplazamiento arqueológico. La buena condición de la carretera nos permitirá disfrutar del viaje y pararnos en el camino si nos apetece disfrutar de las vistas.
  • En autobús: hay autobuses cómodos y con aire acondicionado que llegan hasta Copán, pero nos obligan a adaptarnos a sus horarios.
  • – En avión: Hay vuelos charter que unen la ciudad de Tegucigalpa y Copán.

Consejos :

  • Si te quedas varios días en Copán Ruinas podrás visitar también los alrededores, muy interesantes por la exuberancia de la naturaleza que lo envuelve, la riqueza de las tribus indígenas e incluso podrás descubrir ruinas que se encuentran fuera del perímetro arqueológico.
  • No beber agua del grifo. Es recomendable comprar agua embotellada, ya sea mineral o purificada. En los hoteles y restaurantes, sobre todo los turísticos, sirven agua purificada apta para el consumo. Te evitarás problemas gastrointestinales.

Además del interés arqueológico, la amplia oferta de actividades culturales y de aventura concierte a Copán Ruinas en un destino turístico que cada día gana más visitantes. Muchos deciden quedarse varios días en la zona, para poder disfrutar de su amplísima oferta de actividades al aire libre. Podrás elegir entre paseos a caballo, canopy, visitar a artistas en sus talleres

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Honduras'Me voy a HondurasRuta en La Moskitia, la ‘pequeña Amazonas’ hondureña (I)  

#arqueología#aventura#copan#cultura#guatemala#honduras#Maya#mayas#norteamerica#ruinas#turismo

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
6 comentarios
  • Hola, Sílvia.
    A mí me impresionaron sobremanera, porque fue mi primer contacto con una ciudad del preclásico maya (si no me equivoco).
    Además, la vimos en julio, con la selva exhuberante, verde, floreciente… Es fascinante la escalera donde aparece la dinastía de los reyes que pasaron por la ciudad, esculpida en glifos (no jeroglíficos) y lo bien que se conservan algunos de los frontales de los templos.
    Por cierto, en Copán pueblo, justo al lado de las ruinas, también se puede encontrar alojamiento muy bien de precio y no recuerdo el nombre de un restaurante donde cenamos una parrillada de carne espectacular. El pueblecito es tranquilo, pero tiene de todo: bancos, restaurantes, hoteles y hasta algún pub para tomar algo.

    Saludos.

  • Tienes razón Sergio, Copán es una visita imprescindible si se viaja a Honduras o incluso merece la escapada desde Guatemala, ya que está muy cerca de la frontera.
    El pueblo de Copán también nos gustó mucho, es bastante turístico por estar al lado de las ruinas, a las que se puede ir caminando, pero tiene el encanto de los pueblos de la montaña y cuenta con instalaciones hoteleras y restaurantes muy agradables. Nosotros nos alojamos en el Vía Vía http://www.hosteltrail.com/viaviacopan/, tiene un patio muy acogedor para desayunar o cenar, y son muy amables, te pueden ayudar encantados a reservar alojamiento en otro lugar de Honduras o contratar alguna excursión por la zona.
    ¿Era el Carnitas donde cenasteis? Es muy conocido y tiene espectáculo. Nosotros no fuimos porque preferíamos algo más tranquilo, pero tiene buena fama.

  • hola si es muy cierto, que las rruinas de copan son unos de lo mejores sitiios turisticos de nuestro pais pero fuera bueno que dieran a conocer mes nuestro orgullo catracho, promocionandolo mas atraves de imagenes y videos en los sanales nacionales…gecias por su atencion…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *