Mitos y leyendas de las auroras boreales

Mitos y leyendas de las auroras boreales

Las auroras boreales son uno de los fenómenos naturales más bellos, y aunque resultan algo mágico y lejano para los que vivimos más al sur, hay toda una serie de trucos y consejos que si los seguimos, casi nos asegurarán ser espectadores de excepción de una aurora.

Aunque ya hemos hablado de auroras boreales en alguna ocasión, sobre todo Marc, que es el que ha tenido la suerte de poder contemplar una en persona y nos explicaba cómo ir a su caza, hay también una interesante cultura popular entre los pueblos que han convivido con estos fenómenos y que tratan de explicar, fuera de planteamientos científicos el origen de estos colores que tiñen los cielos más cercanos al polo norte.

Muchos de estos pueblos relacionan las auroras con el zorro ártico. En países como Finlandia, donde se conoce este fenómeno como ‘revontulet‘, la tradición oral cuenta que este animalillo corre por el ‘lejano norte’ rozando con su cola las montañas, lo que provoca las chispas que se convierten en luces en el cielo. En otras versiones, es la luz de la luna, la que se reflejaba en los copos de nieve que barre la cola del zorro hacia el cielo, y que provoca el juego de colores en el cielo nocturno.

Otros folcklores, como el estonio, recurren a animales marinos como la ballena, para explicar las auroras. Según ancestrales creencias, son las ballenas con sus chorros de agua las autoras de las pinturas en el cielo. Estas tradiciones se han alimentado tanto con el imaginario popular, que en algunas incluso aparece un cocodrilo, seguramente a causa de la desbordante imaginación de unos de los eslabones de la tradición oral, que decidió introducir elementos más exóticos.

El mundo sobrenatural tampoco se escapa a la explicación de las auroras boreales entre muchos pueblos esquimales de Groenlandia. Sus creencias decían que el fenómeno lo provocaban las almas de los muertos que subían al cielo.

Pero, curiosamente, en casi todos los países donde conviven con estos fenómenos, se le otorga a las auroras un significado de augurio, en algunos casos generalizado, y en otros como Polonia son el anuncio de la guerra.

La variedad de las creencias es realmente amplia debido a la multitud de pueblos no comunicados unos con otros que habitan las tierras del norte, desde Alaska, hasta escandinavia. Pero no podemos olvidarnos de uno de sus mito más controvertidos, el sonido de las auroras boreales. Científicamente no se ha demostrado que las auroras tengan sonido, pero muchas culturas le otorgan esta cualidad y no pocos de los que han visto auroras boreales aseguran haber oído susuros silvantes o crujidos. Desde el punto de vista científico sería imposible, ya que el sonido de una aurora tardaría 15 minutos en llegarnos después de haber visto el fenómeno visual, pero si tantas personas las escuchan, quizá estos sonidos puedan asociarse a otro tipo de reacciones físicas. En todo caso, el sonido de las auroras sigue siendo objeto de estudios.

¿Habéis escuchado vosotros alguna vez el sonido de una aurora boreal?

Fotografía de Diana Robinson.

Alertas de auroras boreales

Si estáis interesados en ver una aurora boreal, existen webs como aurorachasers realmente especializadas y donde podréis encontrar información muy detallada al respecto y escrita por cazadores de auroras con mucha experiencia. Además, también podréis crearos alertas para estar avisado del fenómeno según vuestra localización, por supuesto, sólo si estáis en uno de los países nórdicos donde se pueden contemplar.

sidebar:ciudad:bergen

#alaska#aurora-boreal#escandinavia#finlandia#islandia#leyendas#mitología#noruega#polo-norte

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *