La Isla de Ré en el oeste de Francia

Durante nuestro viaje a través del oeste de Francia, uno de mis rincones preferidos fue la estancia en la isla de Ré. También conocida por su turismo chic de celebrities y actores famosos que buscan un rincón secreto en el que perderse y esconderse durante unos días para olvidarse del mundo, la isla de Ré , más conocida como el paraíso blanco, tiene todavía ese encanto que se encuentra cada vez en menos sitios de poder llegar a ella y sentirte como si el tiempo se hubiera detenido a tu alrededor.

Isla de Ré en el oeste de Francia @3viajes

Llegada a la isla de Ré desde La Rochelle

Nuestra llegada a Ré fue un viernes al atardecer, cuando empezaban a caer los primeros rayos de sol en el horizonte, a través del puente que une a la isla con La Rochelle. Ideal para parejas, viajar con niños o en familia, la isla de Ré es uno de esos lugares en los que la costa Atlántica se manifiesta a través de su estado más auténtico y natural. En Ré hay faros de los que recuerdan cómo el océano rompe sus olas cuando alcanza la tierra, hay burros con pantalones, una raza endémica de la isla que hará las delicias de los más pequeños de la familia. Y hay también ese ambiente entrañable y familiar, rodeado de malvarrosas (la flor de la isla), que evoca en cierta manera el pasado y el buen savoir faire del que tanto disfrutan los franceses en sus días de asueto. Hay un turismo local en la isla de Ré, pero también europeo, aunque curiosamente los españoles no somos los que más visitamos este destino. ¿Será por falta de conocimiento?

Malvarrosas en la isla de Ré @3viajes

Un espacio natural protegido

Las playas de la isla de Ré son de esas de las que ya pocas veces tenemos la suerte de contemplar. A partir del peaje, unas banderas indican que se está entrando en la costa arenosa baja, un lugar clasificado que debe salvaguardarse para dejar aflorar piedras, rocas y cavidades sumergidas. Las especies protegidas en Ré son los mejillones, las ostras, las almejas, los berberechos, las pechinas o las navajas, que forman parte de los moluscos más buscados y apreciados por los visitantes de esta isla. Hay algunas normas que hay que conocer antes de salir a la caza y pesca de estos “frutos de mar”, como se les conoce en Francia: por ejemplo, respetar los tamaños reglamentarios mínimos de cada especie, respetar la cantidad máxima de 5 kilos, utilizar herramientas tradicionales y no desplazar las piedras.

Veleros en la isla de Ré @3viajes

Una isla llana para andar en bici ¡y en segway!

La isla de Ré nos ofrece, entre muchas de sus actividades para el verano (como la posibilidad de realizar distintas actividades náuticas) más de 100 kilómetros de pistas para bicicleta y para segway, todas ellas acondicionadas para el más exigente de los ciclistas. Además, la geografía de la isla es eminentenente plana, con un pico a 19 metros y varios itinerarios disponibles, como el de Saint Martin hacia La Couarde (un itinerario bucólico entre vides y huertas) o el de La Couarde hacia Loix, una pista para bicicletas que bordea el mar y las salinas. Entre Sablanceaux y Sainte Marie, pasando por La Flotte, el fuerte de la Prée, los vestigios de la Abadía de los Châteliers y las fortificaciones de Saint Martin son testimonios del rico pasado histórico de la isla.

En segway por la isla de Ré @3viajes

Gastromía en Ré

Y para finalizar el día, qué mejor que una buena cena gastronómica en un café o una terraza del puerto de Saint Martin, uno de esos lugares para ver y dejarse ver, desde lo más sencillo hasta lo más sofisticado y con una amplia variedad para los paladares más exigentes, tanto en lo referente a la decoración como a los platos, entre los que destacan, cómo no, los mariscos y los pescados (¡para algo estamos en un puerto de mar!) pero también los productos locales de la isla, como las patatas aliñadas con flor de sal y regadas con vino de la región.

Puerto de Saint-Martin-de-Ré @3viajes

Agradecemos a Visit Poitou Charentes y a la región de Oeste Francia su compañía durante este viaje y toda la ayuda prestada para la elaboración de este post.

#islas#Playas#viajar con niños#viajes

Publicado por Doris

Muchas cosas no se pueden averiguar pensando, hay que vivirlas (Michael Ende)
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *