Primavera en las tierras nazaríes de Granada

Os damos la bienvenida a Granada, una ciudad de contrastes y belleza, siempre vibrante y llena de vida. Garnata, como era conocida en tiempos de Al Andalus, guarda los trazos de una época de esplendor en el vergel que es esta tierra y que la ha marcado para siempre.

La llegada de la primavera la envuelve con una luz especial, esta quizás sea la mejor época para descubrir una ciudad en la que el pasado avanza de la mano del presente. Pero, ¿qué nos ofrece Granada? Una increíble fusión entre la historia, la cultura, y el ocio en estado puro.

Vistas de Granada

La Granada histórica

El Albaycín y la Alhambra

Por todos es conocida una de las maravillas del mundo, la Alhambra. El palacio nazarí cuyo nombre significa La Roja, por el material usado en su construcción, es todo un símbolo en esta ciudad. Pero no es el único, los barrios históricos del Albaycín y el Realejo nos transportan a otro tiempo.

Por un lado el Albaycín, antigua medina que se levanta frente al palacio. Pasear por él es como salir de la ciudad y entrar en un pueblo. Perderse por sus calles y plazas es una de esas experiencias tan extremadamente agradables que difícilmente se olvidan. El famoso mirador de San Nicolás, el de Carvajales, sus Cármenes, plaza Larga y sus bares de tapas,… son solo algunos de los innumerables secretos que esconde.

La zona de las cuevas del Sacromonte merece una visita, pero si no conocemos la zona, preferentemente de día. Tendremos un peculiar ángulo para disfrutar de una vistas únicas.

Una recomendación: déjate llevar por el instinto, callejea, piérdete, disfruta de la actividad tranquila del Paseo de los Tristes,… la mejor forma de descubrir los secretos que se esconden en cada esquina, en cada rincón. Si tenemos tiempo, merece la pena acercarnos al Carmen de los Mártires.

El Realejo

El RealejoEl antiguo barrio judío y el gran desconocido por la mayoría de visitantes primerizos. Situado de espaldas a la Alhambra, mirando directamente a la vega, nos da una visión diferente de la ciudad.

La parte alta, la que conserva más matices históricos, es un entramado de pequeñas y empinadas callejuelas que esconden rincones como la plaza del Lavadero, oficialmente Puerta del Sol. Ver un atardecer desde aquí es una experiencia realmente poética.

Qué decir de enclaves como el Campo del Príncipe, plaza de Santo Domingo, algunos Cármenes,… de nuevo la recomendación de callejear queda vigente.

Bib Rambla y la Catedral

Por último, finalizamos este repaso breve por las claves históricas de Granada con la Catedral, la cual incluye la Capilla Real en la que se encuentran los reyes católicos, entre otros, y la plaza de las Pasiegas, todo dentro de un mismo espacio general. Paseando por aquí podemos acercarnos a la plaza de Bib Rambla y la Alcaicería, quizás sea el momento de pensar en tomarnos un descanso para descubrir la otra mirada de la ciudad.

Ocio en Granada

Ocio en Granada

La mirada joven, nocturna, divertida,… nos lleva por un interminable camino con bares de tapas, zonas de marcha nocturna, actividades lúdico recreativas,…

Lo más destacado es la tradición o costumbre de las tapas, pudiendo encontrar infinidad de bares de este tipo. Una costumbre bastante extendida entre la gente joven es la llamada “Caidita”, iniciar una ruta de tapas en la parte alta del Albaycín para seguir una ruta descendente hasta llegar bien al Paseo de los Tristes, bien a calle Elvira. Un buen inicio de esta ruta puede ser plaza Larga, donde quién lo desee puede probar una de las tapas más típicas y peculiares, los caracoles. Muy recomendable las de carne en salsa o las de migas, toda una especialidad en la ciudad.

En lo referente a la vida nocturna, la oferta es tan amplia que podemos encontrar casi cualquier estilo de bar, pub o discoteca. Otra de las ventajas que nos encontramos es que hay diferentes zonas de marcha, la mayoría de ellas en torno al centro. Desde calle Elvira a Pedro Antonio de Alarcón, pasando por algunas zonas del Realejo, la noche puede llegar a ser eterna.

Lo cierto es que una ciudad como esta tiene mil y una caras, cada cual más atractiva, más apasionante. Difícil de resumir en unas líneas sin dejar cosas en el tintero, aunque quizás ahora el boceto esté algo más completo. Si aún no la conoces, te recomendamos busques tu billete y te sumerjas de lleno en sus ritmos, en sus encantos.

Nota de la redacción: éste es un post invitado de los amigos de Liligo.


sidebar:ciudad:granada

#alhambra#andalucia#granada

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *