Jet Lag, por Chien-chi Chang

Jet Lag, por Chien-chi Chang

“After twenty five years on the road, passing through thousands of hotels and airports, the most important thing to me, after all, is a good night’s sleep. And ironically, a good night’s sleep is the most elusive thing in my life.”

Son palabras del fotógrafo Chien-chi Chang, confesiones que acompañan a otras reflexiones personales en las páginas centrales de su fotolibro Jet Lag (Hatze Cantz) y donde el autor nos muestra mediante imágenes su vida de viajero profesional, desprovista de todo el glamour y la excitación que solemos asociar al acto de viajar.

Jet Lag es su manera cruda y sincera de reflexionar sobre todos esos momentos perdidos en tránsito, agonizando en largas e interminables colas de aeropuerto, pasando controles de identidad o mirando hacia el infinito a través de las ventanas de una habitación de hotel abandonada en cualquier lugar del mundo —claro que es el viajero crónico quien en realidad se halla fuera de sitio, en permanente jet lag—; no lugares que borran toda sensación de pertenencia e identidad.

jet-lag-1

jet-lag-7

En Jet Lag nos hallamos ante una secuencia de fotografías, la mayoría en blanco y negro, que son el vehículo que el autor nos propone para plasmar una mirada cansada y confundida, que no logra establecer contacto visual con unos sujetos absortos en otros lugares y situaciones, ya sean del pasado o del futuro, ausentes de un instante y un lugar presentes que carecen por entero de interés.

jet-lag-17

jet-lag-16

Así como muchos otros fotolibros consisten en imágenes individuales más o menos bonitas o impactantes, Jet Lag nos narra una historia de alienación viajera extremadamente personal repleta de esos momentos intrascendentes que olvidamos a medida que suceden; una crónica que parte de un sentimiento levemente identificado y que a través del fotolibro es reconstruida entre el autor y el lector, aportando ambos sus puntos de vista, interpretaciones y experiencias personales porque, ¿quien no ha odiado en alguna ocasión hallarse de viaje?

jet-lag-9

jet-lag-4

Nos encontramos ante fotografías con escenas un tanto tragicómicas, pero sobre todo, con una fuerte connotación de tristeza y distancia, escenificadas en aeropuertos y hoteles de todo el mundo; las habitaciones de estos, con sus espejos y camas desechas, sirven a Chien-chi Chang de decorados para autoretratos que son la imagen misma del tedio y el aturdimiento. Memorias de momentos intrascendentes pero que consumen el mismo tiempo de vida que otros pasados e idealizados; asomos de desesperación que gritan con voz muda.

jet-lag-11

jet-lag-6

También se nos presentan secadores de pelo, cámaras de fotos, carteras, gafas de sol, pasaportes y otros enseres personales de viaje; facturas y billetes que conforman todo un pequeño mundo de minucias, horarios y direcciones que son la brújula de sus viajes y de los nuestros. Fotografías vulnerables y desnudas de pretenciosidad, instantáneas de momentos intrascendentes que se convierten en una compañía triste pero reconfortante, que nos recuerdan que la vida es todo eso que hacemos y que nos sucede mientras andamos planeando otras cosas. Incluso cuando estamos de viaje.

jet-lag-20

jet-lag-19

jet-lag-8

Extremadamente recomendable para desintoxicarnos de nuestros aires de director de película de ficción en las redes sociales, podemos adquirir Jet Lag, de Chen-chi Chang en la web de Hatje Cantz.

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *