Taxis en el mundo

Taxis en el mundo

El otro día se me estropeó el coche a 200 km de Barcelona, el seguro se encargó de volvernos a casa en taxi sin ningún problema. Durante el largo viaje en taxi hasta Barcelona me dio para pensar en todos los taxis que había tomado por el mundo y las mil aventuras que había pasado en ellos. Seguro que vosotr@s también habéis pasado mil aventuras en taxi así que os animamos a que las compartáis en este post. Aquí va nuestra colección de aventuras con taxis de todo el mundo.

Taxis en Marruecos

En Tánger, Marruecos, la primera cosa que me sorprendió relacionada con los taxis eran los petit-taxis y los grand-taxis (esos gigantescos Mercedes para más de 5 personas). Y no solo esto era lo más sorprendente sino el hecho de compartir taxi fue lo que más me llamó la atención. Y no porque no me gustara sino porque me parecía una idea brillante ante la falta de taxis y transporte público. Esos petit-taxis en forma de Fiat Uno, con sus espectaculares taxímetros analógicos que permitían contar carreras de hasta 3 personas distintas en el taxi. En Tánger aprendí que muchas veces se debe entrar con morro en los taxis 🙂

En taxi por Marrakech
En taxi por Marrakech

En Marrakech, viví una aventura espectacular al tener que volver a la estación de trenes. Perdíamos el tren y estábamos en la plaza Djema-El-Fna. Había mucho tráfico y no veíamos la posibilidad de llegar a la hora a la estación de trenes. Se lo comentamos al taxista y este dijo que no nos preocupáramos. El taxista puso su petit-taxi en la acera y empezó a acelerar adelantando todos los coches que había en la carretera parados. Las personas de la acera alucinaban tanto como nosotros montados en el taxi. Fue de película!

Taxis plaza Djema-el-Fna en Marrakech
Taxis plaza Djema-el-Fna en Marrakech

Taxis en Las Vegas

En Las Vegas, tuve una de esas experiencias con taxis para olvidar. Me monté en un taxi para que me llevara a la casa de alquiler de coches y después conducir hasta Grand Canyon. Metí las maletas y el taxista se presentó entonces como uruguayo y comenzó a hablarme de su vida en Las Vegas, mientras nos incorporábamos a la autopista. Unos cuantos kilómetros más allá, nos desviamos y seguimos por una carretera. 30 dólares más lejos llegamos a nuestro destino. Posteriormente con el navegador del coche que alquilé supe que la carrera que en realidad teníamos era de 2 kilómetros y cómo máximo debería haber costado 3 veces menos. ¿Quién no ha dado una vuelta de turista por alguna ciudad del mundo, no?

Taxis en Las Vegas
Taxis en Las Vegas

Por otro lado en Austin, Texas tuve mi mejor viaje en taxi.

Taxis en Namibia

En Windhoek, la capital de Namibia, salimos a cenar por la noche. Nuestro hotel estaba un poco escondido en una pequeña calle de un barrio residencial de Windhoek. Al salir del restaurante de camino al hotel en taxi, ningún taxista de la zona sabía llegar a esa calle. Finalmente, tras varias llamadas al hotel y gracias a algunos carteles que vimos por la calle (sin luces) pudimos llegar a nuestro destino. Se debe decir que los taxistas de Windhoek fueron muy simpáticos, aunque desconocían la ciudad.

Taxis en China

China es uno de los lugares más divertidos para ir en taxi. Nuestra recomendación es siempre tener la dirección de donde váis escrita en chino en algún papel. La segunda recomendación es que la letra china sea de dimensiones adecuadas porque hay taxistas que sin las gafas de leer (que no llevaban con ellos) ni lo podían leer. Antes de montaros en un taxi, preguntad si os puede llevar al destino. Nosotros muchas veces metíamos todo en el taxi (maletas, bolsas, chaquetas, etc.) y luego el taxista amablemente nos decía que no nos podía llevar al destino o que no sabía ir, entonces teníamos que sacar todo otra vez del taxi para buscar otro taxi. Así que primero preguntad y luego montaros.

Como la gran mayoría de los taxistas chinos no hablan inglés así que deberás ir preparado y con paciencia. Una frase interesante a aprender en chino es “pon el taximetro por favor” que en general es muy útil.

Otra aventura la vivimos en Guilin, veníamos de visitar Yangshuo y debíamos ir al aeropuerto de Guilin. Ningún taxista nos entendía cuando decíamos “airport” o hacíamos el signo del avión con los brazos. Así que encontramos una imagen de un avión y le decíamos a los taxistas que nos llevaran a los aviones porque perdíamos el vuelo. La verdad es que el aeropuerto estaba muy lejos de Guilin y en el taxi, después de 30 minutos dentro pensábamos que nos llevaba a algún otro lugar menos el aeropuerto. Cuando vimos la primera señal de aeropuerto, el taxista nos la indicó con su dedo y nos dijo aeropuerto en chino.

Taxis en México

Taxi en México DF
Taxi en México DF

Dicen que México DF es de los lugares más peligrosos del mundo y que se debe vigilar si vas en taxi. Nosotros más bien encontramos taxistas que nos contaban sus aventuras con ladrones de taxis, pistolas, navajas, bates de béisbol, entre otros. Uno de los taxistas que nos llevó al aeropuerto de las afueras de México DF no tenía un cristal del taxi porque se lo habían roto esa misma noche en una pelea de unos clientes que no quisieron pagar el trayecto. A parte de esto, los Volkswagen taxis de México DF son muy interesantes.

¿Qué aventuras has vivido en un taxi?

#taxis

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *