Un paseo por las nubes

Es obvio que para viajes largos y rápidos hemos de embarcarnos en la “aventura” de volar y digo bien porque con todas las cosas que sufrimos los pasajeros en los aeropuertos se podrían escribir odiseas modernas sino directamente relatos de terror. Volar habitualmente es aburrido. Sí, afrontémoslo, las revistas de las compañías aéreas dan para lo que dan, veinte minutos como mucho. Así que por qué no salirnos por la ventanilla y dejar escapar la imaginación un poco.

Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes

Una de las cosas que procuro cuando viajo en avión es hacerlo sentado en ventanilla, no es por mareo ni por cuestiones de superstición sino porque me gusta mirar por la ventana e imaginarme saltando sobre las nubes. ¿Cómo es posible que semejantes “estructuras” no puedan caminarse?. La NASA debería inventar algo.

Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes

El juego de la “ventanilla” tiene dos vertientes, cuando no hay nubes es bastante entretenido localizar los lugares que sobrevolamos. Obviamente sólo lo podemos hacer en los momentos de despegue y aterrizaje porque a diez kilómetros de altura es algo complicado.

Londres desde las nubes
Londres desde las nubes
Amsterdam desde las nubes
Amsterdam desde las nubes
Un paseo por las nubes

Cuando no encontramos a altura de crucero me fijo en los dibujos que la naturaleza hace con los distintos elementos. En este juego el sol también hace su papel creando sombras y penumbras. Voy viendo pasar las nubes esperando el momento en el que como un cuchillo atravesemos esa mantequilla blanca que nos va envolviendo.

Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes
Un paseo por las nubes

Ver nubes es un excelente ejercicio antes de dar una cabezada, si es que no te despiertan para anunciar el servicio de catering justo en el momento en el que estabas apunto de caer en los brazos de Morfeo. ¡Maldita sea!

#avión#viajar

Publicado por Txemi

Por el momento ha viajado a 32 países y vivido como expatriado 18 meses en Inglaterra y casi tres años en Holanda. No es extraño toparse con él en cualquier aeropuerto y es un gran "fan" de las aerolíneas a las que adora con devoción. También puedes seguir a Txemi en "las afueras de Bilbao" // txemivirtual.com
4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *