Todos los fiordos pasan por Bergen

Todos los fiordos pasan por Bergen

Si, como suele decirse, Stavanger es la puerta de los fiordos noruegos, bien podría decirse que Bergen es su capital. Y aunque geográficamente esto no sería así, turísticamente podríamos decir que sí. Y es que Bergen es el mejor lugar desde el que admirarlos y sentirlos. El mejor sitio para captar la esencia de un país escandinavo que huele a salmón y suena a crujir de maderas.

Bergen además es una de las mejores ciudades para disfrutar el infinito verano nórdico. Y a pesar de que llueve 275 días al año, la suavidad de sus temperaturas mínimas hace que no se alcancen menos de 10 grados bajo cero en invierno.

Mirando hacia el Brygge
Mirando hacia el Brygge
Fiestas en los barcos
Fiestas en los barcos

Si los fiordos son interminables brazos de antiguos glaciares que penetran en la tierra, Bergen es su dedo corazón, el que nos señala las esencias de Noruega. Esas esencias las encontramos nada más llegar a la ciudad si arribamos en barco. El muelle, el Bryggen, es una maravilla patrimonial (Patrimonio de la Humanidad para la UNESCO) hecha a base de madera e historia. Construido hace 400 años por la liga Hanseática hoy sirve de recreo y ocio para los miles de visitantes que llegan a Bergen durante la época estival y también para los propios habitantes de la ciudad. Allí se lucen en la borda de sus barcos o yates mientras cenan con amigos o familia, y el sol no termina de irse a la cama. Es una auténtica fiesta que dura hasta altas horas de la madrugada y que a menudo se acompaña de algún evento cultural como el Bergenfest, el Bergen Internacional Festival, el Festival Nocturno de Jazz, el Bergen Internacional Guitar Festival, y el Internacional Film Festival.

Cartel del Bergenfest
Cartel del Bergenfest

El barrio medieval de Bergen

La liga Hanseática creó este complejo de calles y pasadizos del que se conservan 58 edificios, el 25% de este barrio medieval utilizado por los comerciantes alemanes hasta el siglo XVII. En el Museo Schøtstuene se puede ver el lugar de trabajo de estos ricos empresarios, donde negociaban y bebían cerveza. Aún se conserva el mobiliario y los antiguos dormitorios, incluso donde almacenaban el bacalao y el lugar donde el capataz impartía las órdenes.

Algunas de las construcciones del interior del Bryggen
Algunas de las construcciones del interior del Bryggen

Bergen fue la capital de Noruega hace 600 años. También era la ciudad más importante del país. En esa época su resguardado puerto de Bryggen atrajo a los comerciantes alemanes que forman la Hansa. A principios del XVII fue centro del comercio escandinavo y la ciudad más poblada de Noruega, con 15.000 habitantes. A finales del siglo XIX, la Hansa se marchó de Bergen.

Los hanseáticos fueron hijos ilustres de esta ciudad pero también lo es el compositor musical Edward Grieg o el escritor Henrik Ibsen. De él encontramos un busto junto al Teatro Nacional. Aunque no nació en Bergen estuvo 20 años trabajando en ese mismo lugar, un teatro en el que estrenó varias de sus obras como Casa de Muñecas o Peer Gynt. Grieg, sin embargo si nació y murió en Bergen. Las cenizas del llamado El Chopin del Norte están en Troldhaugen, en su casa museo. Hay autobuses que te lleva hasta allí donde además se puede asistir a uno de los conciertos diarios que se ofrecen en su memoria. Nada que ver con otros ilustres vecinos como Burzum, Immortal o Gorgoroth, algunas de las bandas fundadoras del género músical Black Metal.

El Metal es una de las especialidades musicales de Noruega
El Metal es una de las especialidades musicales de Noruega

Munch, Picasso, Miró, Rodin y Klee también tienen su hueco en la ecléctica Bergen. El Bergen Kunst Museum alberga muchas de sus otras en tres edificios situados enfrente de la fuente del lago. Además tiene una colección soberbia de artistas noruegos entre el siglo XVIII y XIX.

Muchos de estos artistas se inspiraron en los fiordos que rodean la ciudad para realizar sus obras. Desde Bergen hay decenas de circuitos que se pueden realizar por ellos. La empresa Fjord Tours, por ejemplo, es una de las mejores porque es experta en estirar el tiempo todo lo posible para que no quede nada sin ver durante un recorrido por los fiordos. Su circuito más popular es el Norway in a Nutshell que permite ver infinidad de lugares en una sola jornada. Si no queremos pasar tanto tiempo navegando por los fiordos, Tide Reiser hace cruceros de 12 horas con una parada en el precioso paraje de Eidfjord.

El trasiego de cruceros es constante en Bergen
El trasiego de cruceros es constante en Bergen
El Bryggen soleado (izda.), mercado de pescado de Bergen (dcha.)
El Bryggen soleado (izda.), mercado de pescado de Bergen (dcha.)

Para los que tengan ganas de comer pero también de merodear, lo mejor es que se den una vuelta por el mercado de pescado. Es un moderno edificio junto al puerto y en él podemos encontrar el mejor salmón del mundo. Así al menos te lo venden los numerosos españoles que allí trabajan. También podrás degustar unas gamas recién pescadas en el fiordo o un queso autóctono. Y no olvides subir con el funicular Floibanen a más de 300 metros de altitud y descubrir las asombrosas vistas de la bahía. Arriba hay un restaurante que los días que hace sol se pone hasta la bandera. Además hay rutas senderistas para los más atrevidos.

Vistas desde el mirador de Bergen
Vistas desde el mirador de Bergen

Stavanger

Volvamos sobre nuestros pasos, y miremos esta vez hacia otra de las grandes ciudades noruegas. Además de abrir camino hacia los fiordos noruegos, se podría decir que Stavanger también abrió vía hacia la prosperidad que disfruta el país desde hace 40 años, ya que es un centro productor de petróleo de primer nivel mundial. Pero lejos de tratarse de un lugar industrial y de olor a crudo refinado, Stavanger es un enclave con un gran peso histórico y cultural para Noruega, y hoy día se destaca también como una animada ciudad costera que vive y se beneficia del turismo de cruceros. Un consejo: si piensas visitarla en verano, no puedes perderte su multitudinario Festival gastronómico de Gladmat.

Terrazas de Stavanger

Textos y fotografía: José Ramón Álvarez.

Disponemos de vuelos directos de Barcelona a Bergen con Vueling, a precios bastante económicos si reservamos con antelación. Los vuelos conectan ambas ciudades todos los martes y sábados. Y en cuestión de tres horas, podremos plantarnos en el país de los fiordos.

sidebar:ciudad:bergen

#bergen#cruceros#escandinavia#Europa#fiordos#mercados#noruega

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios
  • Muy bueno tus comentarios y consejos. En julio de 2015 pienso ir a paises nordicos, Copenague, Estocolmo, Oslo y Helsinki. Te queria preguntar si este viaje es necesario contratar una agencia, que ya me han pasado un precio medio caro. Lo pensabamos hacer sin agencia, es posible y relativamente facil hacer este recorrido visitando capitales y otras ciudades de interes, fiordos, etc. En la web no encuentro mucho. Pero en tu blog veo que pones varias opciones para navegar por fiordos.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *