Las Catacumbas de los Capuchinos en Sicilia

Las Catacumbas de los Capuchinos en Sicilia

A ver, si visitas Sicilia y no ves Palermo tampoco pasa nada. La capital de la isla italiana no es precisamente lo que se dice imprescindible. Y la isla está llena de otros rincones preciosos con los que maravillarse, y que en 3viajes hemos ido mostrando en la serie Viaje por Sicilia. Palermo, sin embargo, atesora un lugar bizarro cuya visita será divertida si te lo tomas con buen humor y unas gotas de “Carpe Diem”: las Catacumbas de los Capuchinos.

Diferenciándose de otras catacumbas célebres como las de París, las cuales contienen sobre todo calaveras, las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo exponen unas ocho mil momias, cuerpos enteros embalsamados observándote de pie, lo cual lo hace aún más terrorífico. Su magnífica conservación hace de todo ello algo muy macabro, pero a la vez fascinante al pensar que estás observando cuerpos que hace siglos tuvieron vida, que fueron personas reales que vivieron en épocas que sólo podemos imaginar gracias a documentos históricos.

Clasificados en profesiones y estatus sociales, los pasillos de esta tétrica atracción turística están llenos de cadáveres de clérigos, sacerdotes, profesores, médicos, una sección para las mujeres (entre ellas las vírgenes, que también eran identificadas y apartadas de las demás) y, lo más espeluznante de todo, niños. Todos ellos vestidos con sus propios trajes cotidianos como mortaja.

Sicilia Catacumbas Capuchinos Palermo

Algunos cuerpos se conservan mejor que otros, dependiendo del éxito de la técnica de embalsamiento practicada, pero punto y aparte merece la niña Rosalía, la más famosa de las personas que descansan eternamente en estas catacumbas, ya que es increíble lo bien conservado que está su cuerpo, no por nada la llaman la “bella durmiente” ya que de verdad parece que sea una chiquilla que simplemente está soñando plácidamente. Murió en 1920 a los dos añitos de edad y la técnica que empleó su embalsamador fue innovadora en su época por su nivel de perfección. Lamentablemente, desde que hace unos años el cuerpo de Rosalía fue sometido a rayos X para estudiar el estado de sus órganos, su calidad de conservación ha sido mermada de manera notable y ahora se puede ver que está como oxidada y no se ve ni de lejos como en las fotografías pasadas que podemos encontrar en la red. Es aconsejable mirar fotografías de la niña embalsamada antes de visitar las catacumbas, ya que una vez allí el féretro está acordonado y, aunque la podemos ver a través del cristal, será a unos metros de distancia.

Sicilia Catacumbas Capuchinos

Como curiosidad, el cadáver más antiguo que poseen estas catacumbas es de un monje capuchino cuya muerte data de 1599. Claro que sus restos no se ven tan bien conservados como los de otros, pero es asombroso que pasados más de 400 años aún esté ahí, siendo observado por miles de personas del futuro, de su futuro.

Y quizá pensarás: “Pero qué horror, cómo a alguien le puede gustar ir a un sitio así”. No es que guste o no guste, yo sólo puedo asegurar (además de que me encanta el humor negro) que es un divertido ejercicio para reflexionar cuando estás allí metida sobre algo que deberíamos tener siempre presente: qué suerte tenemos de estar vivos, no somos más que materia que quedará olvidada en unos años (a menos que nos embalsamen jejeje), la vida es muy corta y… ¡hay que aprovecharla para viajar todo lo posible!

Continúa leyendo la serie 'Viaje por Sicilia'Hímera olvidada  

#Europa#italia#Palermo#sicilia

Publicado por Diana Campo

“No se viaja para escapar de la vida. Se viaja para que la vida no se escape”. Cuando Diana leyó esto algo hizo click para siempre. Enamorada del mar y las playas de ensueño, sólo le gusta madrugar cuando está de viaje.
2 comentarios
  • Yo pienso, Diana que no te has dado el tiempo suficiente para conocer Palermo, si no no entiendo tu comentario. Palermo es una ciudad maravillosa. Una ciudad donde se mezcla el barroco con el arte árabe, el normando y el gótico. Con maravillas como la Capilla Palatina o La Martorana. Con mercados callejeros como Ballaró o La Vucchiria, con sitios como La Zisa donde se fusionan perfectamente la cultura árabe y occidental, con Palacios aristocráticos impresionantes, con puestos de comida callejera maravillosos… Decididamente si vienes a Sicilia y te pierdes Palermo, te pierdes muchísimo.

    • Pues la verdad es que no teníamos mucho tiempo porque en nuestra ruta priorizamos otros lugares, pero de lo poco que vi tampoco me gustó mucho. Si vuelvo alguna vez a Sicilia le daré otra oportunidad a Palermo, gracias por tu comentario 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *