Qué ver en Renania-Palatinado

Hace unos días comenzamos a publicar algunas experiencias de nuestro reciente viaje por la región alemana de Renania-Palatinado, tan cercana a los aeropuertos de Fráncfort –no en vano su capital es Mainz–, y sin embargo tan alejada del imaginario colectivo que el turista español tiene sobre los sitios que vale la pena visitar en un viaje por Alemania.

Coblenza
Coblenza

En nuestros primeros artículos de esta serie sobre Renania-Palatinado contamos nuestras impresiones tras visitar el viñedo de Calmont y el pueblo medieval de Beilstein, la villa más fotogénica a orillas del río Mosela. Sin embargo, en este post nos gustaría tratar a nivel más general sobre las posibilidades turísticas que ofrece una región que sin duda vale la pena visitar.

Paisajes de Renania-Palatinado
Paisajes de Renania-Palatinado

Qué ver en Renania-Palatinado

Renania-Palatinado está dividida en varias grandes comarcas, las que visitamos fueron Hunsrück, Eifel y Mosela. Todas ellas comparten características: las surcan los ríos Rin o Mosela, están compuestas en su mayor parte por grandes espacios naturales y muy poca densidad de población; sus colinas están salpicadas aquí y allá de castillos y pequeños pueblos medievales, y en ellas se cultivan miles de hectáreas de viñedos, que en un 80% producen un finísimo vino blanco de tipo Riesling.

Viñedos a lo largo del curso del Mosela
Viñedos a lo largo del curso del Mosela

Los habitantes de la comarca de Hunsrück se jactan de vivir en un espacio verde y tranquilo con mucho atractivo turístico para sus compatriotas de las grandes ciudades, pero también para belgas, holandeses y franceses. Estos turistas vienen buscando disfrutar de unos pocos días de tranquilidad y de realizar actividades como senderismo, ciclismo o acampada libre. La gastronomía también es muy importante en esta región productora de aceite, vino y en general productos ecológicos de gran calidad. Su ciudad más importante es Kastellaun, y supone un excelente centro de operaciones donde instalarnos para realizar excursiones por el resto de comarcas de Renania-Palatinado.

Eifel es otra comarca de naturaleza exhuberante esculpida por la acción de centenares de volcanes hace miles y miles de años, y hoy en día sigue conservando una flora y fauna características. De esta actividad volcánica, que sigue elevando el terreno a razón de 1 mm al año, surgió en la Prehistoria el lago Maria Laach del que hoy día podemos disfrutar navegando en barca por sus apacibles aguas, recorriendo varias rutas de senderismo o descubriendo la imponente abadía benedictina que guarda sus orillas.

Embarcadero en el lago Maria Laach
Embarcadero en el lago Maria Laach

Tierra de viñedos, pueblos y castillos medievales

Como las otras comarcas de Renania-Palatinado, Eifel es tierra de castillos y de entre éstos podremos visitar uno de los más afamados en Alemania, el Castillo de Eltz (Burg Eltz), una esbelta fortaleza situada en lo más profundo del bosque pero que es visitada cada año por más de 3 millones de turistas. En nuestro recorrido por el castillo descubriremos que sigue bajo propiedad de la misma familia que lo hizo levantar hace 800 años, actualmente en su 33a generación, y podremos disfrutar de una visita guiada por sus habitaciones y las pequeñas historias que siguen impregnando sus paredes.

Castillo de Eltz
Castillo de Eltz

Mosela destaca por ser una importante zona viticultora en Alemania, y sus caldos forman parte la denominación Mosella-Sarre-Ruwer. Estos viñedos aparecen en las laderas a lo largo del curso del río Mosela, donde también recomendamos visitar poblaciones como Beilstein, Cochem o Trier. Todas ellas tienen una historia azarosa a sus espaldas, con disputas, guerras y cambios de bandera constantes; algunas han salido mejor paradas que otras, pero todas visten hoy día la mejor de sus galas para recibir a sus visitantes. Recorrerlas es impregnarse la vista de casas de entramado de madera, castillos, iglesias y fuentes centenarias, y por supuesto todo lo que tiene que ver con la cultura del vino.

Vistas de Cochem
Vistas del castillo de Cochem

Punto de parada para los cruceros por la Alemania Romántica

En la confluencia de los ríos Rin y Mosela podremos visitar Coblenza, ciudad de grandes dimensiones pero en donde se respiran los ritmos y la tranquilidad de un pueblo. En Coblenza se concentran la mayoría de cruceros fluviales que recorren el Rin y el Mosela bajo la denominación Alemania Romántica; son barcos con capacidad para más de 150 pasajeros que recorren durante días el curso de estos ríos, haciendo paradas en varias de las principales ciudades del oeste de Alemania.

Cruceros en su paso por Coblenza
Cruceros en su paso por Coblenza

Podemos volar a cualquiera de los aeropuertos de Fráncfort –Frankfurt Hahn a precios económicos con RyanAir— y en apenas una hora en coche nos encontraremos en cualquiera de estas comarcas del oeste de Alemania.

***
Este post ha sido posible gracias a la inestimable colaboración de la Oficina de Turismo de Renania-Palatinado.

Oficina de Turismo de Renania-Palatinado
Facebook |
Twitter |
Youtube |
Flickr

sidebar:ciudad:coblenza

#alemania#cruceros#medieval#vino

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *