Viajeras

Viajeras

Qué difícil, o qué fácil es –según cómo lo miremos– ponerse a pensar y a recordar ese primer viaje que hicimos a algún lugar del mundo y que tanto nos ha dejado marcadas como viajeras. Es probable que haya sido muy lejos, pero también puede haber sido muy cerca.

En mi caso, aunque mi abuela decía siempre lo de “esta niña tiene vocación de maleta” y que había nacido “sobre cuatro ruedas”, puedo viajar por un momento en el tiempo y revivir perfectamente uno de mis primeros destinos, que recuerdo con enorme cariño, ya que tenía unos 4 años e iba acompañada de la que hoy es mi mejor compañera de viaje, mi madre y de uno de los mentores de mi vida: mi abuelo.

Fue a la legendaria Torre de Hércules, ese antiguo faro milenario –hoy el más antiguo del mundo que todavía sigue en funcionamiento– que los romanos construyeron en el rincón más recóndito de La Coruña para servir de guía, luz y ojos a todos aquellos navíos que anclaban cerca de este hermoso puerto del noroeste Atlántico, que en días de tormenta y temporal ha llegado a alcanzar olas de hasta 18 metros de altura. He de reconocer que nunca me he cansado de volver a este sitio, de contemplar la belleza regia de la torre desde la distancia, de recordar y volver a contar una y otra vez en voz alta (esta vez a todos los amigos que se acercaban a visitarme y a las generaciones familiares más jóvenes) la leyenda de Hércules y de Gerión en una lucha de titanes con el salvaje escenario del inmenso océano de fondo. Muchos años después, volví a este mismo sitio. Esta vez sola. Venía desde muy lejos, y al mismo tiempo la volvía a sentir otra vez tan cerca. Volvía a casa después de recorrer el mundo, de ver a través de otros ojos y de otras culturas lugares recónditos, inauditos, algunas veces sórdidos e intransitables, otras veces mágicos y cautivadores. Y al cabo del paso del tiempo, de los años, de los recuerdos, allí continuaba siempre ella: impertérrita, legendaria, como si jamás hubiese pasado por ella el tiempo. Yo volvía cargada del que para mí, constituye el mejor y más mágico de los equipajes, ese que ya no se puede perder ni nadie nos lo va a poder quitar nunca: los recuerdos. La vida es un viaje y el verdadero equipaje, el que sigue ahí, lo llevamos siempre dentro de nosotros.

Reflexiones para el libro Viajeras, el primer manual práctico para mujeres que quieren preparar sus viajes y descubrir el mundo. En librerías y tiendas de viaje desde el 28 de abril de 2014.

Viajeras @LaViajera_ed
Viajeras @LaViajera_ed

Título: Viajeras
Subtítulo: El manual para preparar tus viajes y lanzarte a descubrir el mundo
Prólogo: Cristina Morató
Autoras: Verónica Boned Devesa, Doris Casares, Itziar Marcotegui, Almudena Sánchez Fernández, Carmen Teira, Aniko Villalba
Editorial: La editorial Viajera
Precio en papel: 15 euros
Precio en digital: 9,95 euros
ISBN: 978-84-942400-1-0
Primera edición: Abril 2014

#Consejos#home#libros#viajar#viajes

Publicado por Doris

Muchas cosas no se pueden averiguar pensando, hay que vivirlas (Michael Ende)
3 comentarios
  • Llevo un tiempo navegando por diversos blogs de viajes para leer y aprender, ya que acabo de iniciar la aventura de escribir un blog acerca de una de mis mayores pasiones que es viajar. Y es en relatos como este que me inspiro, pues tu forma tan cercana y descriptiva al narrar nos permite viajar contigo y hacer un poquito nuestra esta magnífica reflexión. ¡Enhorabuena! Desde hoy tenéis una nueva seguidora

  • Me ha encantado la entrada. No soy una persona muy viajera pero he decidido cambiar de estrategia y aventurarme. Por eso mismo me he interesado. Soy una chica de Granada y si amig@s viajeros venís por aquí, no podéis marcharos sin probar nuestra gastronomía. Os recomiendo el Restaurante El Deseo,en pleno casco histórico. Comida italo-andaluza. Delicioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *