Salir de copas en Tallinn

Cada vez somos más los españoles que nos sentimos atraídos por la belleza de las diferentes capitales bálticas y nos embarcamos en un viaje de vacaciones visitando éstas, para conocer si todas las maravillas que compañeros y amigos nos habían dicho son una realidad o simplemente son exageraciones que nos comentan para crear en nosotros un sentimiento de envidia.

De las tres ciudades más importantes de las antiguas repúblicas soviéticas: Vilnius, Riga y Tallinn, hoy me voy a centrar en esta última. Muchos de nosotros hemos viajado vía ferry visitando Helsinki, San Petersburgo y Estocolmo en el mismo viaje, pero el problema con estos viajes es que no podemos percatarnos de la realidad, no podemos disfrutar de esta joya bañada por el mar Báltico con tranquilidad ya que tenemos que recorrer, como si de una carrera de fórmula 1 se tratase, todas las calles del casco antiguo sin poder tranquilizarnos un segundo. Éste es un problema, por eso la gente que quiere disfrutar de esta ciudad patrimonio de la humanidad prefiere visitar Tallinn durante al menos dos días para poder gozar de su belleza.

Tallinn de noche, Old Hansa

Conocer Tallinn

Tallinn, capital Europea de la cultura en 2011, es una ciudad que requiere verse con tranquilidad para poder respirar el ambiente medieval que nos ofrecen sus calles. Es una pena que la mayoría de nosotros nos quedemos con la sensación de que es muy bonita, pero demasiado turística. El problema que tenemos en verano es que Tallinn es muy conocida en Europa y ahora comienza a serlo también en España, por lo que al pasear por sus calles la ciudad empequeñecerá debido a la gran afluencia de gente y escucharemos muchos idiomas distintos pero al mismo tiempo familiares.

Como ya he comentado Tallinn es muy turística, por tanto no es de extrañar que prácticamente todo los ciudadanos hablen inglés. El Estonio es un idioma que hablan menos de 2 millones de personas en todo el mundo, por tanto, los ciudadanos de este pequeño país de 1,400.000 habitantes desde jóvenes están familiarizados con el inglés. Llama la atención tumbarte en la cama del hotel, encender la tele y escuchar todos los canales en inglés. En este país solo se doblan las telenovelas, de forma muy superficial y manteniendo la voz original de fondo, pero el resto de películas y series están en su idioma original con subtítulos en el idioma de este país báltico.

La noche en Tallinn

Habiendo explicado un poco las características del país voy a centrarme en la tarde-noche ya que para ser una ciudad tan pequeña (400.000 habitantes) nos ofrece muchas alternativas diferentes e interesantes:

Pubs en Tallinn

  • Una bebida tranquila con amigos para conversar sobre todo lo que hemos podido ver durante el día. La mayoría de los bares que hay en el centro nos permiten la posibilidad de sentarnos cómodamente ya que prácticamente todos tienen cómodos sillones o sofás donde poder degustar de una buena cerveza. Antes de continuar voy a comentar que en Estonia la cerveza asiduamente nos la pondrán menos fría que en España de la misma forma que en el centro y norte de Europa; otra característica es que la suelen echar con muy poca espuma. Algunos de los bares que nos podemos encontrar en el centro de este tipo son: Hell Hunt y Texas en la calle Pikk (Larga), Karja Kelder en Väike (Pequeña) Karja y Olde Hansa, éste último es famoso por ofrecernos una cerveza casera con canela que hace las delicias de los visitantes y porque sus dependientes van ataviados con ropas típicas del folclore estonio.

  • Disfrutar de una bebida y poder conversar mientras escuchamos música en directo. En verano se puede observar que algunas terrazas de los restaurantes de la plaza mayor (Raekoda Platz) nos brindan la compañía de algunos músicos para hacernos más amena la degustación o la cerveza típica. Pero si no queremos encontrarnos con la aglomeración de turistas que se da o visitamos Tallinn en una época que no sea el periodo estival podemos acudir a otros establecimientos: Beer House en la calle Dunkri nos suele deleitar (de jueves a sábado seguro, otros días debemos consultarlo) con un grupo que nos ofrece música al mismo tiempo que degustamos alguno de los tipos de cervezas caseras que nos ofrece o el restaurante Clazz, que se encuentra en Vana Turg. Tallinn es una ciudad paraíso para todos los que nos gusta la música en directo, lo mejor para saber que bares nos ofrecen música los días que estemos es acercarnos a alguna de las oficinas de turismo y preguntar o mirar la página de turismo de Tallinn.

  • Si siempre nos ha gustado hacer algo más aparte de tomarnos algo con los amigos, en Tallinn podemos encontrar infinidad de salas de billar donde podemos disfrutar de este juego con los amigos y en estas salas suele haber también algún futbolín. Otra opción un poco menos habitual es acudir a jugar a los bolos, pero tampoco es difícil poder disfrutar de este juego ya que son varios los sitios que nos lo ofrecen.

  • Si buscamos un pub donde bailar y donde tener fiesta, Tallinn también nos ofrece distintos sitios entre los que se encuentran Tonic y Nimeta que significa sin nombre (emplazados en la calle Suur Karja), éste último también nos ofrece todos los partidos de Champions League y de la liga española, además de todos los eventos deportivos (ya sea F1, MotoGP…), durante el día es un lugar tranquilo, pero al llegar la noche se transforma y puedes ver a jóvenes de todo Europa bailando al son de la música.

  • Las discotecas en Estonia se llaman clubs, por lo que si solo pone club o night club debemos traducir por discoteca. Nadie debe esperarse ningún local estilo pachá, pero para disfrutar la noche son más que aconsejables. El problema de las discotecas es que suelen cobrar entrada y aquí, al contrario que en España, no hay incluida consumición alguna con ésta. Los más famosos en Tallinn son Hollywood, Spider, Venus, Panoraam y Amigo.

  • Existe un bar un poco más alternativo que yo recomendaría llamado Levikas, tiene dos pisos y mientras en el bajo no se escucha la música apenas y podemos conversar tranquilamente con nuestros amigos o conocidos, si subimos una estrecha escalera de caracol llegaremos a una pequeña sala con música donde evadirnos de los problemas y disfrutar.

Por último también decir que si vamos a estar varios días no sería difícil encontrar una fiesta Estonia. Si acudimos a cualquier bar, pub o discoteca mencionada anteriormente es relativamente fácil cruzarnos con gente extranjera y no debería extrañarnos escuchar el idioma de Cervantes en él, pero una vez a la semana suele hacerse una fiesta en una antigua fábrica, en la cárcel rusa o en cualquier otro sitio de la ciudad donde se puede disfrutar de un ambiente excepcional, el problema es que es difícil que alguien nos pueda explicar dónde son. Yo tuve suerte que un amigo sabía dónde era y la pude disfrutar. Necesitamos pagar entrada, pero a cambio en el interior las bebidas eran más baratas que en el resto de sitios. Lo comentado antes, si buscamos un fiestón español éste no es el mejor lugar, pero si queremos ver una fiesta con diferentes salas y conocer un poco más acerca de los estonios, estas fiestas son bastante recomendables.

Espero que hayáis conocido un poco mejor Tallinn, si tenéis alguna duda siempre podéis visitar su página de turismo, lugar donde podréis encontrar toda la información que necesitéis conocer.

sidebar:ciudad:tallinn

#escandinavia#Estonia#fiesta#noche#pubs#salir-de-copas#Tallinn

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *