Qué ver en Quito. Un paseo por el centro histórico

Qué ver en Quito. Un paseo por el centro histórico

Cuando aterricé en Quito no podía estar más excitado. Era la primera ciudad de sudamérica que visitaba y me preguntaba cómo de diferente sería la vida allí respecto a mi país natal. Varios días después regresé con el corazón hinchado de buen rollo y excelentes sensaciones. Quito me había conquistado.

Quito - centro historico

Si tuviera que resumir Quito en una palabra diría que es una ciudad entrañable. Sí, esa es la palabra que mejor la define en mi opinión. Quito mezcla la vida moderna con un obstinado (y orgulloso) deseo de mantener las antiguas costumbres de su cultura. La ciudad camina en esa fina línea entre un pasado colonial y un prometedor futuro que la situará en pocos años entre las capitales más importantes de América.

Ahora es el mejor momento para visitar la capital de Ecuador. Antes de que se vuelva demasiado… moderna. Su encanto colonial te hace retroceder uno o dos siglos y todo gracias a su centro histórico, el más importante de sudamérica.

El centro de Quito fue el primer lugar del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 1978. Poca broma con esto. Ese título evidencia que estamos ante algo arquitectónica, cultural e históricamente importante.

Quito - Plaza de la Independencia

Es en el centro donde debes comenzar tu visita por Quito. La Plaza Grande es el mejor lugar. Una gran plaza cuadrada que homenajea la independencia de Ecuador, con el Palacio Presidencial a un lado y la Iglesia de El Sagrario al otro. Una plaza que transmite tranquilidad a pesar de la gran cantidad de gente que ves pasar o descansar en un banco.

La plaza conecta con la calle de las Siete Cruces (que en realidad se llama calle García Moreno), y como su nombre oficioso indica tiene siete grandes cruces, plantadas a lo largo de su recorrido, una por cada iglesia construida. No puedes perder la oportunidad de visitar alguna de ellas, por ejemplo la de Sagrario o, sobre todo, la Iglesia de la Compañía de Jesús. Esta es quizá una de las más importantes de sudamérica por su decoración de oro. Todo el interior brilla de una manera difícil de describir…

Quito - Iglesia Compania de Jesus

A un par de calles de la Iglesia de la Compañía de Jesús encuentras fácilmente otra plaza, la de San Francisco. Se trata de una enorme explanada que sirve de antesala al convento e iglesia de San Francisco. Los franciscanos fueron y son muy queridos por los quiteños, gracias a ellos aprendieron muchísimas cosas en el período colonial. Sin los franciscanos posiblemente los ecuatorianos no serían el pueblo que son hoy en día.

No hace falta decir que es imprescindible visitar el convento de San Francisco. Sirve además de museo religioso, con una enorme colección de obras de estilo quiteño.

Quito - Iglesia San Francisco

Andando hacia el sur de la plaza de San Francisco encontrarás muy fácilmente la calle La Ronda, el corazón artístico y de diversión de Quito. No seas tímido y entra en algún lugar de artesanía de La Ronda, llénate de energía con los orfébres que allí trabajan, los carpinteros y pintores… disfruta de sus bellas obras. Luego pásate por alguna tienda de cacao y prueba el chocolate ecuatoriano. Déjate llevar y entra en alguno de los restaurantes para degustar una cena típica quiteña, cargada de mote, mientras bebes una cerveza y escuchas bellas canciones en directo. La Ronda es una calle mágica, llena de vida, especialmente por la noche y en fin de semana.

Quito - artesano

Pero antes de eso, la última parada de la jornada debería ser el mirador de El Panecillo. Se trata de una pequeña loma situada en el centro de la ciudad y desde la que puedes ver lo grande que es Quito. Para acceder lo mejor es utilizar un taxi o un autobús, ya que la subida es más dura de lo que parece a simple vista.

Localizarás El Panecillo fácilmente porque arriba del todo se encuentra una representación de la Virgen de Quito, el único monumento de una virgen alada. Esta estructura de 40 metros de alto está formada por 7.000 piezas de aluminio que encajan unas con otras como si fuera un puzle.

Quito - El Panecillo

Cuando subas a El Panecillo al atardecer disfrutarás de una panorámica sencillamente espectacular, te dejará la imagen de Quito grabada en la memoria para siempre.

¿Has visitado Quito? ¿Te gustó? Comparte con nosotros tu experiencia.

Este artículo ha sido posible gracias a la colaboración de Turismo de Quito.

sidebar:ciudad:quito

#Ecuador#Quito#Sudamérica

Publicado por Raúl Pérez

Su lema para viajar es: "cuanto más perdido estés más auténtica será la experiencia.". Le encanta retratar personas de diferentes culturas y es especialmente fanático de todo lo que venga de Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *