Liverpool a ritmo de Cask Ales, Bitters y cervezas artesanas

Liverpool a ritmo de Cask Ales, Bitters y cervezas artesanas

Hoy tenemos el inmenso placer de publicar un artículo de nuestro viejo amigo Jordi Roura, a quien siempre hemos admirado entre otras cosas por su gran conocimiento del mundillo del lúpulo, como nos vuelve a demostrar en este genial artículo que vendría a ser algo así como la biblia de la cerveza en Liverpool. Pasen y disfruten.

Liverpool es una ciudad con carácter que luce sin complejos las cicatrices de la depresión pasada y que mira al futuro con el descaro y el desparpajo propio de los “Scouse”, nombre que reciben por el estofado típico de Merseyside. Es una ciudad abierta, acogedora y alegre que luce el río Mersey como estandarte de su identidad, en paralelo a su omnipresente gallina de los huevos de oro de la que muchos de sus habitantes ya empiezan a estar algo cansados: “Liverpool es algo más que sólo los Beatles”, me confesaron en más de una ocasión. ¡Y es cierto! Si bien los melómanos verán saciada su pasión por el famoso grupo, Liverpool tiene mucho más que ofrecer. No hay más que compartir la mesa o la barra de un pub con sus alegres parroquianos para ver que Liverpool se tiñe de muchos más colores que el negro Beatle. Y qué mejor combustible para esas largas conversaciones que una ¡gran selección de cervezas!

Liverpool a ritmo de cervezas

Si bien las grandes cervezas industriales –mayormente lagers y sidras inglesas– son las más consumidas, los amantes de las cervezas más naturales encontraremos en Liverpool una diversidad de opciones mareante. La preferencia popular se inclina claramente hacia los Pale Ales de los que encontraremos con facilidad sus variedades inglesa, india o americana, pero también tienen buena presencia las Bitter locales.

Probablemente la visita más obligada se deba a The Ship and Mitre, un alegre local situado en el número 133 de Dale Street que es popularmente conocido como el lugar a ir para amantes de la buena cerveza artesana. Lo primero que encontramos al entrar es un panel donde anuncian las cervezas en barril del día, puesto que éstas cambian incesantemente. Es un local enorme, con un montón de pequeños espacios que crean ambientes más íntimos y una barra circular con 15 tiradores que da servicio a todos ellos, y su producto se ha vuelto tan popular que hasta dispone de una tienda en Kirby para que los habitantes del otro lado del Mersey puedan comprar para consumo casero sin necesidad de tomar el ferry. Si debo destacar una cerveza de este lugar es sin duda la Imperial IPA de Liverpool Organic Brewery, un caldo intenso de sabor, ligeramente seco y afrutado y un aroma fuerte a lúpulo.

Lake District
Lake District

Otra parada obligada para los taberneros es The Dispensary, votado como mejor pub de Liverpool por la CAMRA en varias ocasiones, principalmente gracias a su alegre y amigable personal. Se trata de un local pequeño, situado en la esquina entre Renshaw Street y Oldham Street donde el protagonismo lo toma una gran barra rodeada de pequeñas mesas alineadas a lo largo de un gran banco de madera, y que cuenta con otra zona de mesas más apartadas para los que prefieren huir del ambiente futbolero. Para tomar una buena pinta, bien aconsejado por los animados personajes a ambos lados de la barra, la Dobber de Marble Brewery es una gran propuesta. Esta IPA luce un precioso dorado oscuro y su afrutado aroma realza su suave regusto a galleta. Una maravilla que junto a la Plum Porter de Titanic Brewery –una deliciosa porter con un marcado toque de ciruelas que ha ganado varios primeros premios– y una buena selección de The Rat Brewery –la microcervecería mejor valorada en el festival la CAMRA en 2012– han convertido The Dispensary en mi pub de cabecera.

Para degustar las afamadas Liverpool Craft Beer un buen lugar es The 23 Club, un coqueto “basement pub” con varias habitaciones independientes y un precioso beer garden en la parte de atrás. Aquí además de una cuidada selección de cervezas de barril tienen una buena carta de ensaladas, sandwiches y hamburguesas. La IPA de Liverpool Craft Beer es amarga, rojiza y con un ligero regusto largo a pimienta, aunque agradablemente sorprendente fué la Organo, una EPA vegana con una marcada presencia floral que sirven en el igualmente ecléctico Kazimier Garden.

The Philarmonic Dinning Rooms
The Philarmonic Dinning Rooms

No se puede hablar de Pubs en Liverpool y Real Ales y no mencionar The Philarmonic Dining Rooms. Situado frente a The Liverpool Philarmonic, retiene todo el encanto y la elegancia de un Gentleman’s Club de principios del siglo XX: Paredes paneladas con madera tallada, suelos de moqueta, techos moldeados con filigrana, salas de lectura con chimenea y mucho vidrio tintado. Además, cuenta con una selección de cervezas nada despreciable. Por ejemplo, la Outlier de The Chevallier Brewing Co es una lager artesana bien acabada, suave y refrescante con notas herbales y algo de limón.

Sin embargo, si lo que quieres es una buena Bitter te propongo The Fly in the Loaf, una antigua panadería donde una barra interminable bien armada de tiradores te espera. El ambiente es agradable y los fines de semana suele llenarse bastante aunque no es difícil encontrar mesa ya que es un local grande. La Bitter de Okells, elaborada en la Isla de Man, es una buena referencia con su sabor ligeramente maltoso y afrutado, y un regusto a caramelo con un final agradablemente amargo.

Fly In The Loaf
Fly In The Loaf

Para conocer el origen de algunas de las muchas cervezas que se sirven en Liverpool un buen destino es el Lake District, el escenario que inspiró a la célebre escritora e ilustradora Beatrix Potter y hogar de decenas de cervecerías y microcervecerías que aprovechan las peculiaridades de esa zona para elaborar excelentes variedades. Aquí entre montañas, lagos, riachuelos y cascadas podemos encontrar auténticas joyas como The Watermill Inn & Brewery, un típico pub de montaña que mantiene un provechoso idilio con sus cervezas -elaboradas en el mismo pub- y los perros. Un cartel en la puerta declara que el lugar es “dog friendly” y todas sus cervezas tienen referencias caninas en sus nombres, desde la famosa Isle of Dogs pasando por la Dog’th Vader hasta la W’Ruff Night. Escondida en el pequeñísimo pueblo de Ings, cercano al lago Windermere, una de sus estrellas es la galardonada Collie Wobbles, un delicioso Bitter que de entrada parece algo acuoso, pero que enseguida resalta su sabor a galletas y frutos secos.

The Watermill Inn
The Watermill Inn

En resumen, si eres fan de los Beatles, Liverpool es tu ciudad. Si eres futbolero, el estadio de Anfield Road es un peregrinaje obligado. Si simplemente quieres descubrir la esencia de una ciudad obrera y trabajadora en Inglaterra ajena a la parafernalia turística, Liverpool es un gran refugio. Y en ninguno de esos tres casos va a faltarte ese ingrediente imprescindible: una buena cerveza de barril tirada a mano en un buen vaso de pinta. ¡Salud!

sidebar:ciudad:liverpool

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
11 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *