Joyas sobre cuatro ruedas

Para los amantes de la fotografía salir de viaje se convierte en algo más que visitar lugares. Es muy excitante capturar en imágenes aquello que vemos y, más allá de eso, transmitir a través de ellas aquello que sentimos cuando estábamos “allí”. En este sentido aunque no soy ningún experto sí que he aprendido algunas cosas a fuerza de cometer errores. El equipo es importante pero gastar mucho en tener lo último no garantiza que vayamos a tomar las mejores instantáneas. Ya se tenga una réflex profesional o una compacta de bolsillo, la mejor cámara del mundo es aquella que llevamos encima cuando la necesitamos. Es el fotógrafo quien toma la foto y no la cámara, así que lo mejor es pensar más en el cómo que en el con qué.  

Jensen Interceptor MKI (1969)
Jensen Interceptor MKI (1969)

Es evidente que cuando vamos a una ciudad nueva nuestro objetivo es llevarnos en  nuestra cámara unas cuantas “postales turísticas”. Así, vamos a la catedral de turno, a la plaza mayor y a ese puente tan bonito que cruza el río que divide la ciudad. Esto no deja de ser lo que todos hacemos, sin embargo, si tenemos los ojos bien abiertos y no nos da pereza disparar podemos llevarnos muchos detalles que pueden completar un buen álbum de fotos. Yo tengo cierta debilidad por los coches antiguos aunque para ser justo no me compraría ninguno, simplemente me gusta verlos como algo curioso.

En Inglaterra hay un magnífico museo que reúne cientos de vehículos de todas las épocas. El Museo Nacional del Motor, en la localidad de Beaulieu en el condado de Hampshire, cuenta con una colección de más 250 para los muy fanáticos.

Auburn 851 (1935)
Auburn 851 (1935)

Sin embargo la “caza” de coches en un museo no cuenta con el factor sorpresa (quizá volvamos en un futuro artículo). Nada como verlos por la calle durante un “safari urbano” o una visita cualquiera. Resulta que cada año los fanáticos de MG Rover se reúnen a los pies del Castillo de Arundel, en el condado de West Sussex, para pasar el día y enseñar sus máquinas. Nada sabríamos de esto si no fuera porque durante una visita a Arundel quiso el destino que nos encontráramos con dicha concentración. Todo un regalo para la vista.  

MG en Arundel (Inglaterra)
MG en Arundel (Inglaterra)
MG en Arundel (Inglaterra)
MG en Arundel (Inglaterra)
MG en Arundel (Inglaterra)
MG en Arundel (Inglaterra)

Inglaterra es la cuna de Rolls Royce, una marca mítica por la fiabilidad de sus coches y sobre todo por sus precios que van más allá de lo que los mortales podemos pagar. Estos vehículos de auténtico lujo son el medio de transporte habitual de la familia real británica y suelen llevar a muchas novias al altar.

Rolls Royce en Bath (Inglaterra)
Rolls Royce en Bath (Inglaterra)

Países como Finlandia aplican unos impuestos muy altos en la importación de coches así que la restauración y coleccionismo de coches antiguos, cuyo valor fiscal es casi cero, es muy popular. Los fines de semana son el mejor momento para verlos ya que sus dueños los sacan orgullosos a la vía pública.

En Porvoo (Finlandia)
En Porvoo (Finlandia)

Saltando al otro lado del Mar Báltico llegamos a la vecina Estonia donde también tuvimos la oportunidad de ver algunas joyas de época aparcadas en plena calle.  

Pontiac en Tallin (Estonia)
Pontiac en Tallin (Estonia)

A pesar de ser un hobby popular está más extendido en aquellos países con economías ricas. Comprar un coche clásico en mal estado puede que no sea muy caro pero  restaurarlo y/o mantenerlo son palabras mayores. Más aún hacerse con uno de ellos  completamente remozado. Por suerte para los holandeses, Holanda es un país rico así que aquí también hemos podido ver clásicos de cuatro ruedas.      

Excalibur en Delft (Holanda)
Excalibur en Delft (Holanda)
Pick-up de Chevrolet en La Haya (Holanda)
Pick-up de Chevrolet en La Haya (Holanda)
Morris en La Haya (Holanda)
Morris en La Haya (Holanda)

En nuestros viajes hemos visto infinidad de vehículos interesantes, nos hemos parado a mirar Lamborghinis y Ferraris pero son los antiguos los que más nos han atraído y de ahí que esta vez hayamos querido mostraros algunos de ellos.

#coches#curiosidades#Europa#finlandia#holanda#inglaterra#Reino Unido

Publicado por Txemi

Por el momento ha viajado a 32 países y vivido como expatriado 18 meses en Inglaterra y casi tres años en Holanda. No es extraño toparse con él en cualquier aeropuerto y es un gran "fan" de las aerolíneas a las que adora con devoción. También puedes seguir a Txemi en "las afueras de Bilbao" // txemivirtual.com
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *