El asilo de Macao en China: heroínas en la sombra

Mi amiga Ana se ha marchado a China, al asilo de Macao, a 45 minutos en ferry de Hong Kong. Cuando me lo dijo pensé que se había vuelto loca, sobre todo después de haber regresado de pasar tres meses de sufrimiento voluntario vagando por las desoladas calles de Mumbai, atendiendo a las castas más bajas de los autocalificados como intocables en India. Y, sin embargo, a medida que van pasando los días, voy comprendiendo poco a poco su razón…

La turista conventual en Ngai Sai, una leprosería china

Me piden que siga escribiendo y aquí estoy. Encantada y con ganas de palique, practicando el turismo conventual a pleno pulmón. Infiltrada entre hábitos. Después de varios días visitando abuelitos en Macao, llorar amargamente por lo injusto que es el final de la vida y enjuagar mis lágrimas con un Frappuccino del Starbucks, estoy lista para el próximo destino: Leprosería de Ngai Sai, en China. De Macao a China las colas en la aduana son mortales. Hordas de gente en…

Un día en el psiquiátrico

Sigo en Macao, visitando conventos de las Hermanas de las Anas y preguntándome qué harán mis colegas en Ibiza ahora. Entonces recuerdo lo pegajoso que se me queda el pelo después de la “fiesta de la espuma” en Amnesia y, de repente, prefiero estar aquí. Lista para fotografiar la siguiente misión: psiquiátricos. Santa Lucía. Misión: psiquiátrico de mujeres El centro de mujeres de Santa Lucía está a dos islas de Macao, en Coloane. Se llega en coche tras un laberinto…

Viaje al centro de la Tierra… Santa

Una sabe que hay gente por ahí que se llama como tú. “Palacios” éramos dos páginas del listín telefónico, cuando en las casas había listín, teléfonos góndola y gritabas: “¡¡Mamá!! ¡Cuelga, que es para mí! ¡ya lo cojo yo en el salón!”. Los modernos me entenderán mejor si digo que, si me busco en Facebook, estoy en la decimoquinta pantalla de Anas Palacios en el iPhone. Alguien, amiga de alguien…: “¡Ah! Pues yo conozco a una Ana Palacios que organiza…