Los molinos de Kinderdijk

Holanda es el país de los molinos de viento, los quesos y los tulipanes. Casi cualquier souvenir turístico va acompañado por uno de estos tres iconos. En este artículo nos vamos a centrar en el primero de ellos. A lo largo de toda su geografía Holanda se encuentra salpicada por ellos, aquí y allá los vemos por todas partes y no me refiero a esos horribles molinos que sirven para producir energía que tanto daño hacen al paisaje. Actualmente la lista de molinos históricos llega hasta el millar. Cada población tiene los suyos, por ejemplo, en Hellevoetsluis, el pueblo donde vivo, tenemos dos. En Brielle hay uno y así podríamos seguir durante un buen rato.

Hellevoetsluis
Hellevoetsluis

Zierikzee
Zierikzee
Brielle
Brielle
Veere
Veere

 

Sin embargo hablando de molinos Holanda cuenta con un lugar único en el mundo en el que se tomaron muy en serio el asunto por pura necesidad. En el siglo XIII los problemas en la Alblasserwaard se hicieron insostenibles. La zona sufría inundaciones constantes que dificultaba la vida de sus habitantes ya que el agua salada ponía en peligro sus cultivos y por tanto, su medio de vida. En un primer momento construyeron canales para desalojar el exceso de agua hacia el río Lek. Desafortunadamente esta idea no fue suficiente y tomaron una opción mucho más radical. Decidieron construir una serie de molinos que actuarían como bombas para el achique de agua. El paisaje de Kinderdijk está formado por 19 molinos. Los primeros 16 son de 1738 y 1740. En la actualidad la labor de drenaje ha sido asumida por modernas estaciones de bombeo y los molinos han sido reconvertidos en viviendas.

Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk

 

El nombre de Kinderdijk en holandés significa literalmente el “Dique del Niño” y proviene de una historia muy curiosa. Resulta que durante la inundación de San Isabel en 1421 la región agrícola de Grote Hollandse Waard fue completamente cubierta por las aguas. Alblasserwaard se salvo del desastre permaneciendo seco. Se dice que cuando el temporal amainó alguien se acercó al dique que protegió la zona para ver que se podía salvar.  Esta persona se percató de que a lo lejos había una cuna de madera flotando. No había esperanza alguna de que hubiera alguien vivo en su interior pero pudo advertir cierto movimiento en ella. Cuando la cuna se acercó más vio un gato sobre ella tratando de mantener el equilibrio saltando de un extremo a otro. Cuando la cuna llegó a la orilla se sorprendió al ver en su interior un bebe dormido y completamente seco. El gato había salvado su vida.

Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk
Kinderdijk

Esta maravilla de la ingeniería fue reconocida en 1997 por la Unesco, incorporando a Kinderdijk  a su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad por:

“La contribución de la población de los Países Bajos al desarrollo de las técnicas de drenaje del agua es enorme, como lo demuestran admirablemente las instalaciones de la región de Kinderdijk–Elshout. Las obras hidráulicas de desecación de terrenos para la agricultura y el asentamiento de poblaciones en las tierras saneadas comenzaron en la Edad Media y han proseguido sin interrupción hasta nuestros días. El sitio comprende todos los elementos característicos de la tecnología del drenaje: diques, embalses, estaciones de bombeo, edificios administrativos y un conjunto de molinos impecablemente conservados.”

Fuente: UNESCO 

sidebar:ciudad:amsterdam

#holanda#unesco

Publicado por Txemi

Por el momento ha viajado a 32 países y vivido como expatriado 18 meses en Inglaterra y casi tres años en Holanda. No es extraño toparse con él en cualquier aeropuerto y es un gran "fan" de las aerolíneas a las que adora con devoción. También puedes seguir a Txemi en "las afueras de Bilbao" // txemivirtual.com
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *