Vamos a la playa… de Malmö, Suecia

Durante los últimos 50 años España ha sido para Europa el destino playero por excelencia. Todavía lo sigue siendo, aunque la dura competencia de países como Croacia esté poniendo complicado ese primer puesto.

Por tanto, como líderes del turismo de playa estamos acostumbrados a ver franceses, alemanes, ingleses e italianos chapoteando en las aguas calientes de nuestra costa mediterránea. Y también suecos, entre otras nacionalidades.

Lo que hoy planteamos es una escapada tipo el-mundo-al-revés: coger un vuelo de bajo coste e irnos a dar un chapuzón a las playas de Malmö, tercera ciudad en importancia y capital del sur de Suecia.

Playa de Malmö con el Turning Torso al fondo


Malmö ofrece muchos atractivos al visitante además de su costa, por lo que es un destino perfecto para pasar un par o tres de días. Además, es la puerta de entrada de Suecia a Dinamarca, ya que el puente de Oresund la une nada más y nada menos que con Copenhague. De todas formas, en este artículo nos centraremos en el aspecto playero de Malmö, que a más de uno y de dos sorprenderá solamente su existencia.

Sturup es el nombre del aeropuerto de la ciudad sueca, y dista de ella unos 40 km. Está operado por Ryanair, y si reservamos con tiempo el vuelo podemos obtener precios muy económicos.

Una vez aterrizados, cogeremos un autocar de Ryanair que nos dejará en la estación central de Malmö en aproximadamente 30 minutos, por unos 6 euros. Desde allí podemos dirigirnos a la playa ya sea en bici o caminando, y en este caso será un agradable paseo de unos 20 minutos que podemos aprovechar para admirar desde lejos el Turning Torso, famoso edificio del prestigioso arquitecto Santiago Calatrava e imagen de Malmö desde 2001. El paseo nos servirá también para apreciar la calma de sus calles y lo ancho de sus avenidas, y seguramente pasaremos por alguno de sus gigantescos parques.

Una vez con la orilla del Mar Báltico a la vista, sorprende ver cómo se pasa de una zona verde de césped y árboles a las primeras dunas de arena en pocos metros. Nos dirigiremos entonces a la playa que está frente a unos antiguos baños situados unos 100 metros mar adentro, y allí veremos al grueso de los bañistas suecos… ¿o habrá algunos daneses? Seguramente, sobre todo si tenemos en cuenta que Copenhague está a 25 minutos en tren.

Playa de Malmö

Si hemos hecho el viaje con nuestro perro, también podrá disfrutar de un baño en una playa habilitada al efecto, situada a la derecha de la principal, en dirección al Turning Torso.

En este punto hay que advertir que, al contrario de lo que sucede en España, en Suecia no disfrutan de 3 meses veraniegos, por lo que aconsejamos hacer esta salida en la última semana de Julio o la primera de Agosto si no queremos volvernos con el bañador sin estrenar.

Barrio residencial con el Turning Torso al fondo

Una vez disfrutado nuestro merecido baño, podremos acercarnos al exclusivo barrio residencial en donde se encuentra el Turning Torso. Se trata de un barrio de reciente creación, de casitas y edificios de tres plantas, todos con balcones y aspecto más mediterráneo que nórdico. Podremos reparar fuerzas en uno de sus muchos restaurantes para proseguir después con nuestra visita a tierras suecas o danesas… O simplemente, volvernos para casa.

sidebar:ciudad:malmo

#Playas#suecia

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
7 comentarios
  • Hola Manuel,a mi Malmö me decepcionó un poco, pero he de reconocer que la zona de la playa es muy chula. Eso sí, tened cuidado con las medusas que nunca en mi vida había visto tantas y son diminutas, así que cuesta un poco verlas, pero está plagado, ¡¡así que cuidado!!

  • Pues a mi Malmö me gustó mucho por varias razones: el casco antiguo, pese a ser muy pequeño, es una zona muy animada y con encanto. Cenar en la plaza más céntrica, al lado de los pubs musicales, es sensacional.

    También tengo muy buen recuerdo de los inmensos parques de la ciudad, la tranquilidad general que se respiraba en todas partes, y por supuesto del Turning Torso y todo el barrio ultramoderno que lo rodea, por donde es una delicia pasear.

  • comparto en parte lo de Marc. Sobre todo los relacionado con primavera y verano. Este inviermo tuvo, para mi, la gran sorpresa de la nevada

  • A mi concretamente, Suecia en general (yo iba de trabajo, era chofer de trailer), me robó el espíritu. Aún recuerdo (la recorrí de punta a punta varias veces durante 2 años), sobre un viaje al mes, recuerdo como digo, su luz, es inconfundible por Stockholm capital, su tranquilidad, su paz para leer, hasta los guardias de las empresas, estaban disfrutando de la lectura. Es un pais, super super, yo les admiro. Recuerdo que mi marido se dirigió a un señor mayor, haciendo footing (con zapatillas, todo congelado y no se caia al suelo)en un mal inglés y el señor nos preguntó si éramos españoles para decirnos “feliz navidad”. Una pasada de gente, que educación. Alli no hay contaminación lumínica ni acústica, se oye la radio con una limpieza que no tenemos aqui en España. Siempre digo, que volveré pero como turista. Malmo es la capitalita del sur. Un encanto, menuda movida hay por los bares..pero con elegancia. No se que tiene, que me enganchó, cuando pienso en algo agradable, pienso en sus paisajes, sus bosques y su enladrillado de las calles (gatan).

  • Malmo es una ciudad preciosa, por donde tuve la oportunidad de pasar en un viaje relampago, que me permitio disfrutar de mi llegada cruzando en el tren-puente Oresund, desde Copenhagen, viviendo una excelente experiencia, gracias a Simon😁
    En Malmo se respira un aire puro y un ambiente de cultura envidiable. Entre lo mas destacado, ademas del puente, estan el
    Ayuntamiento renacentista holandes, el Turning Torso insignia de la ciudad y la Estacion Central, la mas grande de Suecia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *