El anfiteatro de Arles, en la Edad Media

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario
  • Las Arenas de Arles son mudos testigos de la grandeza de Roma. Este bello anfiteatro se conservó gracias a que en un cierto momento concentró, dentro de sí a toda la ciudad, cuando en la turbulenta Edad media hubo necesidad de protegerse. Es innecesario insistir sobre la belleza intrínseca del monumento, que además sirve, todavía, en el maravilloso Arte de la Tauromaquia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *