10 momentos imprescindibles en Málaga

Málaga es ese lugar al que siempre quiero volver. No importa las veces que haya ido, las diferentes épocas del año, o si la ruta me lleva hacia la costa o la montaña, siempre hay una sorpresa, un nuevo lugar que descubrir, un momento que revivir o un bocado que por sí solo ya merece el viaje.

Como me resultaba difícil hacer un relato ordenado de cómo disfrutar de Málaga, he resumido mis 10 momentos favoritos para disfrutar de la ciudad, desde la mañana hasta la noche. Eso sí, mejor que sea en varios días, para poder saborearlos con calma.

Espeto de Sardinas en Málaga
Espeto de Sardinas en Málaga

1. Visita de la Catedral de Málaga, conocida como La Manquita.

La catedral de Málaga comenzó a construirse en el año 1528 y aunque es una de las construcciones renacentistas más importantes de Andalucía, en sus piedras vamos viendo el pasar de los años y de los estilos a través de su fachada barroca o su planta gótica.

Pero más allá de su valor histórico y artístico, una de las características que más llaman la atención al visitante es la ausencia de una de sus torres. A falta de pruebas escritas, para dar una explicación a la amputación que le ha valido el sobrenombre de La Manquita, tenemos que recurrir a la tradición oral. Dicen algunos que el dinero con el que se iba a construir la segunda torre se destinó a la mejora de los caminos de Antequera y Vélez. Otra versión algo más romántica nos cuenta que se enviaron estos fondos a la guerra de la independencia norteamericana. Una incógnita más de la historia que deja la puerta abierta para quedarnos con la versión que más nos inspire.

2. Paseo por el centro histórico de Málaga y la judería.

Con la peatonalización de gran parte de las calles del centro histórico de la capital de la Costa del Sol, pasear por el casco antiguo es hoy mucho más agradable que hace unos años. En el caso de ir en coche, mejor ir directos al parking y disfrutar del paseo a pie, descubriendo el remodelado Mercado de las Atarazanas, declarado Bien de Interés Cultural y en el que nos podemos pasar horas admirando su fachada, su puerta de mármol nazarí o su decoración neoárabe.

Si nos apetece vagar sin rumbo, los estrechos callejones de la judería nos transportarán en el tiempo por su larga historia, para desembocar en la Alcazaba (Entrada: 2,10€ o 3,45€ con la entrada conjunta al Castillo de Gibralfaro) y el Teatro Romano, dos referentes que nos recuerdan las profundas raíces históricas de una ciudad que remonta sus cimientos a la época fenicia.

3. Visita del recién inaugurado museo Carmen Thyssen de Málaga y el Museo Picasso

Zurbarán, Villaamil, Barrón, los costumbristas andaluces Domíneguez Bécquer, Aguado o las obras de Sorolla, Anglada i Camarasa o Zuloaga bien merecen este recorrido por un museo que ha reunido piezas de importantes maestros a lo largo de la historia de la pintura española, el Museo de Carmen Thyssen de Málaga.

No muy lejos, también merece una escapada el Museo Picasso, donde descubrimos las facetas menos conocidas de Picasso como escultor y exposiciones temporales que complementan el museo del pintor malagueño en su ciudad natal.

Tomando el vermút en El Pimpi
Tomando el vermút en El Pimpi

4. Parada en El Pimpi para tomarse unas tapas.

Esta pintoresca bodega es un referente por el que han pasado y dejado su huella todas las celebridades que visitan la ciudad. Con sus diferentes salas y patios andaluces, es el lugar perfecto para reponer fuerzas después de un paseo por el casco histórico, y entretenerse identificando la multitud de fotos y firmas de ‘famosos’ que decoran sus paredes y barriles.

Compañeros de escapada en Málaga #Costrasoltrip @viajarcondiego, @larabrito @laloliplanet @viajablog
Compañeros de escapada en Málaga #Costrasoltrip @viajarcondiego, @larabrito @laloliplanet @viajablog

5. Tomar unos espetos en Pedregalejo.

No sirve ninguna excusa. De Málaga no te puedes ir sin haber disfrutado de una comida en uno de los restaurantes del paseo de Pedregalejo. Degustar frente al mar los sabrosos espetos de sardinas malagueños, asados en las brasas de las tradicionales jábegas, es uno de los secretos mejor guardados para conseguir que los visitante vuelvan una y otra vez.

6. Subir al castillo de Gibralfaro y disfrutar de las vistas.

Desde las murallas del antiguo castillo morisco conseguiremos el mejor mirador de la ciudad, con vistas que van desde el mar hasta los Montes de Málaga.

Vista de Málaga desde Gibralfaro
Vista de Málaga desde Gibralfaro

7. Un paseo por la tranquilidad tropical del Jardín botánico de La Concepción.

Considerado el jardín tropical más importante de España y uno de los mejores de toda Europa. El recorrido por la Finca de la Concepción constituye un auténtico espectáculo de sensaciones. Uno puede imaginarse fácilmente caminando por una selva tropical, elegantemente decorada, eso sí. Además en su museo hay una interesante exposición sobre arqueología y piezas de estatuas y mosaicos romanos.

8. Tomar una copa al atardecer en los Baños del Carmen.

Para disfrutar de una tranquila puesta de sol, los Baños del Carmen son el lugar perfecto para relajarnos y ver caer el día mientras nos refrescamos con la brisa del mar.

9. Parar en la Antigua Casa del Guardia para tomar el primer vino de la noche.

La Antigua Casa del Guardia es considerada un templo de los vinos desde 1840. Posiblemente es el mejor lugar para catar uno de los vinos más conocidos de la denominación de origen: el pajarete. Si te atreves a seguir probando las decenas de vinos que nos tientan desde los barriles de la barra, fíjate como el camarero va actualizando la cuenta, escrita en tiza sobre la barra, ¡toda una tradición!

La Antigua Casa del Guardia
La Antigua Casa del Guardia

Pero, ¡ojo! En la taberna sólo se sirve bebida y puede ser peligroso si vamos con el estómago vacío 😉

10. Degustar las especialidades de La Moraga, el bar de tapas del chef malagueño Dani García.

Si con el chato de Pajarete nos ruge el estómago, la mejor decisión es poner rumbo a La Moraga. Este bar de tapas de autor tiene la firma del chef malagueño Dani García y está siempre lleno. Entenderemos por qué nada más probar unas de sus tapas.

Podría alargarme hablando de gazpacho de cereza, mil hojas de foie, montaditos de bacalao o ensaladilla de ventresca, pero no sabría ni cuando terminar, así que mejor que cada uno pida lo que más le apetezca en ese momento, será difícil equivocarse.

sidebar:ciudad:malaga

Continúa leyendo la serie 'Escapada a Málaga'De ruta por el interior de la Costa del Sol  

#andalucia#catedral#Costa-del-Sol#españa#gastronomía#Historia#Málaga

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
7 comentarios
  • Nosotros nos quedamos con La Moraga y con su mini hamburguesa de rabo de toro..Y la porra antequerana es deliciosa también!Qué apetecible a estas horas!

    Muy buenos estos 10 imprescindibles en Málaga

    Saludos,

  • Que bonito que bien habláis de mi Málaga bella, orgullo que salga en vuestro blog, como malagueño son casi imprescindibles en Málaga estos momentos, aunque añadiría uno más que se ha unido desde el año pasado el Puerto de Málaga se ha abierto a la ciudad y ha sido todo éxito con Restaurantes, tiendas y sobre todo unas vistas impresionantes a todo el conjunto de Gibralfaro y Alcazaba bajando desde la montaña.

    También por no ser pesado añadiría Visitar la Semana Santa de Málaga por preferencias el Cautivo en Lunes Santo, La Paloma en Miércoles y la Esperanza y Cristo de Mena en Jueves.

  • excelentes luogares pero creo que hay un momento que se os ha escapado o que al menos considero es imprescindible en una visita a Málaga: los baños árabes de plaza de los Mártires junto a la Plaza de la Constitución
    saludos¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *