Nantes recrea los monstruos soñados por Julio Verne

En los antiguos astilleros de Nantes, en Francia, otro emblema industrial francés, un majestuoso elefante de 12 metros camina parsimoniosamente por la margen del río Loira, unos enormes monstruos marinos emergen de unas renovadas dependencias portuarias y unos colosales jardines colgantes comienzan a brotar. Son estructuras mecánicas que parecen haberse escapado de un libro de Julio Verne, hijo ilustre de Nantes y motor de inspiración de las Máquinas de la Isla, un original espacio cultural que amplía los alicientes turísticos de esta plácida ciudad gala.

Elefante mecánico de 12 metros con la Grúa Titán de fondo
Elefante mecánico de 12 metros con la Grúa Titán de fondo

De su glorioso pasado portuario como eje del comercio triangular entre la Francia metropolitana, África y el Caribe, apenas queda nada tras la construcción de un puerto más grande y moderno en Saint Nazaire, en la desembocadura del río. Tan sólo la grúa Titán, declarada patrimonio cultural, pervive imponente y llamativa con su intenso color amarillo en la Isla de Nantes, desde donde salían y entraban los barcos transoceánicos que alimentaron las primeras fantasías infantiles de Julio Verne.

En lugar de caer en lamentaciones baldías, las autoridades locales han apostado por una modélica renovación urbana de esta enorme extensión isleña, rodeada por las aguas del río y frente al casco urbano. Aquí la imaginación y el ingenio están tomando cuerpo gracias a proyectos inéditos como la Galería de las Máquinas, donde niños y mayores pueden soñar con los mundos imaginarios de Verne o las máquinas precursoras a su tiempo de Leonardo da Vinci.

Fruto de la originalidad artística de François Delarozière y Pierre Orefice, figuras clave del teatro callejero francés con la compañía Royal de Luxe, desde 2007 en esa galería ha nacido todo un bestiario mecánico, cuya estrella es un gran paquidermo que gime, ruge y suelta chorros de agua mientras lleva a bordo hasta cuarenta y cinco pasajeros. También se han construido ya algunos de los monstruos marinos, como la manta raya o el pez pirata, que formarán parte del gran tiovivo de 25 metros de altura y 20 metros de diámetro que se planea inaugurar en el invierno de 2011-12.

La Serpiente de los Mares en las Máquinas de la Isla de Nantes
La Serpiente de los Mares en las Máquinas de la Isla de Nantes
El Calamar a retropropulsión es otra de las bestias marinas
El Calamar a retropropulsión es otra de las bestias marinas

El histórico puerto nantés está siendo sometido a una singular metamorfosis que permite la integración de un parque de atracciones en el tejido urbano y la interacción del público con las monumentales esculturas mecánicas. De este modo, se ha habilitado un antiguo hangar de almacenamiento de plátanos en zona de movida nocturna con bares, clubes y restaurantes. Sin embargo, el proyecto más ambicioso es la fabricación del Árbol de las Garzas, una colosal estructura de acero de 45 metros de diámetro y 28 metros de altura que albergará unos increíbles jardines colgantes con plantas procedentes de todo el mundo. Como anticipo, en una de las naves de la Galería de las Máquinas se ha levantado una de las enormes ramas del árbol, donde pueden encaramarse los visitantes tras observar, desde una crujía, el trabajo de los artesanos que elaboran las máquinas.

El parque de atracciones está en una margen del antiguo puerto
El parque de atracciones está en una margen del antiguo puerto
En esta galería las máquinas marinas soplan y lanzan agua o humo
En esta galería las máquinas marinas soplan y lanzan agua o humo

Si Julio Verne tomó inspiración en Nantes para crear viajes submarinos, al centro de la tierra o hasta la Luna, su ciudad natal sigue enganchando a los espíritus imaginativos y depara sorpresas que rebasan sus límites urbanos. No en vano es también la puerta de entrada al valle del Loira por donde se diseminan los castillos más impresionantes de Francia. Pero eso es ya otra historia.

Textos y fotos: José Carlos Pozo de Trotamundeando

sidebar:ciudad:nantes

#Europa#Francia#parque-de-atracciones

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *