15 días por Cuba

15 días por Cuba

Si sueñas con viajar a Cuba en plan resort, pulserita y visita superficial a La Habana, mejor no sigas leyendo. Te hablaré sobre playas de ensueño, sí, pero no de Varadero.

Cuba La Habana
Una avenida de La Habana.

Con la mochila a cuestas viví dos semanas en Cuba (sí, me cuadra mejor un “viví” que un simple “viajé”) de la mejor manera que se puede disfrutar de este precioso país: alojándonos mis 3 compañeros de viaje y yo en las casas de huéspedes, callejeando, dejándonos guiar por los acertados consejos de esas familias y de los taxistas que nos llevaban de un lado a otro, filosofando con ellos sobre el mundo (un poco -poquito- de política, un algo sobre su visión del amor y un mucho sobre el sentido de la vida) e improvisando lo necesario a pesar de nuestra ruta planificada, olvidando horarios, deberes y presiones. Cuba, para nosotros cuatro, fue la felicidad durante 15 días. Así de sencillo, así de importante.

Cuba es grande, enorme. Y aquí ya hablamos también de extensión. Si se quiere visitar la isla entera, quizá tres semanas o un mes sería lo ideal. Sin embargo, al disponer solamente de una quincena nosotros visitamos la parte occidental poniendo como límite Santa Clara, más o menos en el centro de Cuba.

LA HABANA

En un viaje bien planificado pero que dejaba la puerta abierta a la improvisación, nos salió bien nuestra idea inicial para visitar la capital cubana: estar un poco al principio y un poco al final. Al aterrizar y despegar del aeropuerto de La Habana, lo mejor fue pasar un par de días al llegar y volver dos días antes de irnos para visitar otros de sus rincones.

Desde la primera noche, nos dimos cuenta del gran acierto que supuso elegir una casa particular en lugar de un hotel. En Cuba, las casas de huéspedes son muy numerosas, están por todas partes y es el mejor método de alojamiento para vivir una experiencia genuina, dejarte guiar y aconsejar por los miembros de la familia y alimentarte de su comida casera, siempre disponible junto con el alojamiento. Jamás he disfrutado de mejores desayunos que los que tuve en Cuba: frutas sabrosísimas como la guanábana, bocadillos, zumos, café… Energía para todo el día, y ya iba bien porque hacía  mucha falta. Las casas autorizadas para alojar a viajeros abundan, pero igualmente hay que fijarse que tengan en el exterior el distintivo que las acredita como oficiales (el logo Arrendador Divisa que ves abajo).  Improvisamos con las casas porque en una ciudad nos pasaban el contacto de un compadre suyo en la siguiente, así que establecimos ya desde la primera un círculo de confianza muy práctico.

arrendadordivisa

Nuestros primeros días en la capital los dedicamos a La Habana vieja y los dos últimos a la parte de Vedado. Dos zonas a punta y punta de la ciudad que va muy bien separar para repartir la ruta y tus energías. Dejando a un lado los sitios emblemáticos de obligada visita, te recomiendo una pequeña delicia: ir a tomar unos helados al Coppelia, en Vedado, la heladería nacionalizada (así lo quiso Fidel) para la cual hay dos colas, una para turistas y otra para los cubanos (si te equivocas de cola, podrías pasarte horas antes de entrar). Naturalmente tienes que visitar la Plaza de la Revolución, el Hotel Nacional, las calles de Habana Vieja por donde se perdía Hemingway, la Casa de la Música, recorrer el kilométrico Malecón… Pero no te contaré nada nuevo.

Acertamos los días que pasamos en La Habana pero quizá no tanto en Cienfuegos. Fue nuestra primera parada después de La Habana. Ciudad pequeñita y muy importante históricamente, pero que se puede visitar tranquilamente en tan sólo un día. Ideal si vas de paso. Nosotros estuvimos un par de días y realmente no hacía falta. Para mí, el paraíso real empezó en Trinidad.

TRINIDAD

Cuba Trinidad
Calles de Trinidad

La maravilla. Colores, música, alegría. En mi opinión, la mejor ciudad de Cuba (al menos de Occidente que es lo que conozco). Si crees escuchar unos bongos o una trompeta en cada esquina no es tu imaginación. Día y noche las calles empedradas con sus casas de todos los colores se llenan de son cubano. Es como un pueblo donde es fiesta los 365 días del año, hay que pasar allí 3 ó 4 días y olvidarse de todo. Como en La Habana, aquí también hay una Casa de la Música, pero con la diferencia de que aquí la música en directo es al aire libre, cada noche hay actuaciones y puedes bailar salsa o simplemente escucharla tomando un cóctel bajo las estrellas. Ah, ya que hablamos de bebida, ojo con los mojitos. Ni son como los de aquí, ni están precisamente buenos aunque te sorprenda esta revelación. Y no hablo de Trinidad sino en general. Especial atención a los cubitos, el agua corriente de allí no es aconsejable.

En Trinidad fue también donde un taxista nos descubrió la playa del Caribe más encantadora que ninguna guía nos iba a revelar jamás. A unos pocos kilómetros al oeste de la playa más turística y atestada (y no especialmente bonita, playa Ancón), las palmeras, la arena blanca y la tranquilidad por fin se hicieron realidad (se llega en un desvío entre Ancón y La Boca). Una vez más, los consejos de los cubanos acertaron de pleno con nuestros ideales anti-guiri.

Cuba playa Caribe
Playa en la costa de Trinidad

Una de las cosas más maravillosas de Cuba es que tiene de todo. Si eres más de montaña, puedes hacer espeleología en muchos sitios o, como hicimos nosotros, cerrar desde Trinidad una excursión al parque natural Topes de Collantes. Vistas al Caribe desde el mirador, visita a la plantación de café donde te explican el proceso de elaboración, cascadas sobrecogedoras y lagos donde dejan al turista bañarse y tirarse de las lianas al agua durante una hora… Aire puro y ¡a divertirse como niños!

Cuba parque Topes de Collantes
Parque natural Topes de Collantes

CAYO SANTA MARÍA

Muy poco lujoso nuestro viaje, pero no queríamos dejar de pasar un par de días en una playa paradisíaca de los cayos. Y la verdad, fue lo peor del viaje. Lo malo realmente fue el resort, un universo guiri alejado de la realidad y las maravillas de la isla, de turistas que sólo quieren tumbarse al sol y pasarse el día comiendo como limas. Disfrutamos de la playa y las aguas cristalinas como si no hubiera un mañana, pero la experiencia del alojamiento fue lo peor. Ya nos habíamos acostumbrado a la hospitalidad de las casas coloniales cubanas y los sabrosísimos desayunos naturales y todo ese mundo prefabricado fue un bajón. Si realmente quieres disfrutar de unos días en un cayo, sea éste o Cayo Coco o cualquier otro, déjate el dinero de verdad, que sea un hotelazo y que no baje de 5 estrellas.

Al pisar de nuevo la gran isla, tocaba parada obligada en Santa Clara para presentar nuestros respetos al Che (el museo impresiona, pero el mausoleo donde reposa el comandante junto con otros compañeros de batalla te quita la respiración) y unas cuantas horas más de taxi con otro filósofo de la vida y el amor cubanos – escucharles y conversar con ellos es divertidísimo- para llegar a otro pedazo de edén.

VIÑALES

No hay palabras para describir como se merece el valle de Viñales. Patrimonio Mundial de la UNESCO, sus montes redonditos, los mogotes, como sacados del videojuego de Yoshi’s Island te recuerdan que la realidad siempre superará cualquier ficción. Otro soplo de aire puro y una excursión por todo el valle al que hay que dedicarle un día entero. Se acaba el camino en cuevas como la gruta “del indio” y, si de vuelta aún te quedan fuerzas, puedes acercarte a contemplar el Mural de la Prehistoria, una montaña pintada (así, tal cual) sobre uno de sus lados tallados. Una vista alucinante.

En Viñales vale la pena pasar unos días, 3 ó 4 noches mínimo. Tomárselo con calma y, por qué no, dedicarse a la vida contemplativa. Viñales es como aquel pueblo de verano de la niñez del que sobre todo recuerdas la fiesta mayor. Los cubanos salen cada noche, sólo que cenan prontito hacia las 20h y así aprovechan más las horas nocturnas. A las 3h ya todo suele estar cerrado. Pues en Viñales es igual. Los jóvenes se reúnen cada noche en el bar del pueblo (piensa que el local principal de todas las localidades siempre se llama Casa de la Música) y allí es ideal practicar un poco el arte salsero. Deja sin vergüenza que te saquen a bailar un rato. Sin más pretensiones, olvídate de segundas intenciones a menos que eso sea lo que busques tú. La mayoría sólo buscan divertirse salseando un poco, es su vida y disfrutan enseñándote los pasos básicos de rigor.

Cuba valle Viñales
Vista del Valle de Viñales, en Pinar del Río.

Otra de las jornadas en Viñales se puede aprovechar para una excursión a caballo y pararse a visitar una plantación de tabaco. Los agricultores están encantados de enseñarte cómo se elabora el tabaco y allí podrás adquirir habanos auténticos, sin que hayan pasado aún por ninguna fábrica. Son los puros que ellos mismos cultivan y te enseñan a fumar como si fuera un arte que sólo ellos conocen.

Antes de volver a La Habana, recorrimos en otro taxi nuestro segundo terraplén para descubrir otra playa paradisíaca al norte de Pinar del Río, la región donde se encuentra Viñales. Los terraplenes son carreteras construidas sobre el mar, estrechas y larguísimas, todo lo que se necesite para llegar a los cayos. La sensación de estar yendo en coche por encima del mar te infringe tanto respeto como a la vez te maravilla. Cayo Jutías se llamaba este pequeño cayo. Un pequeño rincón humilde, lejos de la ostentación de los grandes resorts pero otro pedacito de cielo en la Tierra. Hay que pagar un pequeño peaje para acceder al terraplén, cosa que no sabíamos. Por eso es muy importante pactar siempre el precio del viaje con el taxista antes de emprender la marcha, sea un viaje de 2 minutos o de 6 horas. Para nosotros fue el transporte ideal porque éramos cuatro y repartido sale muy a cuenta. También es aconsejable para evitar conducir tú por la isla. Ya se sabe, es una isla. Y además es Cuba, el país donde por la autopista se va normalmente por el carril de la izquierda… simplemente porque el lado de la derecha está ya en un pésimo estado.

En resumen, dos semanas en Cuba podrían repartirse así más o menos:

  • 3-4 días en La Habana (seguidos o repartidos al principio y al final).
  • 1 día en Cienfuegos
  • 3-4 días en Trinidad
  • 2-3 días en un cayo del norte (zona Atlántico) con parada de paso en Santa Clara.
  • 3-4 días en Viñales para visitar ésta y otras zonas de Pinar del Río.
#Cuba#la-Habana#norteamerica

Publicado por Diana Campo

“No se viaja para escapar de la vida. Se viaja para que la vida no se escape”. Cuando Diana leyó esto algo hizo click para siempre. Enamorada del mar y las playas de ensueño, sólo le gusta madrugar cuando está de viaje.
24 comentarios
  • Me gustaría recibir mas información de Cuba quiero visitar ese país pero que seria mejor ir directo y buscar alojamiento en las casas de huéspedes o buscar una agencia de viajes.seria de México a Cuba si alguien me puede ayudar. Se lo agradecería bastante gracias.mandar email.

    • Tengo la misma inquietud.No se como leer la respuesta de casas donde alojes con familias cubanasOjalå me puedas ayudar.Carmen Gloria de Chile

  • Muchas gracias por el blog. Yo voy en menos de diez dias para alli y creo que voy a seguir casi todos tus consejos. Pero algun me queda alguna duda que me gustaria preguntar. Gracias y saludos

  • A quien viaje: no se pierdan Santiago de Cuba, alquilar un jeep y subir a Sierra Maestra, pasar todo el dia recorriendo y si la noche está linda se ven las luces de Jamaica, bajar paseando, linda playa pero rocosa, el fuerte (el de La Habana es mas imponente) la catedral. Como es zona de sierra no es conveniente ir en verano ya que las caminatas se hacen pesadas. En La Habana no perderse el fuerte ni la ceremonia del cañonazo, un espectáculo que te transporta a la época colonial, y luego una cena en el restaurante del lugar en una cueva.

  • Hola, estoy planificando mi viaje a Cuba y la verdad que me ha encantado tu viaje, aunque creo que a Viñales no me da tiempo a ir, te quería preguntar que transporte has usado para moverte, gracias.

    • El taxi! Como éramos cuatro, nos fue muy bien ir de punto a punto en taxi. Salía muy económico, aunque sean trayectos largos (en el caso de Santa Clara a Viñales fueron unas 6 horas). Tienes que acordar previamente el precio con el taxista y tener buenas dotes de regateo. El transporte público en Cuba es arriesgado, no por seguridad sino por el poco rigor de los horarios: nunca sabrás si llegarás a tiempo ni las paradas con certeza. El taxi es lo mejor, además de tener risas aseguradas si te tocan taxistas con sentido del humor que encima te cuentan las mil y una sobre la isla y te dan consejos 🙂

        • Hola, inspirador este post. Buenísimos los consejos y se ve que eres una persona amante de la vida, Diana. Es verdad que en las playas pierdes tiempo de conocer la verdadera Cuba.
          Quería responder un poco la pregunta de Patricia: creo que hay dos sitios en Cuba donde te puedes empapar de cómo oscilan los precios de taxis en Cuba: http://taxivinalescuba.com y http://yotellevocuba.com
          Con esos dos puedes valorar y ver qué sale.
          Muchos saludos a todos y espero esto ayude.

      • Hola Diana, estoy programando un viaje con mi esposo a Cuba y me identifiqué con tu forma de contemplar este maravillos viaje. Estaremos 10 días y queremos alquilar un auto para realizar todos los recorridos, cómo son las vías allí?

        • HOla Melissa!!nosotros estamos planeando el viaje para el proximo mes, como os movisteis al final por Cuba??coche??Taxi?? como son las carreteras??llevabais gps?es necesario?muchas gracias!!

  • Diana! Me ha encanto tu Blog de Cuba, si tenía ganas de ir, ahora tengo muchas más! Dentro de que vamos solo 9 días intentaré seguír tu ruta y más aún los consejos! Gracias!

  • Hola parece que fue un viaje fantástico el tuyo, voy en dos semanas y seguire tus consejos a diferencia de que viajare solo tal vez eso haga que no me coste mucho el traslado de ciudad en ciudad sin embargo haré un buen plan, agradecería alguna consejo adicional que me pudieras proporcionar. Saludos de México un abrazo.

  • Hola Diana!

    Me encantó tu artículo y me alegra que la hayas pasado muy bien en mi país. Lo que cuentas de tu viaje es muy autentico y se ve que los “filósofos enamorados de la vida” te han hecho mucho reír.

    En Cuba, como en casi todas las islas, tenemos mucho tiempo para “filosofar” (y además nos encanta). Aun hemos conservado esos rasgos de personalidad que hacen que te sientes la persona más importante del mundo y no te importa ser juzgado por los demás.

    De hecho, sabemos todo sobre todo y casi siempre somos nosotros los que tenemos razón. LOL!

    Quizás lo vean desde afuera como algo malo pero cuando conoces a los cubanos, te das cuenta que en realidad filosofar no hace daño a nadie.

    De nuevo gracias! Espero con atención tus próximos artículos!

  • Hola Diana solo con como lo describes ya dan ganas de salir mañana para Cuba!!!! Podrias decirme las casas donde os ospedasteis y el precio de los taxis mas o menos. Quiero viajar con mi marido en Octubre. Mil gracias por adelantado.

  • Hola, mi nombre es Julieta. Soy de Argentina. Con mi marido queremos conocer Cuba y me delego la difícil tarea de armar un itinerario. Quería saber si podrías guiarme para armar un itinerario con los lugares típicos, hoteles, lugares para comer, para bailar, excursiones, etc. Nosotros nos conocimos bailando salsa y este viaje seria el broche de oro de nuestra relacion. Son 15 días. Gracias y espero ansiosa la respuesta

  • Me gusta no, me encanta!!! callejear, bailar, reír, conocer y disfrutar. El mejor destino para todo eso, sin duda. Viñales y la vida contemplativa mmmm…no lo hubiésemos descrito mejor. Enhorabuena por la entrada!!

  • Hola hace ya casi 2 años existe una plataforma disponible en yotellevocuba.com. Funciona como vía de comunicación entre taxistas particulares y viajeros deseosos de conocer Cuba. Los mismos choferes pueden ser guías si lo necesitan. Cuando realizan su solicitud, tres choferes son notificados y le responderán con sus ofertas. Ud puede evaluar cuál tomar. 🙂 Un saludo y buena tarde.

  • Excelentes tips, seguramente los seguiré todos. Aproximadamente cuánto fué lo que gastaron en el viaje, sobretodo la parte del transporte?

  • Hola Diana , No sabes la nostalgia que sentí al leer tu articulo.
    Estuve en Cuba por 15 días también , fue uno de los mejores viajes que realice visite la Habana , la habana vieja, entre ellas también llegue a Provincias sin duda el calor de la gente es increíble y conocí mucha gente que hasta el día de hoy recuerdo con cariño, te envío un beso y abraso gracias por el blog.

  • Buenas!!!!Viajo a Cuba con dos amigas en septiembre…y mi duda es….¿Cuando en el aeropuerto te piden que muestres donde te vas a alojar, si llevas planeado buscar el alojamiento allí e ir por libre, como he de hacer?TAmbién me gustaría saber alguna web o algo donde pueda mirar alojamiento al menos para los dos primeros días en la Habana!

    GRacias de antemano!!!

  • hola diana, gracias por tu blog!!!
    acabo de llegar de cuba, tb he estado 15 dias, con 3 amigas, y hemos seguido casi al pie de la letra tus recomendaciones.
    yo debo decir que cuba no me ha enamorado, la verdad, tenia mucha ilusión en este viaje y me ha decepcionado un poco; creo no es facil vivir alli, ellos me han parecido un” poco plastas””…… y sentia que me engañaban a todas horas, al turista le suben los precios muchiiiiismo
    lo mejor para mi ha sido montar a caballo en trinidad, que es precioso, bailar en la casa de la muscia de viñales, la exposicion fotografica en el mausoleo del che, y los viajes en taxi, donde hablabamos con ellos y les friamos a preguntas…….y cayo jutias.
    un saludo a todos

  • Hola!!!
    Viajo a Cuba el miercoles 12/7 y tenemos una duda sobre el tema del dinero…
    Llevamos todo en efectivo o hay cajeros para poder ir sacando allí????
    Gracias, un saludo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *