Salamanca: la Rana y el Astronauta

Desde que en 1993 se celebraran Las Edades del Hombre, la fachada de la Catedral Nueva de Salamanca no sólo está restaurada, sino que cuenta con una peculiaridad más que alimenta su leyenda, el Astronauta.

La Rana de la suerte ha sido sin duda uno de los recuerdos más populares entre los turistas que visitan la ciudad universitaria, pero puede que ahora tenga un serio competidor, con el que además de compartir ‘barrio’, tendrá que disputarse el favor de los viajeros que ahora ya no sólo buscan a la famosa Rana en la fachada de la Universidad, ya que encontrar al famoso Astronáuta se ha convertido también en una actividad obligatoria para el visitante.

Aunque no cuenta con una historia tan rica ni tan larga, es ya cita ineludible en los circuitos turísticos de Salamanca. Su nacimiento es reciente y se lo debemos a los escultores encargados de realizar la restauración de la fachada de la puerta de Ramos, con motivo de la celebración de Las Edades del Hombre.

Astronauta Rana


Los canteros dejaron su marca personal y no sólo el astronáuta es nuevo inquilino, sino que la reinterpretación de las ricas tallas en la piedra se han enriquecido también con nuevos símbolos como un lince, un toro y un símbolo de la vida estudiantil, el dragón comiendo un helado de tres bolas que sonríe al visitante.

Misterios y leyendas de la Rana

Ninguna de las teorías está probada y posiblemente la Rana siga siendo un misterio y de ahí su encanto. Se sabe que los artistas y escultores de la época firmaban sus obras con símbolos y la Rana podría ser uno de ellos, aunque también se baraja otra hipótesis, como su simbología bíblica, representando la lujuria. Es una teoría muy plausible, tratándose de la fachada de la Universidad, donde la vida alegre, las fiestas y el alcohol no eran un mito, sino una realidad entre la población estudiantil. Y lo que es más curioso aún es que la Rana es realmente un sapo, que en el ideario religioso es un símbolo femenino que representa al pecado.

Leyendas a parte, lo cierto es que la ornamentada fachada de la Universidad compite ahora con la de la Catedral nueva, donde se han añadido nuevos vecinos a los símbolos centenarios, de los que algún día quizá también se cuenten sus misterios.


Ver mapa más grandesidebar:ciudad:salamanca

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *