Palacio de Schönbrunn en Viena

El Palacio de Schönbrunn (Schloss Schönbrunn) y su gran parque se extienden al final de la Wienzeile, al suroeste de Viena. Antigua residencia de los Habsburgo, se erige majestuoso en un área donde anteriormente se erigieron hasta tres castillos, que fueron devastados en sendos incendios y asedios a Viena, el último en 1683.

Palacio de Schönbrunn en Viena

La fuente hermosa

El emperador Matías II residió a partir de 1612 en el castillo que su hermano Rodolfo II mandó reconstruir en 1605, tras una incursión húngara. Durante una cacería, Matías II descubrió en los bosques una hermosa fuente (Schöner Brunnen) que acabó dando su nombre a todo el lugar: Schönbrunn. Pero la moda del palacio para la familia imperial comenzó realmente con Leonor de Gonzaga, mujer de Fernando II (1619-1637). La princesa italiana amplió el castillo y acondicionó el jardín para convertirlo en su residencia de verano, en la que dio espléndidas fiestas.

Tras la victoria de 1683, que expulsó definitivamente a los turcos de Europa, el Imperio de los Habsburgo entró en un período de paz y prosperidad. Leopoldo I y los príncipes ligados a la corte imperial aprovecharon estos años para construirse magníficos palacios en Viena. Como Schönbrunn había sido destruido durante el asedio de 1683, Leopoldo I decidió sustituirlo por un palacio digno del recuperado poder de los Habsburgo. Hizo llamar a Fischer von Erlach, arquitecto austriaco que, aunque formado en Italia, tomó como modelo Versalles, gigantesto palacio en construcción desde 1661, donde Luis XIV vivía como monarca absoluto.

Jardines de Schönbrunn

El proyecto que Fischer von Erlach presentó a Leopoldo I en 1690 superaba a Versalles por su desmesura, pero el emperador lo rechazó ya que no era tradición de los Habsburgo ofrecer tal imagen de pompa y lujo, tratándose de una estirpe de maneras más bien austeras. El segundo proyecto, mucho más modesto y comedido, sí que fue aceptado: ¡el nuevo edificio contaría “sólo” con 1.441 habitaciones!

Primer proyecto del Palacio de Schönbrunn, en Viena

Proyecto de von Erlach

 

Proyecto final del Palacio de Schönbrunn, en Viena

Proyecto final

Las obras prosiguieron mucho tiempo después de la muerte del emperador y el arquitecto. Mucho menos solemne que el palacio oficial de Hafburg, Schönbrunn pronto se convirtió en la residencia favorita de los Habsburgo. Hay que tener en cuenta además que hasta bien entrado el siglo XIX este palacio estaba rodeado de bosques y separado de Viena por unos pocos kilómetros. La vida en Schönbrunn era muy diferente a la que se llevaba en Versalles —donde regía una etiqueta estricta—, tanto más cuando el castillo no albergaba a la corte.

Las águilas de Napoleón

La verja de entrada del castillo de Schönbrunn está enmarcada por dos obeliscos coronados por las águilas napoleónicas. El emperador de los franceses las hizo colocar durante sus dos estancias en Viena, tras entrar en la capital del imperio austro-húngaro después de ganar las batallas de Austerlitz, en 1805 y Wagram, en 1809. Napoleón se hospedó en la misma habitación que la emperatriz Maria Teresa utilizó tiempo atrás.

Adornado con dos grandes fuentes (puestas anteriormente por la emperatriz Maria Teresa) que representan los grandes ríos y los reinos pertenecientes al Imperio, el patio de armas de Schönbrunn ha sido escenario de grandes acontecimientos: vió desfilar al Gran Ejército de Napoleón I, acogió a los soberanos ruso, británico y austríaco durante el Congreso de Viena, al ejército de Hitler, así como a los presidentes Kennedy y Jruschev en 1961, que se reunieron en la sala llamada la galería de los Espejos en un momento crítico de la Guerra Fría.

 Glorieta de Sissi

Visitando Schönbrunn

Al comprar tickets para visitar las estancias del palacio, podemos escoger entre el Grand Tour (hora y media), en el que recorreremos las 40 estancias reales, o el Tour Imperial, más económico y que incluye 22 de estas estancias reales, aunque son las principales por lo que este tour está más que bien. Si queremos el pack más completo de todos, podremos comprar un Sisi Ticket, que incluye el Grand Tour, acceso a la Colección Imperial de Decoración y también un acceso especial al palacio de invierno de los Habsburgo: Hofburg.

Jardines del Palacio de Schönbrunn

Para llegar a Schönbrunn, podemos coger el metro U4, linea a Schönbrunn (para el palacio) o Hietzing (para el zoo que hay en los jardines).

Enlaces de interés

sidebar:ciudad:viena

#austria#cultural#Europa#habsburgo#palacios#viena

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
12 comentarios
  • Un grupo de amigos y yo estamos preparando un viaje a Viena y estamos muy ilusionados. El palacio de Schönbrunn debe ser único de ver. Creo recordar que detrás del palacio está el antiguo zoo…

    Me ha gustado este post y las imágenes que has colgado son impresionantes.

    Un saludo y hasta pronto,
    Elena222

    P.d. te dejo el enlace de una página que te da información básica sobre distintos destinos turísticos. No está Viena, pero está Praga que también tengo en mente visitar en el futuro.
    http://www.viajarexotico.com

  • Schönbrunn es precioso de ver, tanto pasear por sus jardines como por las salas de trabajo de los emperadores austríacos. No es tan majestuoso como Versalles, pero tiene un toque de elegancia superior.

    El zoo no lo llegué a ver, ¡nos tienes que contar qué tal está! 🙂

    Praga nunca defrauda, ya verás… Gracias por el enlace.

  • yo hize el circuito Praga- Viena-Budapest, junto a dos amigos a fines del 2006. Fue un viaje alucinante y el palacio de schönbrunn es uno de los lugares que recuerdo especialmente, ahora me falta concer Versalles, su hermano mayor

  • ¡Pues no dejes de ir a Versalles! Si Schönbrunn te impresionó, espera a ver Versalles, fliparás… Es uno de los palacios de referencia mundial, que tantos otros han copiado a lo largo de los últimos siglos, entre ellos Schönbrunn.

    Un interesante ejercicio es comparar las habitaciones austeras del emperador austríaco Francisco José I con la opulencia de las de Luis XIV de Francia.

    ¡Ya nos contarás!

  • Estuve en un recorrido por las ciudades imperiales, culminando mi tratecto en viena y por supuesto conociendo Schönbrunn, que para mi es verdaderamente majestuoso en todo…..como recomendacion no pierdan detalle en su recorrido interior, de todas formas en viena hay muchas otras cosas muy buenas para conocer.

  • no se si es casualidad o no mucha gente me dice que en epoca de guerra muchos se cambiaban el apellido al salir de ese pais pero hace muchos años cuando yo tenia unos 10 años ahora tengo 42 un tio hno de mi abuelo recibio desde ese pais una carta y como el no entendia el idioma en lugar de ir a la embajada la rompio ojala alguien se contacte conmigo si es que saben el origen de mi familia.desde ya muchas gracias a todos y las fotos son preciosas

  • Hace un año visité Viena con mi señora. El palacio de Schonbrunn es fabuloso, encontré visitantes de todo el mundo… Lo gracioso es que intenté sacarle una foto a una pareja de japoneses y la máquina no tenía batería.
    Soy argentino, hijo de español y nieto de croata por parte de mi madre. Muchas gracias.

  • El 13 de mayo de 2013 voy a dar una conferencia sobre la caida del Imperio de Maximiliano de Habsburgo , en la Casa de la Cultura de Tampico (México), y voy a resaltar el contraste entre el ambiente de fiesta en el palacio , con los valses de los Strauss, mientras en Querétaro se escuchaban el estruendo de los fusiles que acabaron con la vida del gran Max. Contraste de la Historia. Roberto Guzmán Q.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *