Varsovia, capital emergente de la Europa del Este

Pocas ciudades en el mundo han resurgido de sus cenizas con tanta fuerza y rapidez como Berlín y, en el caso que nos ocupa, Varsovia, la capital de Polonia. Devastada hasta sus cimientos tras los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial, el pueblo polaco no tardó mucho en apretar los dientes y comenzar la titánica obra de reconstrucción de la ciudad, poniendo especial esmero en la Ciudad Vieja (Stare Miasto).

Edificio del Museo de la Ciencia y la Cultura

El resultado a día de hoy es una ciudad de fuertes contrastes entre los edificios de época del centro de Varsovia y los interminables barrios de cemento gris de la periferia, donde residen la mayoría de sus habitantes. Las nuevas edificaciones de diseño moderno han acabado de añadir más contraste al conjunto.

Varsovia poco a poco se va deshaciendo también de esa imagen de ciudad comunista gris y fría de la Europa del Este, donde los conflictos sociales y laborales eran el orden del día. Ya es desde hace un tiempo ciudad de pleno derecho de la Comunidad Económica Europea, y eso se nota en sus calles, que han experimentado de nuevo una revolución económica y social. El comercio es el auténtico protagonista y sus gentes, pese a la latitud, son muy amables y simpáticas, siempre dispuestos a echar una mano al viajero despistado.

Centro histórico de Varsovia

El centro histórico es todo peatonal y se puede pasear a la orilla del Visla un trecho. Además de Stare Miasto, hay otro gran protagonista en la ciudad; sus parques, inmensas extensiones de verde repartidos por doquier, algunos son auténticos bosques.

Varsovia, qué visitar en un día

Una buena jornada (bien aprovechada) de visita sería, en primer lugar, un paseo por la Ciudad Vieja (Stare Miasto). Destacan la Plaza del Casco Viejo y los callejones de los alrededores. Tambien es interesante subir al edificio del Museo de la Ciencia y la Cultura. Es un regalo que le hizo el gobierno comunista al pueblo polaco (es un coloso de 30 plantas de altura desde donde se pueden obtener maravillosas vistas de la ciudad). Los polacos no le tienen mucho aprecio a este “regalo” porque dicen que es una representación de la opresión del pueblo polaco por parte de los comunistas… Independientemente de estas consideraciones, se trata de un magnífico edificio y en su interior podremos disfrutar de teatro, una serie de museos, exposiciones, etc.

Parque Lazienski

Tampoco debemos irnos de Varsovia sin visitar el Parque Lazienki, antigua residencia de verano de los reyes polacos. Es un hermoso y gigantesco parque romántico en donde podremos disfrutar de un maravilloso paseo. Además, con algo de suerte es posible ver multitud de ardillas entre sus árboles. También hay lagos (helados en invierno) y edificaciones clásicas.

Algunos consejos prácticos para visitar Varsovia

  • Varsovia es muy fría entre los meses de Noviembre y Marzo (-10/0 ºC) y muy calurosa en los meses de Julio y Agosto (+30 º C). Evita esos meses si prefieres disfrutar de temperaturas más moderadas.
  • El desplazamiento en Polonia por tren es muy económico y fiable. En la web http://rozklad.pkp.pl/bin/query.exe/en (en inglés) encontraremos información detallada de los horarios y precios.
  • A veces el alojamiento en apartamentos privados sale mucho más económico y se está más cómodo que en hoteles. Encontraremos más información en la web http://www.noce.pl/SR/index.php?lang=en (en inglés)
  • Procurad cambiar el dinero en los Kantors (oficinas de cambio privadas) que hay en el centro de las ciudades (no en el aeropuerto ni en hoteles, en donde las comisiones son mucho más elevadas).
  • Desde semana santa hay vuelos muy económicos desde Barcelona a Cracovia con la compañía de bajo coste Skyeurope.

Enlaces de interés

Mostrar un mapa más grandesidebar:ciudad:varsovia

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *