El Parlamento de Hungría, maravilla arquitectónica en Budapest

El Parlamento de Hungría, maravilla arquitectónica en Budapest

El Parlamento de Hungría, construído entre 1885 y 1902, es símbolo de la soberanía del país y uno de los edificios más bellos del mundo. En su época de construcción, el edificio era el mayor parlamento del mundo (hoy en día es el tercero, después de Rumanía y Argentina) y un claro ejemplo de la potencia económica y cultural húngara de finales del siglo XIX, que se vería apagada casi en su totalidad en el siglo siguiente, debido a las dos Guerras Mundiales y a la Guerra Fría que les seguiría. Nótese que en aquella época, Hungría tenía un territorio tres veces mayor al actual.

De todas formas, hoy en día cualquier turista atento puede imaginar esa potencia y época de bonanza visitando sitios de interés como la Casa de la Ópera, el metro (primero de la Europa Continental), el mismo parlamento u observando la antigua magnificencia del barrio de Pest.

Antecedentes y motivación

En 1867, el imperio Austro-Húngaro decidió crear una monarquía dual, y Hungría recibió más independencia e incluso redactó su propia constitución. En 1873, se creó Budapest tras la unión de tres ciudades (Buda, Óbuda y Pest). La Asamblea Nacional húngara resolvió entonces establecer un nuevo parlamento.

Diseño del Parlamento de Budapest

El emperador Francisco José I de Austria y el primer ministro de Hungría, Kálmán Tisza, propiciaron entonces un concurso donde algunos de los más reputados arquitectos del mundo presentaron sus propuestas. Ganó Imre Steindl, con un fastuoso diseño ecléctico y neo-gótico, basado en el Parlamento de Londres. Según sus propias palabras, “No quise crear un nuevo estilo arquitectónico para el Parlamento, porque no concebía construir con detalles efímeros un edificio que ha de durar centenares de años. He intentado, con modestia y cuidado, como se requiere con el arte, dar un toque nacional y de espíritu único a este magnífico estilo medieval”.

Busto de Imre Steindl

Lamentablemente, Steindl no vería su obra finalizada ya que quedó ciego pocos meses antes de su inauguración, y murió ese mismo año.

Construcción y diseño

El Parlamento (Országház en húngaro) fue construído entre 1885 y 1902, siendo el edificio parlamentario más grande hasta entonces y la obra arquitectónica más ambiciosa y costosa de su época. El edificio tiene una longitud de 268 metros y 118 metros de profundidad. Contiene más de 20 km de escaleras, y 691 habitaciones (incluyendo más de 200 oficinas). La cúpula central tiene una altura de 69 metros, y es donde encontraremos los adornos más preciosos, que se reflejan en la vitrina en donde se muestra la corona de Hungría.

Escalera principal del Parlamento de Budapest

El edificio se asienta en la ribera del río Danubio, en el lado de Pest. Al planificarse su construcción al lado del río, se tuvo que reforzar el suelo con más de dos metros de cimientos asentados de manera muy precisa. La fachada principal encara el río Danubio, pero la entrada oficial está justo en el lado contrario. La fachada presenta estatuas de gobernantes húngaros, líderes de Transilvania y famosos militares de la historia del país.

Estilo Neogótico del Parlamento de Budapest

El estilo principal del parlamento es neo-gótico como decíamos, pero también son claras las influencias renacentistas, y un toque bizantino omnipresente en sus salas y pasillos, especialmente apreciable en la delicadísima decoración de las escaleras que conducen al salón principal. Mediante esta mezcla de influencias se quiso representar las diferentes culturas que han influido y conformado a Hungría a lo largo de sus mil años de historia.

Parlamento de Budapest

En el interior podemos encontrar 90 estatuas que representan la historia del país. Los espacios interiores fueron construidos con los mejores materiales de la época, siempre priorizando el uso de materiales y artesanos húngaros. Los trabajos artísticos no quedaron a la zaga. El resultado: un trabajo colosal de acabado preciosista, tanto arquitectónico como artístico, que con algo más de 100 años de vida sigue dando cobijo al estamento legislativo del país y ofrece la imagen sin duda más bella de la capital: ya sea de día, exhibiendo su magnífica estampa como de noche, reflejándose en las aguas del Danubio e iluminando la noche de Budapest.

Parlamento de Budapest al atardecer, reflejado en el Danubio

Consejos

  • Hay tours gratis para los ciudadanos europeos previa presentación de su pasaporte. El interior del parlamento sólo se puede ver en estas visitas guiadas, en inglés y español a diferentes horas del día. Los sábados tarde no hay visitas.
  • Las joyas de la Corona de Hungría se encuentran en la cúpula del Parlamento, y se trata de una visita obligada, ya que tanto las joyas como la propia cúpula son magníficas obras de arte.
  • Las mejores vistas del parlamento húngaro se obtienen desde la orilla de Buda, en el bastión de los pescadores.

Cómo llegar

Dirección: Kossuth Lajos tér, Budapest
Transporte: metro M2, tranvías #2 2A, trolley-buses #70 78 y bus #15, parada Kossuth Lajos tersidebar:ciudad:budapest

Continúa leyendo la serie 'Qué ver en Budapest'Visitar BudapestPaprika y bocados de gastronomía húngara  

#arquitectura#arte#buda#budapest#Ciudades#danubio#edificios#Europa#hungría#obras

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
13 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *