El carnaval de Colonia y Düsseldorf

El carnaval en Alemania comienza oficialmente el 11 de Noviembre, a las 11.11h, y continúa sosegadamente y en modo latente durante nada menos que tres meses. No es extraño que los alemanes denominen a esta época carnavalesca ‘la quinta estación del año’.

El carnaval de Colonia

El verdadero clímax del carnaval llega en los Drei Tolle Tage (tres días locos) cuyo momento álgido se produce en Rosenmontag (lunes), el día 42 antes de Pascua. Por entonces, en Colonia, donde se celebra el carnaval más grande de Europa, comienza una gran fiesta en jueves (Altweiberfastnacht) que acaba al martes siguiente (Veilchendienstag) con la quema del espíritu del carnaval (Nubbelverbrennung), que simboliza la expiación de los pecados cometidos durante la temporada de carnaval.

En la fiesta de Weiberfastnacht (carnaval de mujeres nocturno) que se celebra el jueves antes de Rosenmontag, es tradición que las mujeres corten la corbata de cualquier hombre que se les ponga a tiro, y que besen a cualquier hombre que les plazca. Este día es también el comienzo de alrededor de 50 procesiones que recorren la ciudad y que finalizan con la más grande y famosa, la gran cabalgata del lunes de Carnaval (Rosenmontag parade, el lunes de las rosas), donde más de 10.000 personas desfilan por las calles de Colonia agrupadas en paradas.

La parada más famosa de esta cabalgata de lunes es la Prinzengarde, donde desfila el príncipe del carnaval junto a su guardia personal, ataviados con uniformes de principios de 1800. Estos guardias simbolizan la tradición anti-militarista de Colonia, y en sus funciones se incluyen la desobediencia de órdenes –girando en dirección contraria a la que se les ordena– y llevando flores en la boca del cañón de sus fusiles de época.

El primer registro que se tiene de la existencia del Carnaval de Colonia data del 1341, donde ya se menciona la triada protagonista del mismo: el Príncipe del Carnaval (llamado Seine Tollittдt (su majestad el loco), el campesino (Bauer) y la virgen (Jungfrau). Como curiosidad, esta virgen ha sido interpretada siempre por un hombre.

En la actualidad, el Carnaval de Colonia se celebra en cientos de calles y locales privados. Durante esta semana “loca” la ciudad no duerme. Los bares permanecen abiertos las 24 horas y todo el mundo asiste a bailes y reuniones o deambula por las calles día y noche. La tradición marca ir obligatoriamente disfrazado (si no se hace el ridículo), llevar un vaso estrecho de cerveza Kölsch en una mano y en la otra muchos caramelos (kamellen) recogidos de los que arrojan desde las carrozas. La bebida que circula es principalmente cerveza, la que se elabora exclusivamente en Colonia (Kölsch), cuna de las mejores fábricas de cerveza de Alemania.

El carnaval de Düsseldorf

Düsseldorf tiene uno de los carnavales más importantes de todo el país, compitiendo por la primacía con el de Colonia. Quizá influye el hecho de que ambas ciudades están a tan solo 40 km de distancia. Se celebra en las mismas fechas de el de Colonia, entre el Jueves Gordo y el Miércoles de Ceniza, poco antes de Semana Santa.

La gente espera con ansia la llegada del karneval, cuyos orígenes se remontan al medievo, aunque su esplendor lo adquirió en el siglo XVII, cuando se festejaba la marcha del invierno y servía de preámbulo para la llegada de la Cuaresma con ruido, caretas y disfraces. En lo que entonces era un pequeño pueblo pesquero, el invierno era encarnado por un joven cubierto de paja al que simbólicamente se echaba del pueblo. Esa victoria se festejaba con música, manjares, danzas y bromas, el origen de lo que aquí hoy se disfruta: uno de los carnavales más concurridos, divertidos y bulliciosos de Europa.

Este festival empieza con lo que se conoce como “El Asalto de las Mujeres al Ayuntamiento”. En ese día, las mujeres “secuestran” (en son de broma) al alcalde dentro del Casco Antiguo de la ciudad, y este, para su liberación, tendrá que pagarles con botellas de vino y una presentación en la cual cante y baile. Después de ésto, las mujeres gobernarán la ciudad durante un día completo.

Todo el esplendor del carnaval de Düsseldorf se vive en el Desfile del Lunes de Carnaval. En el desfile participan alrededor de 8.000 personas ataviadas con los vestidos más chillones que uno pueda imaginar, que desfilan junto a unas 70 carrozas y más de un centenar de caballos. Al evento asisten más de millón y medio de persona, lo que corrobora la importancia del carnaval de Düsseldorf.

Enlaces de interés

sidebar:ciudad:colonia

#alemania#carnaval#cerveza#Europa#festival#fiesta

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *