Escapada a los volcanes de La Garrotxa

A medio camino entre los paisajes de alta montaña de los Pirineos y la llanura. El Parque Natural de la Garrotxa es un paraje excepcional, donde se encuentran los mayores volcanes de la península. Paisajes, gastronomía y los numerosos restos románicos, hacen de la Garrotxa un lugar ideal para escaparse unos días a respirar aire puro y disfrutar de sus encantos.

  • Senderismo volcánico
  • Santa Pau, un tesoro medieval

Volcanes Garrotxa

Senderismo volcánico

El Parque Natural de la Garrotxa anima a realizar excursiones de senderismo. Las rutas están muy bien indicadas y son de baja dificultad, por lo que se puede disfrutar de una escapada al aire libre, apta para todas las edades.

Proponemos una ruta que puede realizarse en un sólo día. Recorre los principales volcanes y rios magmáticos de la zona. El recorrido puede empezarse en el área de Can Serra (Fageda d’en Jordà), situada en la carretera GI-524 que une Olot a Santa Pau. Dejamos el coche en el aparcamiento y nos preparamos con mochilas provistas de agua, unos bocadillos para hacer en alto de revituallamiento en el paraje que más nos guste y ropa de abrigo por si bajan las temperaturas durante el día.

Mientras nos preparamos para la ruta, veremos el monolito en memoria del poeta Joan Maragall, pasamos junto a él y nos adentramos en el frondoso paisaje de la Fageda d’en Jordà. Es un bosque de hayas que crece en un terreno llano y de baja altitud, lo que le da unas característicass escepcionales.

Senda Garrotxa

La frondosidad se asienta sobre una colada de lava del volcán El Crostat y sus ondulantes lomas ofrecen un espectáculo paisajístico único.

Salimos de la Fageda por el camino que va hacia Coll de Can Batlle y Sant Miquel Sacot, durante nuestra ruta, nos encontraremos con restos románicos del siglo XI. Continuamos el camino hacia el volcán de Santa Margarida, donde nos sorprenderá su amplio cráter circular, cubierto de un prado verde, salvo en invierno, donde se construyó la ermita que da nombre al volcán.

El cráter de Santa Margarida es el único espacio que queda descubierto, ya que las laderas del volcán están pobladas de frondosos bosques de encinas y árboles caducos.

Continuamos nuestro camino hasta llegar a la carretera GI-524, que tenemos que cruzar para dirigirnos al volcán El Crostat. Según los estudios, es el volcán más joven de la península ibérica, pero también el que tiene el cono más grande. En él se desarrolló una explotación de piedra volcánica que ha dejado mella en el paisaje.

La senda nos llevará de vuelta hasta el aparcamiento de Can Serra, donde habíamos dejado el coche al inicio del día.

Mapa Garrotxa

Santa Pau, un tesoro medieval

Santa Pau está situada en pleno Parque Natural, rodeada de ondulantes montañas y frondosos bosques. Conserva toda su esencia medieval, por lo que no nos será difícil transportarnos al siglo XIV y recorrer sus empedradas calles, pasear bajo su plaza porticada, declarada Monumento Histórico Artístico y relajarnos después de un intenso día de senderismo y naturaleza.

Hacer un alto en Santa Pau para reponer fuerzas con una cena típica de la zona es el complemento perfecto para terminar una jornada realmente rica en experiencias, aire puro y buena gastronomía.

Santa Pau

#catalunya#españa#Girona#medieval#paisajes#pirineos#volcan

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *