El salto de esquí de Holmenkollen en Oslo se prepara para el siglo XXI

El legendario salto de esquí de Holmenkollen, situado en una colina del mismo nombre en pleno centro de Oslo (Noruega), es el segundo más antiguo en competición del mundo, y sin duda el más famoso. El más antiguo se encuentra también en Noruega, en el club local Medicinernes Skiklub Svartor ubicado cerca del pueblo de Seterkollen, pero evidentemente es mucho más pequeño y no tiene el cariz internacional ni la historia de Holmenkollen.

En las instalaciones de Holmenkollen se han celebrado competiciones de esquí desde hace más de 100 años. No en vano fueron los noruegos quienes inventaron el esquí en la década de 1860, y fue en Enero de 1892 que se celebró la primera de las competiciones oficiales, con tal éxito que ya atrajo a más de 10.000 espectadores. Las primeras competiciones en Holmenkollen fueron de esquí de fondo, la otra famosa modalidad deportiva que se puede celebrar en este magnífico complejo deportivo de esquí, grandioso también en dimensiones. La ruta más extensa que se puede seguir actualmente es de 16.67 km —esquí de fondo—, mientras que la modalida de biathlon dispone de una ruta de 4 km, salpicada de 30 puestos de disparo, cada uno con 5 dianas y una vuelta de penalización de 150 m. en caso de fallar los disparos.

Junto con los saltos de Trondheim y Lillehammer, el Holmenkollen arena forma parte del circuito nórdico utilizado en la Copa del Mundo de Esquí. Además, también se celebran en él las más importantes competiciones nacionales. Es en un fin de semana de Marzo cuando se celebran la mayoría de estos eventos, con los 50km de esquí de fondo masculinos y el salto de esquí como los platos fuertes de la competición.

Holmenkollen es uno de los puntos de interés más visitados de Noruega, no en vano es un símbolo nacional desde hace mucho tiempo. El museo del esquí, inaugurado en 1923, y la torre de salto son las atracciones principales. Se puede acceder al Holmenkollen arena vía metro, estación Holmenkollbanen. La estación Holmenkollen es la más cercana al salto de esquí.

El hecho de ser un salto de esquí tan lóngevo ha provocado que Holmenkollen haya sido reformado nada menos que 18 veces en su historia, aumentando el aforo hasta los 50.000 asistentes actuales. La torre de salto se eleva hoy en día a 60 metros del suelo, y está a una altura de 417 metros sobre el nivel del mar. El récord actual de salto, de 136 metros, fue conseguido por el noruego Tommy Ingebrigtsen, el 25 de Enero de 2006.

La última reforma del complejo de esquí data de 1982, con lo que desde hacía tiempo que se venía planteando hacer una nueva actuación para modernizar las instalaciones. Además, el salto de esquí de Holmenkollen es uno de los más pequeños de la competición mundial actual, y a pesar de su historia la Federación Internacional de Esquí ya dejó claro en 2005 que el salto actual no cumple con los estándares mínimos para alojar el Campeonato Nórdico de Esquí de 2011, por lo que se ha tenido que plantear una nueva reforma, esta vez drástica.

Nuevos tiempos para Holmenkollen

Las opciones de reforma que se pensaron inicialmente planteaban demoler el salto de esquí actual y construir en su lugar dos nuevos, el largo y el normal. La otra opción consistía en mantener el salto de Holmenkollen actual como monumento histórico, y edificar los nuevos en sus proximidades.

Finalmente, en Diciembre de 2005 el gobierno noruego aprobó la primera opción: la demolición del salto de esquí. El nuevo salto de esquí se construiría sin reparar en gastos –el coste combinado de la reforma y la celebración de la Copa Nórdica es de 350 millones de Coronas noruegas–, utilizando todos los avances tecnológicos disponibles: curvatura del salto más suave, refrigeración artificial en todo el recorrido, medidas protectoras del viento para los saltadores, iluminación total del recorrido, nuevo ascensor, gradas con mayor capacidad, nuevo marcador y sistemas de audio, etc.

En Septiembre de 2007, JDS Architects ganó el concurso público de diseño del nuevo salto, que tiene como fecha máxima de construcción los Campeonatos Nórdicos de Esquí del 2011. El nuevo salto de esquí reemplazará al actual y se construirá en el mismo sitio, y hará cumplir los nuevos estándares y regulaciones impuestas por la Federación Internacional de Esquí. Pero además, se pretende aprovechar para dar un nuevo símbolo de modernidad a Oslo, dando una silueta futurista al salto que provoque la admiración de locales y turistas indistintamente.

El nuevo salto tendrá una altura de 119 metros, el doble que la actual. La parte superior de la plataforma estará cortada horizontalmente, con el objetivo de acomodar una espectacular vista panorámica de 360º sobre el paisaje de Oslo.

Según palabras de Julien De Smedt, arquitecto del nuevo salto de esquí:

Cuando nos pusimos a estudiar la problemática del salto de esquí hubo un aspecto que se nos hizo inmediatamente obvio: el nuevo edificio estará supeditado a la disciplina deportiva, no cobrará un protagonismo que no debería; se celebrará el deporte, no la arquitectura. No obstante, debería ser también un espectáculo para Oslo y aumentar todavía más su estatus identitario y de símbolo de la ciudad, ser un punto de encuentro y obligada visita para todos.

Las obras en la actualidad

El Salto de Esquí de Holmenkollen fue cerrado el 1 de Octubre de 2008, fecha en que comenzaron las obras de demolición. También permanecerá cerrado el Museo de Esquí –el más antiguo del mundo–, ya que se encuentra ubicado justo debajo del salto. Mientras duren las reformas, 2 años, toda el área circundante al salto (la arena) estará totalmente cerrada al público. Sin embargo, éste podrá seguir visitando el resto de la vasta área de esquí, donde se practica esquí de fondo y biathlon, entre otros deportes. En 2010 se reabrirá el nuevo salto de esquí, ya preparado para su estreno en competición oficial el año siguiente. Nosotros estaremos pendientes de la inauguración, y si el resultado final es tan prometedor como en los prototipos, el espectáculo está asegurado.

Enlaces de interés

sidebar:ciudad:oslo

#Actualidad#arquitectura#deportes#escandinavia#Esquí#esquiar#Europa#invierno#noruega#obras#oslo

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *