Un paseo por Manchester, donde comenzó la Revolución Industrial

Un paseo por Manchester, donde comenzó la Revolución Industrial

Hubo un tiempo en el que Manchester era el centro de una revolución tecnológica que transformaría el mundo, como si fuera el Sillicon Valley de hoy en día. Sucedía a comienzos del siglo XVIII, los tiempos eran mucho más duros, abundaba la pobreza y el trabajo infantil pero la Revolución Industrial empezaría en esta ciudad. La llegada de las primeras máquinas cambiaría el sector textil primero y el comercio mundial después.

Ese legado histórico de Manchester se siente en buena parte de la ciudad. Pese a que en tiempos recientes se haya apostado por los grandes edificios de cristal tanto como viviendas como para oficinas el visitante podrá encontrar muchos edificios de ese ladrillo rojizo tan propio de la ciudad. Aún quedan en pie algunas de esas primeras fábricas del Siglo XIX.

manchester-industrial

Para conocer más de esa etapa recomendamos la visita al Museo de Ciencia e Industria, situado en lo que fue en la primera estación de trenes del mundo. Cuenta con una nave dedicada a acoger locomotoras antiguas, los primeros telares y cachivaches varios. El complemento ideal para esta visita –ya que ambos puntos de interés se encuentran en el centro de la ciudad y son gratuitos– es el People´s History Museum, centrado en la historia de la lucha obrera y la formación de los primeros sindicatos. Suena todo ello muy lejano. Sin embargo, el visitante se estremece al pasar por el céntrico y elegante Hotel Midland y observar la placa dedicada a la masacre de Peterloo, cuando en 1819 la caballería del Ejército cargó sobre miles de civiles desarmados que reclamaban más representación parlamentaria. El resultado fue de 15 muertos.

Tren Museo de la Ciencia de Manchester

Paseo por los canales

El amante la historia ha de darse un paseo por la zona de Ancoats y por los canales de Manchester: allí se topará con la historia a través de esos edificios fabriles. El canal era fundamental para introducir bienes desde el cercano puerto de Liverpool, ciudad que apenas dista 80 kilómetros de Manchester y con la que siempre ha tenido una rivalidad histórica. En ese paseo por los canales, hay que hacerlo de día por seguridad, también se observan zonas más curiosas como el pequeño barrio gay en Canal Street, donde la noche siempre es bulliciosa, o las placas en recuerdo de la Hacienda, la discoteca que alumbró el sonido Acid House en los años 80 y a grupos como New Order o Happy Mondays.

pub-ingles-en-manchester
Hotel Midland en Manchester
Hotel Midland en Manchester

Si antes mencionábamos el hotel Midland como edificio simbólico de Manchester, ahora no podemos dejar de incluir por lo especial de su arquitectura al Hotel Palace, que apenas dista doscientos metros de su rival. Su torre principal con reloj recuerda inevitablemente al Big Ben londinense.

Son edificios que hacen imaginar al turista que si Batman decidiera escoger una Gotham moderna Manchester sería una de las candidatas. Ese estilo neogótico e imponente también se reconoce en el edificio del Ayuntamiento, uno de los más grandes del mundo y que se puede visitar. Cuenta con un café donde se puede comer a buenos precios.

Fachada del ayuntamiento de Manchester
Fachada del ayuntamiento de Manchester

Batman y Robin también camparían a sus anchas por la biblioteca John Rylands que comparte ese estilo neogótico y que tiene una imponente sala de lectura, de extraordinaria belleza. Comparte esa condición de templo del saber con la biblioteca central, en las cercanías del hotel Midland y que acaba de abrir sus puertas al público tras una costosa inversión de 50 millones de libras.

***

Iñigo Antolín es periodista y vive en Manchester. Escribe en Gusto Guides, un blog de viajes sobre turismo auténtico en España

#Europa#inglaterra#Reino Unido

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
3 comentarios
  • ¡Qué ganas de volver! Tuve la oportunidad de vivir una temporada en la ciudad y me sorprendió muy gratamente, me la habían pintado como fea e industrial. ¡Pero los viejos edificios industriales me encantan! La biblioteca también se encuentra entre mis sitios favoritos.

  • Realmente un gran articulo, me has dado alguna idea para mi blog, ¿las fotos que pones aqui son todas tuyas?, es decir, si no son de google, de todas formas es lo de menos, la verdad me he entretenido y disfrutado con tu articulo, vendre por aqui de vez en cuando, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *