¡Feliz año nuevo chino!

Decenas de millones de chinos celebran hoy la llegada del nuevo año chino. La fecha es variable, ya que se calcula en base a la primera luna nueva después del solsticio de invierno. Este Nuevo Año chino se celebra el 26 de enero del 2009 bajo los auspicios del Buey y corresponde al 4707 del calendario chino.

Nuevo año chino
Mercado de flores en el Nuevo año chino @Vineu

Esta celebración es una de las más importantes para la cultura china y su origen se remonta a miles de años atrás. Generación tras generación se han ido transmitiendo coloridas leyendas y tradiciones que han evolucionado y hoy en día también traspasado fronteras con las comunidades chinas emigradas e instaladas en otros países.

Se calcula que durante estas fechas se desplazan 188 millones de personas y según se ha informado en los medios durante estos días, las compañías aéreas estiman que 24 millones de chinos viajarán en avión en los días previos y posteriores a esta festividad. Es el movimiento de personas más grande del mundo. Un viaje colectivo que emprenden millones de chinos para reencontrarse y celebrar la llegada del Año Nuevo del Buey con familiares y seres queridos. Este año, agravado con los temporales de nieve que se están viviendo en china, el movimiento de tantas personas se ha convertido en viaje caótico.

Viajes Nuevo Año Chino
Viajes durante el Nuevo Año Chino @EFE / Ao Han

Curiosidades de la celebración del año nuevo chino:

– Deben limpiar todos los rincones de la casa antes de la llegada del nuevo año, ya que existe la creencia de que si se barre durante los cinco primeros días del año nuevo, se pueden llevar ‘sin querer’ la buena suerte fuera de la casa.

– No se puede hablar de la muerte durante las celebraciones.

– Hay que encender velas e incieso tanto durante el día como por la noche, para atraer la longevidad.

– Trae mala suerte romper algo y si ocurre por accidente hay que decir ‘sui sui ping an’, que significa ‘paz durante el año’.

– Para alejar a Nien (una bestia cruel, que comía a los niños en la víspera del Año Nuevo), se pegan coplas en papel rojo en las puertas, se ilumina con antorchas las casas y se tiran petardos, ya que se dice que Nien teme al color rojo, a la luz y a los sonidos fuertes.

Dejamos el Año del Dragón de la rata (2008) y entramos en el Año del Buey (2009 para nosotros), que se caracteriza por la tenacidad, la fortaleza y el trabajo. En estos tiempos de malos augurios económicos y cifras de paro que no cesan de subir, demos la bienvenida al nuevo año chino a ver qué nos depara.

¡Feliz año a todos!

#2009#año-nuevo#China#cultura#fiesta#viajes

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *