Galápagos

Cuando planificaba mi viaje de 3 meses a Sudamérica tenía muy claro que incluiría dos destinos insulares como son Isla de Pascua e Islas Galápagos, ambos distinguidos por ofrecer mucho más que turismo de sol y playa algo que personalmente me aburre y evito en mis viajes. Pascua resultó ser una experiencia plena, bien organizada y muy recomendable, en cambio Galápagos se ha tornado en una absoluta decepción que ni en temporada baja (con cuatro gatos que éramos) fueron capaces de ofrecer un producto de calidad. No me quiero imaginar cómo será ésto cuando con calor, lleno de turistas y cuando los hosteleros y tour operadores no den abasto.

Tortuga en Galápagos
Tortuga en Galápagos

Lamentablemente las estupendas fotos que ilustran este artículo (todas tomadas allí) no compensan el desastroso viaje que sufrimos.

Empieza el viaje

Para llegar a Galápagos hay que volar con LAN o Aerogal y el Gobierno de Galápagos tiene el procedimiento montado para hacer perder al pasajero la mayor cantidad de tiempo posible. Empezamos con el pre-registro en la web de Consejo Nacional del Gobierno del Régimen Especial de Galápagos y pagando una tasa de 10 dólares en el aeropuerto. Todo ésto se traduce en pasar por la web varias veces porque nunca llega el email de confirmación que prometen y llegar al aeropuerto con la incertidumbre de si estás realmente registrado. Una vez en el allí el pago de la tasa se hace en metálico en una ventanilla con una fila más larga que la propia de facturación. Tras pagar te comprueban la maleta con rayos X y pasas a los mostradores de check-in. Nueva fila y los trámites a los que ya estamos acostumbrados.

Llegada a Galápagos

Una vez que ponemos nuestros pies en las islas el “momento pasar por caja” no ha terminado y nos vemos obligados a pagar otra tasa para extranjeros de “sólo” 100 dólares (6 para nacionales). En ésos momentos es tentador sumar cuánto llevamos desembolsado hasta la fecha pero la ilusión nos puede y miramos para adelante.

Visitamos Santa Cruz

Santa Cruz es la isla más poblada de Galápagos y la que más servicios provee, es una ciudad de 15.000 habitantes dentro de una isla. Lo habitual es llegar primero aquí porque el aeropuerto de Baltra se encuentra en una isla cercana. Debemos saber que San Cristóbal también tiene aeropuerto.

Tortuga Bay de Galápagos
Tortuga Bay de Galápagos
Playa Mansa de Galápagos
Playa Mansa de Galápagos

Nuestra primera excursión nos llevó a Tortuga Bay, gran nombre para un arenal nada especial, y a la tranquila Playa Mansa, donde nos pudimos dar un chapuzón de 10 minutos antes de que la guardaparques nos invitara a abandonar el lugar dado que las estrictas reglas del lugar. Toque de queda a las 18:00h. No hay problema, ya lo sabíamos. Sin embargo en el camino de vuelta hasta 6 conocidos de la autoridad se cruzaron en dirección a la playa saltándose a la torera la instrucciones que machaconamente nos habían sido repetidas. La pobre les decía “por poco tiempo que damos mala imagen a los turistas”. Si señora estaba usted en lo cierto.

Charles Darwin en Galápagos
Charles Darwin en Galápagos
Estación científica Charles Darwin de Galápagos
Estación científica Charles Darwin de Galápagos
Iguanas de Galápagos
Iguanas de Galápagos

Los demás tours del paquete incluían un visita a la Estación Científica Charles Darwin. Una buena explicación del guía, 10 tortugas, unas iguanas terrestres y listo. Cerca del pueblo y tomando un taxi acuático llegamos al Barrio de los Alemanes y su playa, en un nuevo caso de nombre comercial y realidad anodina, sin embargo, 10 minutos de caminata más allá se llega a “Las Grietas“, una grieta volcánica llena de agua filtrada que es una estupenda piscina natural donde bañarse e incluso tirarse desde las paredes como si fueran un trampolín. Un lugar muy bonito e imprescindible.

Saltando en Las Grietas de Galápagos
Saltando en Las Grietas de Galápagos
Las Grietas de Galápagos
Las Grietas de Galápagos

El último día de estancia nos subieron a la parte alta de la isla para ver “Los Gemelos“, un par de socavones naturales cubiertos de vegetación, un largo tunel de lava de 400 metros, realmente interesante, y una granja donde al dueño le toca la lotería cada vez que bajan las tortugas a alimentarse de su pasto. Allí se ven las tortugas libres en su habitat natural. También recomendable.

Tubo volcánico de Galápagos
Tubo volcánico de Galápagos

En cuanto a Santa Cruz poco bueno se puede decir ya que está fuertemente enfocada al turismo masivo y a la poca atención a los detalles, es decir, comida de poca calidad y muy cara, muchísimo ocio nocturno (afortunadamente cerrado en el momento de la visita), tiendas de souvenirs repletas de productos que se pueden encontrar en el Ecuador continental a mitad de precio (con alguna honrosa excepción) y una pretendida imagen de turismo de calidad pero envuelta en papel de periódico del día anterior. Por cierto, todas la excursiones comentadas se pueden hacer en día y medio perfectamente.

Otro mundo, San Cristóbal

En oposición con la pérdida de tiempo y dinero que representa Santa Cruz, San Cristóbal es muy distinta. Se respira un ambiente más tranquilo y los precios son contenidos. Además es mucho más interesante desde el punto de vista turístico-natural. Las actividades de snorkeling y buceo muestran una gran diversidad (bancos de peces, tortugas y leones marinos) en contraposición con el fondo anodino que rodea a Santa Cruz. Además se come mucho mejor. El único punto negativo es que está literalmente tomada por los leones marinos y si somos sensibles a su olor ciertas zonas no son muy confortables.

Leones marinos de Galápagos
Leones marinos de Galápagos

Fin de la aventura

Las (malas) anécdotas se cuentan por decenas y amenizaron las tardes del grupo. Menos mal que nos quedaba humor. No puedo esconder la tremenda decepción que ha representado Galápagos. Tras contratar con la mejor agencia del país y pagar un dineral siento haber tirado a la basura 3 días de viaje para disfrutar tan sólo uno. He hablado con muchos ecuatorianos y se quedan perplejos pero amigos éste que escribe no vuelve más.

Por último voy a dar unos consejos que para los que se animen no se lleven la gran sorpresa de un servidor.

  • informarse muy bien antes de ir. Los nombres atractivos no siempre reflejan la realidad.
  • la actividad más interesante que hacer es buceo y snorkeling, diría que lo único junto con la fotografía de animales aunque ésta al final es más de lo mismo (tras la foto número 100 de iguanas, tortugas y leones marinos).
  • si buscamos playas nos pueden comer los tábanos y mosquitos.
  • no contratar con agencias el viaje. Es mejor ir por nuestra cuenta y elegir las excursiones que nos interesen. Si por el contrario lo hacemos asegurarse de incluir el mayor número de islas posible, también si vamos sólos.
  • permanecer en Santa Cruz el mínimo tiempo a no ser que nuestra idea sea cruzar el mundo para irnos de copas y gastar un dineral.
  • el viaje ideal se hace en yate o con base en San Cristóbal saliendo desde allí a las distintas islas.
#Ecuador#isla

Publicado por Txemi

Por el momento ha viajado a 32 países y vivido como expatriado 18 meses en Inglaterra y casi tres años en Holanda. No es extraño toparse con él en cualquier aeropuerto y es un gran "fan" de las aerolíneas a las que adora con devoción. También puedes seguir a Txemi en "las afueras de Bilbao" // txemivirtual.com
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *