Hacerse un traje a medida en Asia

Una de mis experiencias en cada uno de mis viajes a Asia ha sido el hacerme un traje a medida por un sastre local. En mi caso personal, al tener una talla poco común, es interesante poder visitar uno de estos sastres asiáticos que milagrosamente se presentan como personas que tendrán en menos de veinticuatro horas media docena de camisas hechas a mano o trajes al cabo de tres días perfectamente terminados. Personalmente, pienso que es una experiencia que los visitantes al Sudeste asiático deberían tener, ya que por pocos dólares tendrán a cambio el traje, camisa o vestido que hayan elegido en una revista de moda (o supuestamente de moda).

Telas en una sastrería de China
Telas en una sastrería de China

Como antes nunca me había hecho trajes a medida, antes de ir a China no me había planteado el proceso de ir a un sastre y menos a un sastre fórmula 1, donde tiene trajes y camisas en tiempo récords. Pero es importante seguir unos cuantos consejos antes de que te empiecen a tomar medidas y elegir entre los centenares de metros de tela

Consejos para hacerte un traje a medida

Antes de ir al sastre…

Quizás antes de ir al sastre debes tener muy claro, qué es lo quieres hacerte. En las sastrerías todo es un poco estresante. Sin embargo, podrás estar horas y horas mirando sus revistas para saber qué quieres hacerte y ellos serán capaz de copiarlo. Aunque es una práctica poco recomendada. Mi sugerencia es que vayas al sastre sabiendo cuál es la ropa que te quieres hacer.

Sastrería de HoiAn en Vietnam
Sastrería de HoiAn en Vietnam

Antes de ir a hacerte un traje a medida, debes elegir el sastre que te diseñará y fabricará tus piezas. Este es un paso complicado porque si no conoces a nadie, dentro de un mercado asiático es imposible poder elegir entre tanta oferta. En mi caso, un amigo ya me había sugerido visitar a su sastre y cuáles eran los precios que él recibía como “local” y “cliente habitual”. En el caso de no tener amigos que vivan en China, os recomiendo que paseéis y habléis con otros turistas por los mercados, les preguntéis si se han hecho trajes, dónde, si les ha gustado el trato recibido y los precios aproximadamente.

En el sastre…

Una vez ya te has decidido en qué sastre, de qué mercado y en qué ciudad te vas a hacer tu traje o vestido a medida, lo más importante a continuación es que selecciones los tejidos y las ropas quieres para tus trajes, camisas, pantalones, chaquetas o vestidos. Estaría bien que conocieras por el tacto, qué tejido es algodón y el que no, entre otros tejidos. También es importante elegir los detalles más insignificantes como los bolsillos, los cuellos de camisas y chaquetas, ancho y largo de los pantalones, botones de los puños, si quieres los bolsillos con botón o sin botón, cuál será el forro interior de las chaquetas entre miles de cosas que no podía imaginar antes de ir a un sastre.

Modistas en HoiAn, Vietnam
Modistas en HoiAn, Vietnam

Después de haber seleccionado todo lo seleccionable, es el momento de tomar las medidas. Parece que este es su deporte favorito, porque van súper rápidos, a veces hasta te las toman entre dos personas, supongo que será para enviar el pedido antes a sus sastres! 🙂

Finalmente, viene el momento del regateo. Uno de los primeros consejos era que alguien te recomendara un sastre conocido y a partir de allí conocer cuáles eran los precios que había conseguido. En mi caso personal, he visto que en dos años (antes y después de los juegos olímpicos de Beijing) los precios variaron muchísimo, así que aproximadamente os puedo decir que las camisas me costaron cada una 10€ y el traje (pantalón y chaqueta) 90€, aproximadamente. Sin embargo, creo que estos son precios muy ajustados en Beijing.

Tres días después de tomarse las medidas

A partir de ese momento ya habrás cerrado cuándo podrás volver a la sastrería a recoger tus piezas terminadas o bien cuándo deberás volver a ver cómo te quedan para los últimos retoques. En mi experiencia, las camisas en China las han hecho en 1 día, y los trajes en 3 días, aunque normalmente al segundo día debes volver para probarte el traje y que marquen dónde deberán hacer las costuras, etc. Este es un momento muy importante, ya que cualquier cosa que no os guste del vestido o traje se lo deberéis decir al sastre para que lo modifique, cualquier arruga o cambio que creáis necesario, este será el momento!

En China haciéndome un traje a medida
En China haciéndome un traje a medida

La última vez que veas al sastre, ya será para recoger tus piezas de ropa y salir satisfecho o con un enfado tremendo. Se debe decir que muchas veces el resultado no es el esperado, sin embargo para gustos colores.

En mi experiencia personal, los sastres de China siempre han hecho un buen trabajo con mis piezas de ropa, aunque nunca han sido perfectos, estoy contento de mis compras y la calidad es bastante buena. Una cosa negativa de los sastres que conocí en China, es que estaban muy especializados en moda de hombre y no eran expertos en sastrería de mujer, será porque las chinas no tienen pechos? Igualmente, un par de experiencias personales no hacen la regla.

Otra experiencia personal con sastres de Vietnam no fue tan positiva como con los sastres vecinos. Debo decir que mi impresión general fue que los productos de Vietnam no tienen una calidad tan buena como los productos chinos. Si queréis haceros ropa en algún lugar de Vietnam, ese lugar será HoiAn, con centenares de ofertas, la mayoría de lugares son de dudosa calidad, aunque hay lugares de más calidad, sin embargo bastante más caros. Un consejo es que dejéis una paga y señal muy pequeña de los vestidos que os hagáis a medida, ya que muchas veces al ver a los turistas con prisas ni los terminan y se quedan con esa paga y señal como a nosotros nos pasó!

Aquí os dejo el link de uno de los lugares donde me hice trajes a medida en China. Podéis consultar su blog, con ofertas interesantes! nunca se sabe cuándo vas a necesitar un traje… 😀

#asia#China#tailandia

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *