La granja de la Edad de Hierro de Stavanger

La granja de la Edad de Hierro de Stavanger

Durante nuestro crucero de siete noches por los fiordos noruegos una de las salidas estrella fue sin duda visitar la ciudad de Stavanger. Cuarta ciudad en importancia de Noruega, Stavanger ha desempeñado durante siglos un papel primordial en la historia marítima del país, desde la época en que el rey vikingo Harald Haarfagre (“el Rubio”) creó el Reino de Noruega tras la batalla de Hafrsfjord, hasta el periodo de los superpetroleros, pasando por los veleros y los barcos de vapor.

Para ese día escogimos la excursión que comprendía visitar la granja de la Edad del Hierro (Jernaldergarden) de Stavanger, en la que se han reconstruido edificios de dicha época, y posteriormente visitar el centro de la ciudad.

Habitantes de la Edad de Hierro en Stavanger
Habitantes de la Edad de Hierro en Stavanger

La granja de la Edad de Hierro de Stavanger

La Edad de Hierro se desarrolló en el norte de Europa tardíamente, entre los siglos IV a I a. C. Los escandinavos disfrutaban en esa época y por esa latitud de un clima algo más benigno que en la actualidad, así que Stavanger debía de ser un sitio soleado y con buena temperatura durante la mayor parte del año. Una característica que sigue ocurriendo en Noruega es que, debido a la corriente cálida del golfo, el sur del país que está bañado por las aguas del Atlántico y el Mar del Norte disfruta de mejores temperaturas que el resto de Noruega, y así como pueden estar a −40ºC en Oslo, en Stavanger o Kristiansand se quedarían en unos ‘moderados’ −5ºC por esas mismas fechas. Imaginemos que por aquel entonces las temperaturas jamás bajaban de 0ºC en Stavanger.

Granja de la Edad de Hierro de Stavanger
Esperando a entrar en la granja de la Edad de Hierro
Granja de la Edad de Hierro de Stavanger
Acceso a la granja de la Edad de Hierro

En aquella época no había árboles en la región de Stavanger, así que las casas se construían en piedra y su techo se cree que se cubría de vegetación, para aguantar mejor el calor. Los noruegos vivían en casas comunes que daban refugio a decenas de personas, con el hogar de fuego y el caldero en el centro, siempre chisporroteando y preparado para cocinar. A los lados de éste y ocupando las paredes más alargadas se disponían las literas para dormir, bien juntas. Su visita me recordó por un momento a las grandes tiendas descritas en la leyenda de Beowulf.

stavanger-01

Los noruegos de la Edad de Hierro vivían de la pesca y se alimentaban de las capturas. También eran ganaderos, pero utilizaban las ovejas para otras funciones igual de básicas como la obtención de leche y lana para elaborar vestidos. Los habitantes de la región de Stavanger no disponían de un ropero repleto de prendas, sino que usaban un solo vestido durante prácticamente toda su vida. Confeccionarlo suponía obtener 10km de hilo de oveja y dedicar muchas horas a su hilvanado y tintado, con lo que estos vestidos eran realmente muy caros de fabricar. Nuestra guía particular iba vestida con los ropajes de la clase más humilde, pero también pudimos fotografiar a otra chica noruega que iba vestida con un vestido más propio de la nobleza. En base a las siguientes dos fotos, ¡adivinad cuál es cuál!

stavanger-02

Los escandinavos de la Edad de Hierro bebían muchísima cerveza. Curiosamente, fuera de la cabaña disponían una gran cuba en donde todos los hombres orinaban después del consabido apretón que viene tras ingerir cerveza. Luego, mediante un sofisticado proceso de fermentación se conseguía un tinte que aplicado a la lana le daba un característico color amarillento / ocre como el que se ve en los vestidos de las fotos. Lo que no supieron decirnos es a qué rallos olían los vestidos originales, tras semejante proceso de tintado.

stavanger-03

El poblado de Stavanger de la Edad de Hierro fue abandonado repentinamente, se cree que por un drástico cambio climatológico propiciado por la colisión de un meteorito. No obstante, todavía no se han encontrado pruebas concluyentes. Más adelante, hacia el siglo X de nuestra era, los vikingos hicieron su aparición por Stavanger y a lo primero a que se dedicaron fue a desmontar las casas de piedra del poblado milenario para construir con ellas tumbas para sus caudillos muertos. La guía nos mostró el emplazamiento de una de estas tumbas, pero nos dijo que todavía no se había comprobado la existencia del cuerpo enterrado de un caudillo vikingo, sino que lo habían supuesto por la forma de la tumba y los objetos que hallaron en su superficie.

Emplazamiento de tumba vikinga en Stavanger

Visitar la granja de la Edad de Hierro de Stavanger

La visita a la granja de la Edad de Hierro de Stavanger es en inglés, pero si váis en excursión del crucero os proporcionan traducción simultánea al castellano. Personalmente, hubiera prescindido de ella, el inglés y las dotes de narración de la guía noruega eran ejemplares. Una cosa a tener en cuenta es que en los meses de verano suele haber muchísimos turistas visitando la granja, concentrados entre las 12 y las 15h, con lo que hay que tener paciencia y esperar a nuestro turno para entrar dentro de las cabañas. El pequeño complejo cierra sus puertas a las 16h.

Creo que se trata de una visita recomendable si váis con niños, os interesa la Historia y no tenéis excesiva prisa o estáis por la zona de Stavanger durante varios días. Así como disfrutamos de la visita, quizá hubiéramos prescindido de ella para tener de dos a tres horas extras para recorrer con calma la ciudad de Stavanger. Pero éste es el eterno dilema del crucerista, ir con el tiempo muy apretado y no siempre poder ver las cosas en el orden y al ritmo que uno quisiera…

Este artículo ha sido elaborado en colaboración con Iberocruceros, con quienes hemos realizamos un crucero por los fiordos noruegos del cual hemos quedado encantados.

sidebar:ciudad:stavanger

#escandinavia#Historia#historia antigua#noruega

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *