¿Qué llevarse en un viaje a África?

Mi hermana se va a Malawi. Aprovechando que me ha pedido una “lista de los Reyes Magos” con las cosas que le recomiendo para llevarse en este viaje, que creo que va a ser más una experiencia humana y un recorrido hacia el interior de ella misma, me ha parecido una buena idea escribir un listado con algunos consejos tras mi último paso por el continente africano en marzo de este año. Aunque existen cientos de recomendaciones, listas y esas típicas llamadas de última hora de “y no te olvides de…” hay varias cosas que le he comentado que me parecen fundamentales. Lo primero, leer. Lo segundo, escuchar. Lo tercero, aprender y absorber todo lo que pueda de la fascinante experiencia que está a punto de vivir desde que ponga el primer pie en el avión el próximo martes.

Paisajes de Chad @3viajes

Destino: Malawi. El mío fue Chad. Parece que no son los típicos lugares a los que uno se iría a hacer un safari para ver a los cinco grandes de África. Pues no. Pero probablemente sea la mejor puerta de entrada para conocer el corazón del continente, una vez más poniendo un granito de arena en la gran montaña del desierto que rodea a todos sus habitantes. Lo primero que hay que tener en cuenta al llegar a África es el respeto. Esto me lo enseñó un misionero comboniano, el Padre Alejandro Canales (que por cierto ahora mismo se ha vuelto a las misiones en Chad) al que conocí preparando mi viaje al interior del continente africano en abril y que ha sido mi mejor consejero espiritual en cualquier aspecto relacionado con este apasionante destino. África, como bien me dijo él un día desayunando en una cafetería del centro de Madrid, son 1.000 millones de personas que necesitan que se les reconozca como uno más de los habitantes del globo terráqueo. Necesitan que la comunidad internacional y el primer mundo nos fijemos en ellos. Y, lo que es todavía más importante, nos adaptemos a ellos y comprendamos su forma de vida, tan diferente pero a la vez tan cercana en los valores más profundos del ser humano.

Niños chadianos @3viajes

Lo de la adaptación lo aprendí de los cooperantes que fui conociendo en mi paso por África. Macarena, Fátima, Vanessa, Pascual, Judith, Sandra, Raquel, Elia…y muchos otros nombres anónimos que, aunque no aparecen todos los días en los periódicos ni son personajes famosos, se han convertido ya en los grandes protagonistas y responsables de que países en vías de desarrollo estén alcanzando en pleno siglo XXI ciertos niveles de igualdad (y ya no digo de comodidad ni de confort) y puedan ver, en algunos momentos del día, las puertas abiertas a un mundo que hasta hace muy poco parece haberles dado la espalda. Son ellos los que, con su día a día, consiguen como ellos dicen, enseñar a los habitantes locales de África a aprender a construir la caña para pescar, en vez de darles los peces directamente.

Lo de la lectura me acompaña ya desde muy pequeñita, es uno de esos hábitos que les debo a mis padres y del que probablemente pueda estar más que orgullosa ya que me ha hecho soñar, volar y viajar a lugares recónditos y lejanos sin moverme de casa y con los ojos muy abiertos. Me ha permitido conocer el mundo, intercambiar experiencias y acercarme de puntillas a nuevas culturas que, de cualquier otra manera, todavía permanecerían sin descubrir para mí en estos momentos. Y aquí no puedo dejar de citar a Ryszard Kapuscinski, un gran periodista y escritor a través del que he conocido la parte más emotiva y al auténtico corazón africano en su estado más puro antes de conocer su realidad en persona. Especialmente recomendado Ébano para esta ocasión.

Como ya avisé al principio, esta no iba a ser una lista de cosas materiales, sino que me pareció mucho más interesante contar cuál había sido mi experiencia desde el punto de vista emocional y espiritual, en un viaje que yo creo que no se puede preparar con una lista, sino que hay que interiorizarlo mucho antes de llegar al país. Como listas hay mil, añado una que me gusta mucho de Coronel Tapioca para el despistado que todavía tenga un hueco en su mochila para “ese olvido de última hora”. Pero insisto que este es un viaje hacia el interior de uno mismo y que hay ciertas cosas que por mucho que se preparen, pueden dar completamente la vuelta una vez que llegas al destino. Este, posiblemente, sea el más grande de esos viajes. ¡Feliz aventura y buena suerte hermanita! 🙂

#africa#Consejos#Solidaridad

Publicado por Doris

Muchas cosas no se pueden averiguar pensando, hay que vivirlas (Michael Ende)
5 comentarios
  • Doris, Somos un grupo de gente voluntaria, indignados de cómo y porqué se hace cooperación internacional, de que todo sea política y corrupción,, hemos descubierto una forma mejor de hacerlo: Hacerlo nosotros mismos. Y hacemos desde nuestras profesiones y posibilidades cosas a varios niveles: Sensibilización, ayuda humanitaria, ayuda al desarrollo, denuncia internacional., etc,…. Lo puedes ver en : http://www.deporteyartesolidario.tv ,allí encontrarás varios vídeos , duran pocos minutos cada uno, pero te van a situar y seguramente a inspirar. “El mundo mejor” es la campaña actual, “esto somos” nos describe un poco, los demás te cuentan lo que pasa en el Chad y muchas cosas mas.
    He trabajado 25 años en diversas ONGs y parido y dirigido muchos proyectos humanitarios y de desarrollo.. Por eso he creado esta “asociación sin burócratas, políticos ni intermediarios y a la que se van sumando un pequeño ejercito de artistas, deportistas y gente normal de diferentes sectores, razas, creencias religiosas y nacionalidades.

    No nos obsesiona la envergadura de los proyectos, solo su impacto social, el cómo, el proceso, la dignidad humana. Nada de caridad, solo creemos en el desarrollo,en el respeto a las libertades a la creatividad, a lo humano, al futuro…

    Colaboramos con varios países pero ahora mismo andamos centrados en el Chad, un país abandonado de la comunidad internacional, en manos de un dictador y genocida, aislado geográficamente, de donde se ha retirado la cooperación internacional por falta de subvenciones, de seguridad,…justo cuando más se necesita, solo se han quedado los misioneros, esos locos que se dejan matar por sus convicciones. Por cierto, ellos son la otra parte de nuestro equipo.

    Y esa indiferencia es lo que más nos ha impulsado a actuar, simple sentido común y justicia con las víctimas, su planificado abandono por parte de la comunidad internacional, para que una multinacional y un tirano puedan enriquecerse con su petróleo, mientras millones de niños se mueren de hambre. Y los que sobreviven, condenados a más siglos de miseria absoluta. Queremos estar a su lado, nuestra sola presencia es una denuncia, un desafío, cada expedición un rito, ” el rito es en el tiempo lo que la morada es en el espacio…” y ya hemos creado un canal de cooperación y mantenerlo abierto es nuestra lucha constante.

    Doris Estas a punto de echarle una mano a algunas de las personas más pobres y frágiles del planeta, pero también de las más dignas y valientes, por eso quiero que veas esos pequeños videos mal hechos y peor editados, pero que tienen la fuerza brutal de la realidad, y hacen parte del único patrimonio de varios millones personas en el Chad: La esperanza.

    Va a ser un placer compartir contigo el privilegio de poder ayudarlos. Un abrazo

    Bienvenida al Chad Doris, el país de los niños esclavos….

    Pablo Bohorquez
    presidente de deporte y Arte solidario
    bohorquez.pablo@gmail.com

  • Muy interesante la nota, muchas veces nuestros viajes se vuelven muy predecibles, siempre viajamos a lugares ya muy conocidos o populares, y el atreverse a conocer nuevas culturas y aventurarse a nuevos lugares es lo que a mi punto de vista le da sentido a la exploración.

    Saludos desde México.

  • Muchas gracias por vuestros comentarios, sin duda es una experiencia muy gratificante para todos la de viajar, aprender y, en la medida de nuestras posibilidades, colaborar y ayudar a que este mundo sea cada día un poquito mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *