Qué ver en Futuroscope

Qué ver en Futuroscope

De entre todos los parques temáticos europeos, Futuroscope siempre ha gozado del reconocimiento del público francés y español, que lo han situado entre los más visitados del viejo continente. Pionero desde sus inicios en 1987, el parque de atracciones galo ha venido trabajando su diferenciación mediante atracciones basadas en las tecnologías más avanzadas del momento, de temáticas educativas y con el audiovisual como claro elemento protagonista.

Casi 30 años después de abrir sus puertas, Futuroscope sigue apostando por el mismo concepto, entreteniendo y atrayendo a más visitantes que nunca y aportando miles de turistas a la región de Poitou-Charentes. ¿Qué nos ofrece en 2014 un parque temático hi-tech que renueva el 50% de sus atracciones cada 2 años? Pues mucho, y bueno.

Futuroscope

Futuroscope en 2014: Los Rabbids y la máquina del tiempo

Los Rabbids, unos simpáticos —o gamberretes, según se mire— personajes de animación franceses son la nueva sensación en Futuroscope. Estos conejitos atolondrados, rebeldes y más bien nerviosos ya hacen las delicias de los más pequeños en la tele, pero en Futuroscope cobran una nueva dimensión, la tercera, para ser exactos. En una proyección 3D extremadamente cuidada los veremos hacer de las suyas en varias épocas, desde la Prehistoria a El Oeste Americano, pasando por la Acrópolis ateniense de la Grecia clásica. Aunque da igual la época y el lugar, porque estos conejos pequeños e irreverentes siempre la acaban liando…

Los Rabbids y la máquina del tiempo

La proyección de los Rabbids dura sólo unos pocos minutos, pero su brevedad se compensa con la espectacularidad de las imágenes y la tecnología 3D utilizadas, así como una gran ambientación de todas las salas de acceso a la atracción, que amenizan la espera y nos servirán de excelente introducción al mundo de los Rabbids. Cual extraño y divertido museo, veremos y tocaremos todo tipo de objetos rabbidizados a lo largo de la historia de la Humanidad, desde momias egipcias a trajes de buzo con forma de Rabbid, pasando por algunos de los cuadros más emblemáticos del Renacimiento.

Los Rabbids del pasado
Algunos ilustres Rabbids del pasado

Arthur y los Minimoys, la animación hecha fantasía por Luc Besson

Otro peso pesado y gran favorito de los más pequeños es sin duda la atracción de Arthur y los Minimoys, una franquicia de animación netamente francesa y que viene de la mano de uno de los directores galos más idolatrados: Luc Besson. Al escribir la historia de Arthur, Besson abordó temas como la moralidad y el respecto como si les estuviera hablando a sus propios hijos. –“No me escucharán, pero si es Arthur el que les habla, significará mucho más para ellos.”. De ahí surgieron 4 películas y la atracción de Arthur y los Minimoys en Futuroscope, diseñada por el propio director de cine. Al igual que con los Rabbids, la ambientación de las salas de acceso a la atracción de Arthur y los Minimoys está extremadamente cuidada, de principio a fin, y cuando los niños entran en la sala de proyección ya lo hacen con los ojos abiertos como platos. La atracción en sí es muy inmersiva tanto en narrativa como en efectos visuales, y si vamos con niños, os aseguramos que les va a flipar de verdad. Subiremos a una nave/butaca que acompañará a Arthur y sus amigos en un rescate arriesgado, volaremos literalmente con ellos y vibraremos con cada giro de la pequeña historia.

Entrada a la atracción de Arthur y los Minimoys

Antes comentábamos que los audiovisuales y la educación han sido siempre pilares fundamentales del ethos de Futuroscope, y lo siguen siendo gracias a atracciones como El Pequeño Príncipe basada en la obra de Antoine de Saint-Exupéry, otra proyección de animación en 3D que para nosotros está fácilmente en el top de los cortos de animación más deliciosos que hemos visto nunca, y que constituye una excelente excusa para introducir a nuestros pequeños al maravilloso universo de El Principito.

El Principito, en Futuroscope

También disfrutaremos con la ciencia a través de los documentales de Monstruos Marinos en 3D, con una enorme pantalla circular que conecta con otra bajo nuestros pies, o la espectacular Misión Hubble, donde casi podemos tocar a los astronautas de la NASA mientras les acompañamos en su empresa de reparar el gran telescopio espacial. Incluso podemos —pero esto es para adolescentes y niños más creciditos— ensoñarnos con los vuelos de la Aeropostale rozando los picos nevados de los Andes en la película en IMAX 3D de 40 minutos Las Alas del Coraje, que aunque ya tiene ya 20 añitos, no deja de ser un filme de Jean-Jacques Annaud.

Futuroscope sigue constituyendo el mayor parque de tecnología IMAX del mundo, que si bien está siendo relegada poco a poco por las películas digitales, sus proyecciones todavía impactan y emocionan como el primer día, pues son películas que siempre han gozado de historias muy cuidadas acompañadas de una calidad de imagen y sonido apabullantes.

Futuroscope dispone de 6 salas IMAX
Futuroscope dispone de 6 salas IMAX

Alejándonos de temáticas educativas para adentrarnos de lleno en el mundo del espectáculo, os recomendamos no perderos el iMagic, un entretenido espectáculo de magia conducido por Arthur Jugnot y que se puede disfrutar perfectamente en su francés nativo, pese a no ofrecer traducción simultánea. Y es que la magia no conoce idiomas… De todas formas, iMagic es de las poquísimas atracciones de Futuroscope que no se sirven con traducción simultánea al castellano, ya que como apuntábamos al principio, el visitante español es el más numeroso tras el francés, y los responsables del parque siempre lo tienen muy en cuenta a la hora de diseñar nuevas atracciones.

A partir de aquí, hay varias proyecciones audiovisuales muy centradas en la inmersión en 3D, el traqueteo y la sensación de velocidad, algunas más amables y entretenidas como La Vienne dinámica, y otras más machaconas y francamente olvidables como Virus Attack!, de la que saldremos medio descoyuntados e intentando buscar el hilo argumental, siendo además la única atracción que no nos parece nada recomendable para niños pues los movimientos de la butaca son bruscos y muy intensos.

La zona infantil de Futuroscope

Si vamos a Futuroscope con niños pequeños nos alegrará saber que hay una enorme zona de recreación infantil al aire libre, muy centrada en juegos acuáticos. Lo mismo podremos volar en rudimentarias máquinas de Leonardo Da Vinci que navegar en botes o bicis acuáticas, e incluso este año se han inaugurado un pequeño parque de bomberos infantil donde las mangueras de agua son claras protagonistas…

Zona infantil de Futuroscope

Parque infantil en Futuroscope

Zona infantil de Futuroscope

Lady O, emocionante audiovisual proyectado en fuentes de agua

El broche de oro a un gran día en Futuroscope lo pondrá sin duda el espectáculo Lady O, un enorme audiovisual de luces proyectadas en fuentes de agua que tiene lugar al aire libre y al caer la noche, con un toque 3D —cómo no—. Se proyecta diariamente a las 22h en unas gradas que se llenan hasta la bandera para ver las aventuras de Lady O, una princesa de fantasía que lucha contra los robots y la industrialización en un mundo onírico. Se trata de otra de las atracciones estrella de Futuroscope, y dejará también a los peques con la boca abierta.

Como nota curiosa, sorprende comprobar una vez más la gran educación del público (principalmente francés) que asiste a Futuroscope, que se sienta pacientemente a la espera del inicio del espectáculo casi en completo silencio, y que se entrega al mismo sin aspavientos. Es el mismo civismo que nos encontraremos en Futuroscope a lo largo y ancho del día. Otro de los aspectos que más llaman la atención de Futuroscope es el excelente nivel de la gastronomía que encontraremos en todos sus puestos de restauración, desde el buffet libre hasta el restaurante Le Crystal, donde por 46,50€, (25€ los niños) disfrutaremos de un menú de cocina molecular de lo más delicioso y entretenido.

Los responsables de Futuroscope siempre mirando al futuro
A la izda. Philippe Jonvel, uno de los responsables de Futuroscope, siempre mirando al futuro

Existe una entrada ‘nocturna’ a Futuroscope que también puede resultar interesante: Desde las 17h y por 20€ adultos o 12€ niños (hasta los 16 años), tendremos acceso a todas las atracciones del parque, con lo que puede ser ideal para centrarnos en unas pocas atracciones, cenar en Le Crystal y finalmente presenciar el espectáculo Lady O.

Je t'aime, al más puro estilo francés
Futuroscope, je t’aime

Una de las opciones más convenientes para trasladarnos a Futuroscope desde España es volar al aeropuerto de Burdeos. Vueling por ejemplo opera vuelos directos a Burdeos desde Barcelona y Mallorca. Una vez allí, el viaje en coche hasta las cercanías de Poitiers dura unas 2h, atravesando unos paisajes naturales muy poco habitados. Tenemos a nuestra disposición toda la información relacionada con Futuroscope en: http://es.futuroscope.com

sidebar:ciudad:poitiers

#Francia#futuroscope#parques-atracciones

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario
  • Se trata de un parque que merece la pena visitar porque no sólo las atracciones son buenísimas, sino que todos los espéctaculos son fantásticos. Un lugar estupendo para disfrutar en familia en el que nadie se arrepentirá de haber estado y, sin duda, querrá volver a visitar. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *