San Juan de Gaztelugatxe, una visita mágica

San Juan de Gaztelugatxe, una visita mágica

Hay lugares que desprenden un halo mágico, místico, y San Juan de Gaztelugatxe es uno de ellos.

Ubicado entre las poblaciones de Bakio y Bermeo en la costa de Vizcaya, se trata de un islote al que se accede a través de un puente de piedra y una escalinata formada por 241 escalones que llevan hasta la ermita que hay en la cima. Una agotadora excursión para aquellos que no estén en forma, pero la recompensa al llegar arriba merece el esfuerzo.

Lugar de peregrinaje durante siglos, regala unas vistas de aquellas para añadir a la colección personal, especialmente al atardecer, donde los rojos, naranjas y amarillos del cielo se mezclan con los azules y turquesas del Mar Cantábrico. La fuerza salvaje del mar y el viento acaban por añadir ese halo al que me refería, aunque los habrá que prefieran subir en un día de bonanza.
DSC_0346 (2)
Curiosidades sobre Gaztelugatxe hay a puñados, éstas son algunas de las más comentadas:

  • Actualmente son unos 241 escalones los que te llevan hasta lo alto del islote, pero se dice que antes había 365, tantos como días tiene el año, y es que tanto la ermita como el puente han sufrido desperfectos a lo largo del tiempo y, por tanto, varias reconstrucciones.
  • Hay una tradición que manda tocar 3 veces la campana de la ermita una vez hemos superado la escalinata. Hay diversos tipos de buena suerte que te da realizar este rito, según quién te lo cuente. Lamentablemente, nosotros la suerte nos la tendremos que ganar trabajándonosla, ya que cuando subimos la cuerda estaba rota de tanto tirón y no pudimos cumplir con la tradición.

DSC_0347

  • A lo largo del tramo de escalones, el viajero podrá apreciar en algunos rincones la famosa baldosa de Bilbao incrustada en el suelo. A mí me llamó mucho la atención porque es prácticamente igual al también célebre “panot” de Barcelona, la roseta es igual pero la de Bilbao tiene además unos canalillos para un mejor desagüe, ya que Bilbao es mucho más lluviosa que la ciudad condal.
  • San Juan de Gaztelugatxe aumentó muchísimo su popularidad desde que se casó allí la presentadora Anne Igartiburu. Desde entonces, se ha puesto de moda casarse en la ermita. Un lugar precioso para mantenerlo en el recuerdo, sin duda, pero yo sólo puedo pensar en las que tuvieron que subir ahí con sus tacones.
  • Dicen que hay una rivalidad entre los habitantes de Bakio y los de Bermeo por la pertenencia de San Juan de Gaztelugatxe. Sea como fuere, actualmente forma parte del municipio de Bermeo. Y también, dejando de lado cualquier posible pugna, tanto Bakio como Bermeo son lugares preciosos para visitar y empaparse del ambiente marinero de la costa vizcaína.

DSC_0353 (2)

#Bizkaia#españa#Europa#Euskadi#pais-vasco#Vizcaya

Publicado por Diana Campo

“No se viaja para escapar de la vida. Se viaja para que la vida no se escape”. Cuando Diana leyó esto algo hizo click para siempre. Enamorada del mar y las playas de ensueño, sólo le gusta madrugar cuando está de viaje.
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *