Villa Borghese: un oasis en el verano de Roma

Durante estos días y los que quedan de verano, Roma es un verdadero horno. Y lo sufren sobre todo los turistas, que pasan muchas horas al aire libre y visitando muchos de los monumentos al aire libre que nos brinda la capital italiana. Para refrescarse, además de aprovechar las numerosas fuentes potables que pueblan la ciudad, lo mejor es dirigirse hacia el norte de la ciudad y adentrarse en el verde parque Villa Borghese.

Villa Borghese


Es un verdadero reducto de paz, tranquilidad y sombra. Además del tesoro de naturaleza, el parque también alberga uno de los mejores museos de la ciudad, la Galería Borghese, con obras de arte de la talla de Bernini y una pinacoteca firmada por Raphael, Tiziano, Caravagio, Rubens y una larga lista de grandes pintores. Pero la galería se merece otro post.

La Villa Borghese fue la residencia del cardenal Scipione Borghese y del Papa Paolo V. Fue construido en 1605 como propiedad privada y en 1901 pasó a ser patrimonio público y uno de los parques más grandes de la ciudad.

Además de un lago, mucho verde, césped, árboles y vegetación en todo su explendor si lo visitas en primavera, el parque también alberga algunas estatuas de famosos escritores como Lord Byron o Victor Hugo, réplicas de grandes monumentos como el Arco de Septimo Severo y templetes como el de la primera fotografía, que le dan un aire de ensoñación y paraíso bucólico. En él también se encuentra el Bioparco, que es el zoológico de la ciudad o construcciones como la de Facultad de Arquitectura de Roma.

Villa Borghese

Para acceder a él, una de las entradas más bonitas es la de Vía Veneto y el Pincio, aunque también se puede entrar por Flaminio o la Porta Pinciana. Se encuentra al norte de la ciudad y quizá uno de los caminos más habituales para los viajeros que visitan por primera vez la ciudad sea a través de la Piazza Spagna (donde hay parada de metro) y subiendo por Via Porta Princiana.


Ver mapa más grande

Autor Fotos: 3viajessidebar:ciudad:roma

Continúa leyendo la serie 'Qué ver en Roma'Pretorianos postizos, en el Coliseo de RomaLas escaleras infinitas del Vaticano  

#Europa#fuentes#italia#lago#museos#Parque#roma

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *