Pueblos del Lago di Garda

Pueblos del Lago di Garda

En el siglo I a.C. y seguramente antes, el Lago di Garda ya era un destino de ocio para las buenas gentes del norte de la península itálica. Hay cosas que no cambian con el transcurso de los años, y si acaso ahora sus riberas y pueblos como Sirmione, Desenzano y Peschiera del Garda atraen a más visitantes que nunca. Ven a descubrirlos con nosotros.

Una ruta en coche por el norte de Italia que comprenda maravillas medievales como Bolonia y Verona no debería considerarse completa sin antes acercarse al Lago di Garda. A menos de una hora de Verona en coche, su ribera sur está plagada de pueblos turísticos –en realidad muy turísticos– que miran y viven por este pequeño mar de agua dulce. Son poblaciones animadas, repletas de comercios y terrazas hasta la bandera, pero que al mismo tiempo desprenden una elegancia y una agradable sensación de paz y tranquilidad quizá difícil de explicar si no fuera porque Italia es otra Italia en estas latitudes –menos efervescente–, y porque las aguas calmadas de sus puertos y paseos marítimos influyen sin duda en el estado de ánimo del visitante.

sirmione-keep-calm

Desenzano del Garda

Tomar un spritz aperol o un Campari sentado en una terraza y mirando al Garda, eso es saborear la vida por unos minutos. Por ejemplo en Desenzano di Garda, el pueblo más importante de la ribera sur, podría decirse que la capital del lago. Uno de los más visitados, seguro. Dicen que su noche es de las más animadas de la zona (sobre todo en Piazza Malvezzi y Piazza Matteotti). Yo a estas alturas con pasear por sus calles, puerto y cualquiera de las tres playas a pleno mediodía, ya me doy por satisfecho. Ver patos y cisnes en la orilla de unas aguas que parecen de mar, pero que se balancean lánguidamente y no huelen a tal. Unas aves que tampoco se sienten extrañas entre tanto turista, al contrario, parece que están ahí para proporcionar un servicio de entretenimiento más.

Cisnes en el puerto de Desenzano del Garda
Cisnes en el puerto de Desenzano del Garda

cisnes

Terraceo en Desenzano del Garda
Terraceo en Desenzano del Garda

Sirmione

Sirmione se podría decir que es la niña bonita del Lago di Garda, que siempre lo fue. Ubicado al final de un curioso y alargado istmo que se adentra en el lago, en Sirmione encontraremos la mayor concentración de turistas, pero también varios puntos de interés por descubrir. Antes, dejaremos el coche en un enorme parking al aire libre a su entrada –con precios de Barcelona– y caminaremos unos metros hasta toparnos con su fortaleza medieval.

hotel-sirmione

En los siglos XIII y XIV Sirmione estaba situado en la frontera entre los señoríos de Verona y Milán, perteneciendo a la dinastía Della Scala de Verona. Se imponía la necesidad de un castillo, y de ahí la Rocca Scaligera que ha llegado a nuestros días, convenientemente restaurada. Esta fortaleza con su puente levadizo marca la entrada a Sirmione, y los niños la pueden descubrir con curiosidad mientras los padres se decantan por las vistas (desde sus atalayas se puede contemplar parte de la península).

Fortaleza de Sirmione
Fortaleza de Sirmione

Heladerías, decenas de heladerías con un enorme surtido de sabores y esa textura tan cremosa marca de la casa. Sirmione es un paraíso de los helados, y de las terrazas, y del spritz aperol y del Campari…

Heladerías de Sirmione

helados-sirmione

Más allá del bullicio continua una península cubierta de árboles y caminos pedregosos que nos conducen a la Grotte di Catullo, una enorme y suntuosa villa romana del siglo I a.C. y cuyas dimensiones hay que ver para creer. En su visita (6€) la podremos recorrer de punta a punta en lo que fue la planta dedicada a servicios, puesto que la planta patricia superior lamentablemente ha desaparecido piedra a piedra. También pisaremos el atrio –repleto hoy de olivos– y lo que queda de lo que fue una espectacular terraza con vistas de 270° sobre el Lago di Garda.

Maqueta de cómo era la enorme villa romana de Sirmione
Maqueta de cómo era la enorme villa romana de Sirmione
Restos de la terraza de la Grotte di Catullo, Sirmione
Restos de la terraza de la Grotte di Catullo, Sirmione

A la vuelta podemos subir a unos simpáticos trenes que nos dejarán al lado de la elegante villa en donde residía Maria Callas, cuyo recuerdo ha quedado por siempre unido a Sirmione y en donde la tenían por una señora sencilla y cercana. La Callas venía cada mes de agosto y solía tomar un aperitivo en el Caffè Grande Italia, buena costumbre que por supuesto siguen otros en la actualidad.

caffe-grande-sirmione

Peschiera del Garda

Cuando la fortaleza de Sirmione no fue suficiente para resistir los cañonazos, que los ha habido y muchos por estos parajes, la solución del momento fue construir otra más moderna en Peschiera del Garda: una fortificación de planta pentagonal que a tenor de cómo se presenta hoy parece haber resistido muy bien todos los envites, y es que no hubo guerra en el norte de Italia que no pasara por Peschiera, e incluso Napoleón Bonaparte decidió añadir un par de murallas extra al complejo militar.

peschiera-cuarteles

peschiera-murallas

Si bien su uso militar ha perdido todo el sentido hoy día, afortunadamente, las imponentes defensas permanecen y son la principal seña de identidad de una Peschiera también turística y animada, que vale la pena visitar al menos por unas horas mientras seguimos recorrido por los pueblos del Lago di Garda.

¿Te han gustado los pueblos de Lago di Garda? Descubre cómo visitarlos junto a Bolonia y Verona en nuestra ruta en coche por Bolonia, Verona y el Lago di Garda, y date un paseo por Verona ¡no te los pierdas!

Hemos contado con los servicios de alquiler de coches de la compañía Sixt para llevar a cabo esta ruta, al igual que con la mayoría de rutas de viaje en coche que hemos realizado en este blog. Sixt nos gusta porque su relación calidad/precio nos parece inmejorable.

Continúa leyendo la serie 'Ruta por el norte de Italia'Un paseo por las calles de Verona  

#bolonia#Europa#italia#lago di garda#peschiera del garda#verona

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *