Ruta por Alemania en el puente de Diciembre

El último puente de diciembre lo dediqué a recorrer en coche bonitas ciudades de la ruta romántica de Alemania, la selva negra, Baviera y Baden-Württemberg. La ruta incluía diversos mercadillos navideños de Alemania, empezando desde Heidelberg llegando hasta Munich y finalizando en el bonito mercado navideño medieval de Esslingen Am Neckar.

Mercadillos de Navidad de Alemania
Mercadillos de Navidad de Alemania

En nuestro caso alquilamos un coche en Frankfurt y empezamos la ruta en coche desde allí hacia Heidelberg, Estrasburgo, Freiburg, Triberg, Lindau Bodensee, Munchen, Esslingen am Neckar, Tubingen y Stuttgart durante casi una semana.

Heidelberg

Heidelberg fue nuestra primera parada y es una de las poblaciones más bellas del centro de Alemania, donde el centro histórico está dominado por su impresionante puente y el interesante paseo de los filósofos que permite capturar fotos del valle donde se encontraba la antigua Heidelberg y donde actualmente hay el centro histórico y parte de la Universidad.

Mercadillo navideño de Heidelberg
Mercadillo navideño de Heidelberg

En cuanto al mercadillo de Navidad, toda la parte antigua de Heidelberg tiene plazas pequeñas que se llenan de puestos de mercadillo de Navidad típicos de Alemania. El glüwhein se puede encontrar en cada plaza y se puede degustar comida típica de la zona. También es muy interesante de visitar su catedral y antiguas tiendas que venden productos de Navidad con gigantescos árboles de Navidad en el interior.

Dónde dormir en Heidelberg

Nosotros dormimos en un hotel en las afueras de Heidelberg en el hotel Garni Kurpfalzhof donde es necesario disponer de coche para acercarte a la ciudad. Sin embargo, la habitación era muy confortable, los propietarios muy amables y el desayuno muy bueno.

Estrasburgo

Aunque no es una ciudad de Alemania, de camino entre Heidelberg y la selva negra decidimos desviarnos hacia la ciudad francesa de Estrasburgo, la cual no nos decepcionó en nuestro paseo de más de 3 horas por sus calles, mercadillos de navidad, sus canales y su impresionante catedral.

Mercadillo de Navidad de Estrasburgo
Mercadillo de Navidad de Estrasburgo

Freiburg

Esa noche llegamos a Freiburg donde cenamos en el mercadillo de Navidad bocadillos de carne y salsichas alemanas mientra nos calentábamos con un glüwhein en la fría noche que nos deparaba en Freiburg. Su mercadillo estaba animado pero sus calles desiertas. Dormimos en las afueras de Freiburg también.

Triberg

Desde Freiburg partimos hacia Triberg. Triberg es una famosa localidad entre pistas de ski y relojes de cuco. En Triberg pudimos visitar una bellísima cascada totalmente nevada que se encuentra en la entrada del pueblo y pasear por sus calles nevadas con docenas de tiendas donde vendían relojes de cuco, figuras típicas de Alemania, entre otras cosas.

Cascadas de Triberg
Cascadas de Triberg

Para acceder a la cascada de Triberg no tuvimos que pagar, sin embargo, supongo que en otras épocas del año se debe pagar. En nuestro caso, había mucha nieve y era casi inaccesible así que en la entrada no había nadie que cobrara la entrada. Sin embargo, es un sitio que si os acercáis a Triberg no deberíais perderos.

Fussen

Por la noche llegamos a Füssen, en la Bavaria muy cerca de la frontera con Austria. Podría decir que si hubiera imaginado nunca un pueblo de la Bavaria hubiera sido algo muy similar a Füssen. Con un centro histórico muy bonito y peatonal con algo de nieve, tiendas de vestidos bavareses, tiendas de sombreros tiroleses y muchas placitas con los puestos de mercado navideño. Esa noche había una celebración del mercado de Navidad que se hacía semanalmente y los restaurantes ponían también puestecillos en las calles para que pudieras comprar la comida en la calle mientras seguías visitando el mercado. No nos esperábamos ver ese montón de gente en las calles esa gélida noche.

Mercadillo de Navidad de Fussen
Mercadillo de Navidad de Fussen

Esa noche, sin embargo, fuimos a cenar a un restaurante típico alemán donde pudimos comer algunos platillos de cerdo y fue donde descubrimos el fabuloso plato de Spätzle, más concretamente con queso Käsespätzle, que es una pasta con cebolla y queso emental, entre otros ingredientes. Esa noche no teníamos un hotel reservado y nos costó un poco encontrar un hotel barato en el centro de Füssen, sin embargo, la encontramos después de buscar y preguntar.

El castillo de Neuschwanstein

El objetivo de hacer noche en Füssen no era otro que el poder visitar el castillo de Neuschwanstein. Y así lo hicimos! A unos escasos 10 minutos en coche desde Füssen se alza el imponente castillo mágico de la Bavaria. Aparcamos en el párking del castillo ya que no hay otra opción y subimos a comprar las entradas solo para el castillo de Neuschwanstein y no para visitar también el Castillo de Hohenschwangau que se encuentra muy cerca de Neuschwanstein. Para subir elegimos la elegante manera de subir en carro de caballos, ya que se trata de un castillo de cuentos de hadas no hay mejor manera para subir la cuesta de un poco más de un kilómetro que en coche de caballos, eso sí, compartido con media docena de turistas más que no querían cansarse durante la subida.

Castillo de Neuschwanstein en diciembre
Castillo de Neuschwanstein en diciembre

La visita por el interior del castillo de Neuschwanstein siempre es guiada y debes hacer cola para poder entrar y obtener tu turno. Por dentro, el castillo mandado construir por Luis II de Baviera, también conocido como el rey loco, es asombroso. Salas con referencias wagnerianas como la sala del trono, la sala de los cantantes o la gruta son una sorpresa para el visitante.

Lindau Bodensee

A primera hora de la tarde llegamos a la bella Lindau, en la Bavaria alemana. Lindau Bodensee es una ciudad isla delante del lago Constanza haciendo frontera con Suiza. Desde Lindau se pueden observar los imponentes Alpes suizos justo al final del lago Constanza. Al ser la primera vez que vi de “cerca” los Alpes quedé muy impresionado.

Calles de Lindau en Navidad
Calles de Lindau en Navidad

Por Lindau paseamos por todo su centro histórico, aparcando el coche en un parking muy céntrico. Al ser primera hora de la tarde, no había mucho ambiente en los mercadillos, sin embargo, combatimos el frío con un glüwhein mientras paseábamos por sus bonitas calles. No os perdáis el ayuntamiento que deberéis ver por delante y por detrás. Por detrás del ayuntamiento hay una tiendecita de quesos espectacular. Si paseáis delante del lago y el puerto no os perdáis la torre Mangenturm.

Munich

Por la noche llegamos a Munich, donde nos hospedamos en un céntrico hotel de la ciudad, aunque debimos aparcar el coche en un párquing cercano. Desde allí llegamos andando al centro de Munich donde los cantores desde el balcón de Marienplatz cantaban canciones navideñas mientras la gente paseaba por el bonito mercado navideño de Munich. Paseamos por sus puestecillos mientras nos calentábamos con un dulce glüwhein. Preguntamos y fuimos a cenar a la antigua taberna, que antiguamente era una fábrica de cervezas, Weisses Brauhaus. En esta taberna cercana de la plaza de Marienplatz podrás comer comida típica de Alemania pero también probar la riquísima cerveza de trigo alemana.

Mercadillo de Navidad de Munich
Mercadillo de Navidad de Munich

Al día siguiente estuvimos descubriendo Munich, sus parques, museos y una multitud de calles que tiene en su centro histórico que son dignas de pasear.

Esslingen Am Neckar

Por la noche llegamos a la población de Esslingen Am Neckar, que posiblemente tenga uno de los mercadillos de Navidad más interesantes de Alemania, un mercadillo medieval, con personajes que parece que hayan viajado en un túnel del tiempo para servir comida, hacer espectáculos o vender pieles. Nos sirvió glüwhein biológico un monje del siglo XVI en una taza de barro. Destacar que en Esslingen es la única población donde encontramos un puestecillo en el mercadillo de Navidad que regalaban tazas de glüwhein. Esslingen es un interesante pueblo cerca de Stuttgart con el río Neckar, dos interesantes iglesias y viñedos cerca de la ciudad.

Mercadillo de Navidad medieval de Esslingen am Neckar
Mercadillo de Navidad medieval de Esslingen am Neckar

Tübingen

Una de las visitas que hicimos fue al mercado navideño de Tübingen, en la plaza del Ayuntamiento, que tenía un mercado del chocolate muy interesante, que por supuesto pudimos probar. Así que en Tubingen cambiamos nuestro querido glüwhein por una taza de chocolate caliente mientras subíamos al castillo de Tubingen y veíamos sus fantásticas casas antiguas como originalmente habían sido construidas. En Tubingen cenamos en un restaurante muy antiguo que servían comida típica de la zona de Baden-Württemberg, muy recomendable.

Desde allí se terminó nuestra ruta y volvimos hacia Frankfurt a coger el avión. Aunque fueron 4 horas de coche hasta Frankfurt, mereció la pena realizar esta ruta por Alemania.

Ruta por Alemania

  • DIA 1: Frankfurt – Heidelberg
  • DIA 2: Heidelberg – Estrasburgo – Freiburg
  • DIA 3: Freiburg – Triberg – Fussen
  • DIA 4: Fussen – castillo Neuschwanstein – Lindau Bodensee – Munich
  • DIA 5: Munich – Esslingen Am Neckar
  • DIA 6: Esslingen Am Neckar – Stuttgart – Tubingen
  • DIA 7: Esslingen Am Neckar – Frankfurt

sidebar:ciudad:munich

#alemania#castillo de neuschwanstein#frankfurt#fussen#heidelberg#mercadillos navideños#mercados de navidad#munich

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
8 comentarios
  • Yo he estado en otros mercados navideños de Alemania (Frankfurt, Colonia, Aahen, Düsseldorf) y la verdad es que son todos muy acogedores. Hay siempre un ambiente fantástico y no se pasa mucho frío entre tanto puesto de comida / adornos navideños y tanta gente compartiendo conversación y vinillo caliente.

    Me apunto tu ruta para otro año, me encantaría hacerla 😀 Pasado mañana tenía previsto ir a los mercados navideños de Alsacia (de los que también me han hablado maravillas). Están bastante cerca de tu ruta, pero la visita tendrá que postergarse unos días ya que está haciendo un temporal de frío como no habían visto por allí en 30 años (-10º de media).

    ¡Gran artículo, Marc! 🙂

  • Wow, tu post es impresionante!
    Yo nací en Esslingen y he vivido muchos años ahí, siempre intento volver en Navidades por el Weihnachtsmarkt 🙂
    Aunque – no regalan tazas! Cuando los devuelves te devuelven parte del dinero, se llama “Pfand” – fianza 😉
    Un saludo! Me alegro que te haya gustado mi ciudad!

  • Hola 🙂

    Acabo de descubrir tu blog, y qué envidia me has dado. Ojalá este diciembre pudiese yo irme a Alemania, o que diablos, a cualquier parte! Y es que seguramente no vaya a ningún lado, porque ni mi economía ni mi salud me lo permiten, lamentablemente.

    Como sea, me alegro un montón de haberte leído, y haber recorrido en cierto modo, algunas poblaciones de este maravilloso país.

    Saludos desde Valencia,
    iRe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *