Montaña rusa Rutschebanen del Tivoli de Copenhagen

Entrada del Tivoli de Copenhagen
Entrada del Tivoli de Copenhagen

Una de las actividades del blogtrip en Copenhagen fue visitar el parque del Tivoli de Copenhagen, cenar allí y subir a las atracciones del parque. Sin embargo en este post, no hablaremos del parque, cosa que ya hemos hecho con anterioridad, sino que vamos a hablar específicamente de su montaña rusa Rutschebanen. Esta montaña rusa, de madera, es la segunda más antigua de Europa, fue construída en 1914 y nos prometieron que la madera crujía cuando las vagonetas circulaban. El viaje tiene una duración de más de dos minutos y se consigue una velocidad punta de 50 km/h. La montaña rusa está controlado en todo momento por un conductor que se sienta entre las vagonetas y va frenando o dejando de frenar en curvas y bajadas.

Nuestra experiencia en esta atracción fue muy divertida, nos montamos una primera vez para probarla, dado que es una de las atracciones más famosas del parque. Sin embargo, quedé alucinado del trabajo del conductor, que puede llegar a transportar hasta 3.200 personas por hora (según las cifras oficiales de la atracción). Este señor se sentaba en un asiento de piel, sin cinturón de seguridad ninguno y se encargaba de decidir en qué momento frenaba y en qué momento dejaba de frenar, según quisiera acojonar más o menos a los pasajeros de las vagonetas. Y lo más alucinante es que en algunos momentos se levantaba para animar al personal que viajábamos con él. ¡Espectacular!

Este es el vídeo grabado por Fotonazos durante la segunda bajada por la montaña rusa Rutschebanen del Tivoli. El viaje fue aún más espectacular que el primero, ya que interactuamos con él y el conductor decidió llevar las vagonetas al límite. Al final del viaje decidí que nos teníamos que hacer una foto con ese conductor que disfrutaba haciendo su trabajo.

Foto con el conductor de la montaña rusa @ Fotonazos.es
Foto con el conductor de la montaña rusa @ Fotonazos.es

Actualmente, Rutschebanen es de las montañas rusas de madera en funcionamiento más antiguas del mundo. Aunque aquí no se termina el Tivoli, sino que además de los bellos jardines dispone de atracciones de todo tipo, restaurantes muy interesantes y hoteles.

Tivoli de Copenhagen
Tivoli de Copenhagen

Así que si vas a Copenhagen no te pierdas el parque Tivoli y si te montas en el Rutschebanen coméntanos tu experiencia 🙂

sidebar:ciudad:copenhague

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Copenhagen'Cosas que hacer en Copenhague y alrededores  

##CPH11#Copenhagen#dinamarca#parque-de-atracciones

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
4 comentarios
  • Justo esa atracción fue la única que me monté cuando visité el Tivolí porque sabbia que era de las atracciones más antiguas construidas en madera que sigue en funcionamiento. De hecho en un reportaje en televisión sobre las diez mejores montañas rusa la incluyeron por ser la montaña rusa de madera más antigua en funcionamiento. También el Tivolí es de los parques de atracciones más antinguos del mundo, dicen que sirvio de insipiración para los parques de Disney.

    Por cierto la atracción de abuelita nada, cuando me monté lo pase un poco mal, pensé que era mi falta de costumbre en montar atracciones de este tipo pero viendoos a vosotros veo que no soy tan excesivamente miedica.

    Saludos
    Judith

    • Jajaja, yo creo que quien gritaba era Pak! Habéis hecho reir mucho a mi hijo de 3 años con el vídeo (aunque cualquier excusa le vale) 🙂

      Yo también fue a la única atracción del Tivoli que subí, en 2007, y recuerdo que me pareció cañera, a pesar del aspecto infantil que tiene a priori :-O

  • jajaja, que gran post y que grandes momentos con el señor Conductor de Montaña Rusa… eso si es un curro que mola.

    el grito lo dejamos en incógnita, ahí gritamos todos pero el “güeno”, “güeno”, no era yo, jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *