Grenoble, puerta de entrada a los Alpes

Grenoble

Las ventanas de Grenoble tienen vistas a los Alpes. Justo en el punto de unión de los ríos Isére y Drac, la ciudad se extiende a lo ancho de esta planicie prealpina, rodeada de pequeñas cordilleras llenas de encanto, como Chartreuse, Belledone o Vercors. Un verdadero aperitivo antes de adentrarse en los grandiosos paisajes de las altas montañas.


Todo recuerda a Stendhal en Grenoble, las calles, las plazas, los parques, los edificios de la universidad… Y es que Grenoble es una ciudad hecha para el estudiante. Grande, pero manejable en sus proporciones de ciudad de provincias, con un transporte público envidiable y una vida cultural que ya desearían muchas capitales.

Para los amantes de la alta montaña Grenoble es una parada obligatoria antes de encontrarse con la inmensidad de la naturaleza. En ella se puede completar el equipo de esquí a muy buen precio, tanto en las tiendas especializadas de segunda mano, como en las áreas comerciales dedicadas a los deportes de montaña.

Su proximidad al famoso glaciar de Tignes, esquiable todo el año, convierte a la ciudad en un destino en el que disfrutar en cualquier época del año, aunque es mucho más recomendable en invierno, cuando los estudiantes y los esquiadores, que a menudo son ambas cosas a la vez, pueblan y animan la ciudad.

Información útil

Información turística
Hoteles en Grenoble
Hoteles y pistas de esquí en Tignes
Alquiler de material de esquí, fortait y cursos.
Universidades en Grenoblesidebar:ciudad:grenoble

#Alpes#Esquí#Francia

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *