Destino África: rumbo Chad y Etiopía

Hoy empiezo un viaje muy especial. A las tres de la tarde estaré embarcando rumbo a Cairo, con destino Addis Abeba y parada final N’Djamena en Chad. Me voy a África: la gran asignatura pendiente en mi expediente viajero desde hace ya varios años. Aunque lo pueda parecer, en esta nueva aventura no voy sola, sino que me acompaña un montón de gente que ha sido gran consejera durante estos últimos meses previos a mi partida y que me ha ido enseñando, día a día, que este es un destino, como ya escribió Kapuscinski en su cuaderno de viajes, “demasiado grande para describirlo”. Quiero dedicar este primer post de la que espero sea una memorable serie a la persona que me ha conseguido llevar de la mano a este fascinante continente y que me ha hecho creer, una vez más, en que los viajes son alimento para el cuerpo, pero su gente es el indiscutible alimento para el alma. Si hace dos semanas os contaba por Twitter que había hecho checkins de Foursquare en más de 5 estaciones de AVE diferentes en menos de 3 horas para llegar a #etiopia2012 no estaba exagerando. O al menos eso es lo que me dijo David Roca Biosca. Para este farmacéutico original de Castellón, su pueblo Vinaroz -“el secreto mejor guardado del Mediterráneo”– es una parada obligatoria para llegar a la misión de Gambo en Etiopía.

Misión de Gambo, Etiopía @Pablo García Llamas

Fundación El Alto: de Vinaroz a Etiopía

Os lo contaba ya a principios de este año. Después de recorrerme una buena parte del globo terráqueo de paralelo a meridiano y de Cabo Norte al Polo Sur, el mundo de mis viajes este año 2012 apuntaba hacia un objetivo muy claro: intentar ayudar a los que más lo necesitan. Para ello, decidí contactar hace unos meses con la Fundación El Alto, una organización sin ánimo de lucro farmacéutica con sede central en Vinaroz y cuyo principal objetivo es el de ofrecer una formación rigurosa a todos los africanos en materia de Farmacia y formulación magistral de medicamentos. Para ello, sus dos proyectos -la farmacia del hospital de Gambo en Etiopía y la del hospital Saint Joseph de Bebetjia en Chad- conviven en la actualidad llevando a voluntarios y voluntarias de toda España para llevar a cabo esta empresa tan loable de convertirse en “misioneros del siglo XXI”.

Así nos lo describe el fundador y presidente de El Alto, David Roca Biosca.



Entrevista con David Roca Biosca, fundador de El Alto

La Fundación El Alto es un proyecto que nace de un viaje, de una causa, de una visión. ¿Pensabas llegar hasta donde estás ahora?

DR: La Fundación El Alto tiene efectivamente unos pilares con origen en un contexto y una formación que me han marcado desde niño, y que en un momento dado me hacen salir para ir en busca de otra realidad en América Latina, concretamente en Perú y Bolivia. Después de tres meses viajando, el último lugar que visité fue El Alto de la Paz, en Bolivia, que es un suburbio transformado en una ciudad con más de un millón de personas. Al llegar a España con la intención de constituir una fundación, no pensé que podíamos estar hablando de tener dos servicios de farmacia, dos laboratorios de formulación magistral, 23 centros de salud beneficiarios de nuestra acción y más de un millón y medio de personas que tienen acceso a medicamentos de calidad, eficientes y seguros, que curan.

Técnico etíope en el laboratorio de Gambo @Fundación El Alto
¿Quiénes sois Fundación El Alto?

DR: La Fundación El Alto son todas aquellas personas que están en Etíopia y Chad y que han hecho suyo el trabajo de todos, así como aquellos cooperantes voluntarios que han pasado por nuestros proyectos. Todas las personas que han estado y están ahora con la Fundación El Alto. En especial forman parte de nuestro equipo todos los beneficiarios de los proyectos que son los que nos animan a continuar con nuestras acciones.

Africa @Pablo García Llamas
¿Cuáles son los proyectos en marcha de la Fundación El Alto?

DR: Actualmente tenemos dos proyectos en activo. Por una parte, en Etiopía hemos puesto en marcha el servicio de farmacia hospitalaria, la farmacia de pacientes externos y el laboratorio de formulación magistral. Por otra parte, hemos desarrollado un proyecto de plantas medicinales para tratar patologías menores de los pacientes y acercarnos más a la realidad africana. También hemos creado una granja en la que tenemos 10 vacas y 100 gallinas, que abastecen de alimentos a los pacientes del hospital, mejorando las dietas intrahospitalarias. La creación de la granja es consecuencia de la necesidad detectada por la Fundación en sus experiencias previas en la zona, que dio cuenta de que además de mejorar el acceso a los medicamentos de la población era necesario mejorar la alimentación. Estamos liderando un proyecto de nutrición, para detectar nuevos casos de malnutrición y evitar que lleguen a agravarse y sean casos de Malnutrición Aguda Severa. Por último, tenemos otro proyecto en Etiopía sobre educación sanitaria especialmente diseñado e implementado para transmitir educación sobre higiene a la población y actuar sobre las enfermedades de transmisión hídrica en prevención.

Educación sanitaria en Etiopía @Fundación El Alto

Por otra parte, estamos desarrollando otro proyecto en Chad. En el Hospital de Saint Joseph de Bebedjia, al sur del país, en una ciudad llamada Bebedjia, situada al lado de los pozos petrolíferos chadianos, se trata de una zona muy desfavorecida. En este hospital hemos construido un pequeño laboratorio de formulación magistral y disponemos de cuatro espacios dentro de la farmacia. El primero es donde se prepara la Therapie, que es la farmacia allí y se denomina la sala de distribución de dosis unitarias. El segundo espacio es la farmacia de pacientes externos o Petite Pharmacie y es el último lugar donde la población tiene contacto con el personal sanitario y deben salir de allí con la información necesaria para saber cómo deben usar los medicamentos adecuadamente. El tercer espacio que tenemos es el laboratorio de formulación magistral donde preparamos a día de hoy 45 fórmulas magistrales protocolizadas.Por último, tenemos el Grand Depot, que es el almacén de productos y es desde donde se nutre de medicamentos a los demás servicios del propio hospital y a los 23 centros de salud que dependen de éste.

¿Cuál es vuestra misión en la sociedad?

DR: Creo que nuestra misión en la sociedad es doble: por una parte, permitimos el acceso a medicamentos a la mayor parte de la población empobrecida, dando un conocimiento técnico para conseguir de esta manera un desarrollo sostenible en el tiempo. Por otra parte, también es importante para nosotros hacer visible en Europa que en otros contextos no tan lejanos (a cuatro horas de avión) la gente se está muriendo a causa de enfermedades que son evitables y como consecuencia de la pobreza.

Etiopía @Pablo García Llamas
Por la casa madre de la Fundación, Vinaroz, han pasado ya decenas de cooperantes. ¿En qué consiste vuestro proceso de selección y por qué Vinaroz como punto de partida?

DR: La Fundación El Alto es una de las ONGD farmacéuticas que más cooperantes envía a trabajar al exterior, precisamente porque para formar a los técnicos autóctonos de Etiopía y el Chad, debemos mandar a farmacéuticos altamente cualificados. Abrimos periódicamente procesos de selección para las plazas que tenemos vacantes en ambos proyectos y después de estudiar los currículum vítae recibidos, realizamos una entrevista personal a los candidatos para decidir cuál de ellos puede ser el más indicado para el puesto a cubrir según el momento de ejecución del proyecto. Pese a que la Fundación es de ámbito estatal y tenemos dos sedes más, además de la de Vinaroz, hemos querido mantener ésta como sede central puesto que la Fundación El Alto ha nacido aquí y es nuestra manera de vincular una vocación internacional con el territorio.

Entrada al Hospital de Gambo @Fundación El Alto
¿Es una vocación de mujeres la de cooperante internacional?

DR: Sin duda las mujeres sois mucho más inteligentes que los hombres. Además sois más sistemáticas y racionales. Esto no es una cuestión innata. Es mera estadística, más de un 80% de los estudiantes de la carrera de Farmacia son mujeres. Por otra parte, uno de nuestros objetivos es generar posibilidades a las mujeres en África. Es más fácil para una mujer formar a las mujeres africanas. Por lo tanto es más fácil para la mujer europea transmitir ese conocimiento.

Mujeres en Etiopía @Pablo García Llamas
De las colonias precolombinas a la cooperación del SXXI…¿nos puedes contar cuál ha sido, desde tu visión, la evolución de la figura del misionero?

DR: Creo que la colonización llevada hasta el proceso de independencia de mitad del siglo pasado ha sido un problema absolutamente grave para las poblaciones del Sur. Actualmente, constatamos una nueva colonización, ya no militar sino económica por parte de grandes compañías transnacionales sobre aquellos contextos que afectan a millones de personas, tal y como está haciendo China en África. Las compañías petrolíferas en el Chad impiden que se genere un desarrollo local y mantienen de esta manera, la dependencia de estas nuevas potencias colonizadoras.

Niños en Etiopía @Pablo García Llamas

De la misma forma que la colonización ha evolucionado, la figura de los misioneros ha cambiado bastante: es decir, no sólo están evangelizando, sino que están haciendo una grandísima labor dando su vida por aquellas personas mucho más pobres que nosotros y además se están adaptando al terreno de manera permanente. Esto significa que los misioneros no se van a las zonas donde colaboran durante seis meses o un año, sino que están muchos años. Así también, la perspectiva de nuestra sociedad sobre los misioneros y la Iglesia ha cambiado, creo que pasó de ser una situación idealizada a una crítica feroz y a un menosprecio por todo lo que tuviera que ver con la Iglesia Católica durante los años 80-90. Actualmente, esta perspectiva está cambiando y debe hacerlo puesto que el trabajo que están haciendo es absolutamente admirable.

Noche en Etiopía @Pablo García Llamas
¿Cuál es vuestra política de captación de fondos?

DR: Nuestra política de captación de fondos está basada en la transparencia y la reducción al máximo de los gastos de funcionamiento de la estructura administrativa de la Fundación. Actualmente tenemos sólo una persona en régimen laboral, que es la secretaria de la Fundación y no pagamos gastos de alquiler de nuestras sedes. Además estamos aumentando la cantidad de socios y colaboradores privados y pequeñas empresas, puesto que la idea es muy sencilla y así llega mucho más fácil, el 96% de nuestros fondos se destinan a los proyectos de Etiopía y el Chad. Estamos en plena campaña de socios nuevos, ya que con una pequeña cantidad como es 20 euros al mes en Etiopía y el Chad se amplifica y aquí para nosotros es menos de lo que nos costaría tomar un café al día.

¿Cómo se puede contribuir desde la iniciativa privada o particular a un proyecto como el vuestro?

DR: Los particulares pueden realizar donaciones destinadas a un proyecto concreto y tenemos los mecanismos necesarios para garantizar que las donaciones recibidas llegan a su destino final. También se puede ayudar comprando medicamentos, no se trata de enviar lo que aquí nos sobra, cosa que nosotros no hacemos, sino para enviar el medicamento que contenga la misma cantidad que le que tenemos aquí nosotros.

Hotel en Africa @Pablo García Llamas
¿De qué manera han afectado las malas praxis de ciertas ONGs a la imagen que tiene el sector en la actualidad? ¿Cómo crees que podría cambiar esto?

DR: Ha afectado de forma muy negativa, además es más fácil sacar en los medios de comunicación las cosas negativas que se están haciendo en este sector. Pese a todo esto, creo que la percepción social del trabajo que hacemos es bastante buena. Muchas pequeñas organizaciones haciendo un trabajo muy directo, pueden cambiar las realidades concretas.

Dice el filósofo chino Lao Tse que todo gran viaje comienza con un pequeño paso, ¿cuál es el siguiente del vuestro?

DR: La Fundación El Alto va a seguir trabajando en Etiopía y en el Chad optimizando las actividades implantadas en el servicio de farmacia hospitalaria e introduciendo mejoras. En Etiopía, este año va a empezar el Proyecto de Consolidación del Servicio de Farmacia en el Hospital de Gambo, y dentro de este proyecto se va a trabajar en colaboración con el Ministerio de Sanidad etíope en la Implantación de la Reforma Hospitalaria en el Servicio de Farmacia en varios hospitales del país. En el Chad, se va a desarrollar el proyecto de ampliación y optimización del Servicio de Farmacia del Hospital de Saint Joseph de Bebedjia y se va a introducir la medicina natural en los tratamientos del centro. En ambos proyectos se va a continuar con las sesiones formativas que los voluntarios realizan a los técnicos autóctonos de los hospitales, para conseguir que el servicio de farmacia sea gestionado en un futuro por personal local, de manera que no dependan de la ayuda externa para gestionar sus propios recursos, que es así como la Fundación concibe el camino para alcanzar la verdadera igualdad entre los pueblos.

Con David Roca en la casa madre de Vinaroz @3viajes
Con David Roca en la casa madre de Vinaroz @3viajes

Podéis seguir nuestro viaje a Chad y Etiopía en el hashtag #etiopia2012 y a través de nuestro Twitter y 4SQ @3viajes y página oficial de Facebook.

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Chad y Etiopía'Bienvenidos a N’Djamena  

#africa#chad#etiopía#Solidaridad

Publicado por Doris

Muchas cosas no se pueden averiguar pensando, hay que vivirlas (Michael Ende)
3 comentarios
  • Querida Doris,
    Te deseo que este viaje marque un hito en tu vida y ayudes a difundir el trabajo de esta ONG, para que seamos conscientes de que con un poco de colaboración por parte de todos se puede conseguir mucho.
    Un abrazo
    Marina

  • Decidida Doris,
    Te deseo un feliz encuentro con Africa, en un momento difícil para la zona del Sahel, y en un momento duro, el mes en que se preparan las lluvias y la población se afana en los campos. La población encantadora, con tesón y digna, a pesar de la pobreza. A los cooperantes y misioneros los encontrarás arremangados, de corazón, con cierto cansancio, pero felices. Te esperamos, y nos lo vas contando, con tu chispa. Lo bonito y grande con lo débil y trágico. Todo hace parte de la vida y del relato. Un abrazo
    Alex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *