Praga: fuera de las rutas más turísticas (I)

El centro de Praga concentra y mantiene ocupados a la mayoría de visitantes durante días, pero si quieres dejar de ver durante un rato a los guías turísticos blandiendo paraguas o a los turistas españoles tan difíciles de sortear, te proponemos algunas escapadas urbanas en Praga, no por poco turísticas menos interesantes.

Castillo de Vysehrad
Comenzamos haciendo un poco de trampa, porque ll castillo de Vysehrad, del siglo X, se trata de un punto de interés turístico de primer orden. Lo que sucede, es que la mayoría de los turistas no lo saben. Vysehrad es la fortaleza más antigua de la ciudad, y se encuentra en el mismo margen del río Vltava que la ciudad vieja y el barrio judio.

Castillo de Vysehrad

La zona de Vysherad suele gustar más que la del castillo de Praga, tanto por su tranquilidad como por la riqueza del entorno y edificaciones. Se puede llegar en metro y atravesar un tranquilo barrio de casas típicas, con jardín en la parte delantera incluido. El castillo se situa también en una zona elevada de la ciudad, pero en este caso linda con el río. Todo el recinto se encuentra amurallado y tiene la apariencia de un verdadero castillo, al menos por fuera.

Templo gótico de San Pedro y San Pablo

La zona interior es actualmente un enorme parque, bastante bien cuidado que ofrece unas vistas maravillosas de la ciudad y la zona del río. Además de amplias zonas verdes el castillo de Vysherad alberga el templo gótico de San Pedro y San Pablo; el cementerio de Slavin, donde reposan las personas más destacadas de la cultura y ciencia checas; y finalmente, algunas instancias destinadas a exposiciones o locales de restauración.

 Vistas de Praga desdel Vysehrad

Pero sin duda alguna, lo más destacable son las vistas a la zona del río, se puede observar la magnitud del castillo de Praga en la otra orilla del Vltava. Parece que esté un poco apartado si se compara con el castillo de Praga y la ciudad vieja, pero con el tranvía y el metro se llega rápidamente al centro de la ciudad.

Pasear por la orilla del Vltava

Pasear bordeando el río Vltava, en Praga

Praga está normalmente atestada de turistas, concentradas normalmente en el casco histórico y la zona que rodea al Puente de Carlos. Si queremos desertar de esta concentración durante un rato, una opción agradable es pasear por la orilla del río Vltava, en dirección contraria a la ciudad vieja. Como puedes ver por la foto, hay estampas muy bonitas que captar con nuestra cámara.

Visitar los exteriores de la embajada alemana

Exteriores de la embajada alemana en Praga

El barrio de Mala Strana contiene la mayoría de las embajadas de la ciudad, y muchas de ellas se encuentran en edificios de bonita estampa. El edificio más espectacular de todos es el de la embajada alemana, sin duda. Situada en el número 19 de la calle Vlasska, posee un jardín envidiable situado en la parte trasera, que se puede observar perfectamente a cierta distancia.

Trabant dorado, en Praga

Los jardines de la embajada contienen otro pequeño tesoro: la escultura del Trabant dorado. En el verano de 1989, miles de alemanes del este acamparon al lado del muro de Berlín exigiendo su caída y la ciudadanía de la Alemania Occidental. Lo que sucedió es historia, y el muro cayó. Pues bien, la escultura rinde homenaje a este momento de la historia, simbolizado por un Trabant (modelo de coche de la Alemania del Este) con piernas. Su escultor, David Cerny.sidebar:ciudad:praga

#chequia#Europa#paseos#Praga

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *